Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Un barrio al compás del 2 x 4

El tradicional mercado, transformado en shopping, es el principal eje de su convocatoria

Mercado de Abasto

En 1934, año de su inauguración, fue el mercado más avanzado e importante de Sudamérica. En 1889 ya la comuna pensaba en este proyecto, y ese año el Concejo Deliberante dictaminó el destino de 25 mil metros cuadrados de terreno sobre la calle Corrientes, para establecer allí un mercado dirigido a la provisión de frutas y verduras en la ciudad de Buenos Aires, que crecía día a día.
Entonces se instalaron construcciones precarias a las cuales llegaban carretas con mercaderías, y pese a que había una ordenanza de prohibición se comercializaba carne.
Dada las malas condiciones de higiene, en 1930 se decide la construcción de una de las obras más lindas de la ciudad, que tardaría cuatro años y fue proyectada por los ingenieros Delpini, Sulsio y Besque. Aunque el autor-arquitecto del edificio fue el esloveno Víctor Sulcic, nacido en Trieste en 1895 y formado en Florencia y Bolonia. Además, Sulcic fue el autor de la cancha de Boca Juniors.
Cuentan que Sulcic logró en 48 horas la idea del mercado: cinco naves paralelas abovedadas, entre las que se destaca la central. El edificio tiene algo de basílica romana.
Situado en la manzana de Corrientes, Anchorena, Lavalle y Agüero, el mercado de Abasto se presenta como un gigantesco edificio que fue el primero en su tipo en la Argentina con cemento armado a la vista en la fachada y el interior.

Ubicación relativa

A fines de los años 90, este hermoso edificio se convierte en uno de los shoppings más grandes y concurridos de la Capital, al punto que, desde el comienzo de las obras, despertó tantas expectativas que dieron al barrio un impulso notable. Terminaban así, años de ostracismo y abandono.
Para Héctor Bovino, a cargo de la inmobiliaria que lleva su nombre, " la zona fue cambiando y todo mejoró con la obra del shopping, que trajo algunos emprendimientos de importancia. Tenemos en venta en la esquina de Agüero y Humahuaca (allí empezó a cantar Gardel, en el que fue el Café O'Rondeman), un conjunto de cuatro locales en planta baja, cuatro departamentos en primer piso, son 400 metros cuadrados incluso con sótanos (donde antes se procesaban bananas), y se pide 170 mil dólares. Muchas de las propiedades están cerca de los 100 años, pero el lugar tiene su encanto ya que puede usarse para destino cultural o un emprendimiento nuevo según quiera el comprador".
El Abasto sufrió una transformación impresionante y cambió su cara. Respetando la maravillosa estructura edilicia y la arquitectura, el viejo mercado dio paso en 1998 al actual Shopping de Abasto, el de mayor superficie del país, que cuenta con numerosos locales, un gran patio de comidas y salas de cine. Allí sobrevino un boom inmobiliario.
"La gente busca en la zona departamentos de uno y dos ambientes, pero hay poco a la venta. Ahora, en dólares todo vale la vitad de lo que salía antes. Con el centro comercial el lugar mejoró mucho, se construyeron torres, un supermercado. Tenemos sobre Gardel dos terrenos de 250 metros cada uno a 250 mil dólares. Son construcciones de 70 años para reciclar" , afirmó Vicente Palazzo-Caputo, titular de Palazzo-Caputo Propiedades que hace 47 años que vende en la zona.
Con la construcción del centro comercial y la renovación del barrio, la peatonal Carlos Gardel recobró gran parte de su historia con la instalación de coloridos bares, centros culturales y escuelas de tango. Además, en las inmediaciones se emplazaron algunos hipermercados y hoteles cinco estrellas, integrantes de prestigiosas cadenas internacionales.
Según Héctor Caparrós, que preside A.C.Propiedades, "la zona está muy bien comunicada, tiene excelentes accesos y medios de transporte, sobretodo en la avenida Corrientes. Además del shopping, están el supermercado y el hotel. En Agüero y Corrientes ofrecemos una unidad de 90 metros y 75 de terraza, dos dormitorios, dos baños, living y comedor, cocina y lavadero a 55 mil dólares. Ya tuvimos varios llamados por el departamento".
El legendario barrio de Abasto, cuna del tango y principal testigo de la historia porteña, cambió su cara, y pese a que el crecimiento inmobiliario no fue tan exitoso como se esperaba, no quedan dudas que chapa y pintura mediante, la zona recobró parte de su rico pasado.

Un clásico rincón tanguero, con el moderno centro comercial que diariamente atrae cientos de visitantes

Con sello propio

De los cien barrios porteños, el Abasto es el que probablemente experimentó el cambio más llamativo. El barrio con aroma a tango, uno de los rincones de Carlos Gardel, allí está su pasaje, comienza a modificar su destino en 1984. Con la habitación del Mercado Central se clausura el mercado y con él su historia y su leyenda. El colosal edificio y el barrio convivieron durante 50 años. Luego la zona se convirtió en tierra de nadie.

Juan Fernández Mujica, 24 de septiembre de 2002

Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo