Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Al tope de las preferencias

En Pinamar y Cariló, los operadores esperan una de las mejores temporadas de la historia

Pinamar se prepara para recibir a los turistas que colmarán las playas durante este verano. La mayoría llegará a la ciudad para celebrar el Año Nuevo

Cariló y Pinamar son los mismos de siempre. Pero esta temporada promete ser distinta, histórica. Porque los dos balnearios más exclusivos de la costa atlántica bonaerense recuperarán el protagonismo que tuvieron varios años atrás entre los veraneante argentinos.
En oposición con la crisis por la que atraviesa el país, hablar con los operadores inmobiliarios de la zona es una inyección de optimismo, porque según informan -y todos coinciden en este punto- el 90 por ciento de las propiedades para enero ya está alquilado.
La ecuación es sencilla: el público que busca un alto nivel de servicios y un entorno familiar, y que en los últimos años solía veranear en el exterior (una gran cantidad en Punta del Este y Miami) hoy, de acuerdo con la realidad económica, volvió a elegir estas clásicas playas para irse de vacaciones.
Con respecto a los precios, cuando la moneda se devaluó, los valores en dólares que se pagaban el año último se pesificaron uno a uno, y a esa cifra hoy se le sumó entre un 30 y 50 por ciento. Es decir que, por ejemplo, un chalet en Cariló, de tres dormitorios, con dependencia de servicio y muy bien equipado, que en la temporada anterior se alquilaba en 5000 pesos o dólares, ahora cuesta alrededor de 7000.
"En Cariló también hay reservas para febrero de casi un 70 por ciento, y las consultas comenzaron en las vacaciones de invierno, algo que no sucedía desde hace 6 años", recuerda Silvia Melgarejo, de Constructora del Bosque.

Demanda permanente

Ocurre que este sitio tan peculiar se está convirtiendo, poco a poco, ya no en un centro de veraneo, sino más bien en una opción ideal para ir cualquier fin de semana. Los comerciantes también así lo entendieron y han decidido abrir las puertas durante todo el año.
Los valores de las casas en las doce zonas en que se divide el balneario, más el barrio del Golf y el del Tenis Ranch, varían según la ubicación y las comodidades.
"Las propiedades parten desde los 5000 pesos, pero en este momento sólo quedan las que superna los 7000, y por supuesto las mansiones más caras con vista al mar, que pueden llegar hasta los 30.000 pesos", comenta Edgardo Ramat, de la inmobiliaria Agenda de Cariló.
De las 1600 casas que posee el balneario, al menos la mitad se alquila un mes durante la temporada, pero desde este verano habrá que sumar alrededor de 85 construcciones nuevas, que a medida que se terminan los propietarios luego las ofrecen en alquiler.
Otra de las novedades es la modalidad de los contratos. En este sentido, los operadores concuerdan en que la tendencia a alquilar por quincena fue mucho menor, ya que en la mayoría de los casos predominaron los alquileres por mes completo.
"También se hicieron algunas ventas, de casas a partir de los 50.000 dólares y de lotes, que arrancan en los 10.000 dólares."

Uno de los preferidos

Pinamar también impone su carisma, y para esta temporada el balneario se prepara para recibir a miles de turistas.
El 12 de octubre fue la fecha clave, y desde ese fin de semana hasta el momento, al igual que en su vecino Cariló, el 90 por ciento de las propiedades está alquilado.
Con respecto a los valores, aquí las propiedades también aumentaron, pero en un porcentaje que ronda entre el 30 y 40 por ciento en pesos con respecto de los valores de la última temporada. "Un departamento de un dormitorio en el edificio Los Alamos se alquiló en enero en 2600 pesos. Uno de dos dormitorios en la torre Bianca, sobre Bunge, con cochera, cable, seguridad y totalmente equipado, en 4800.
Un dúplex para cuatro personas, también en el mismo edificio, se alquiló por el mes completo en 3600 pesos", detalla Eugenio Hoffmann, de la firma homónima. Luego agrega datos sobre algunas casa, siempre para enero: "En Marco Polo y Simbad El Marino, una propiedad de dos dormitorios, con dependencia y jardín, se alquiló en 6000 pesos.
Otra que aún no se alquiló, de tres dormitorios, con dos baños y muy bien equipada, tiene un valor de 7500 pesos".
En cuanto al público, el operador comenta que Pinamar recuperó viejos veraneantes, y que además, sumó nuevos visitantes que nunca fueron habitués del balneario. "Es un público exigente, al que le importa mucho el tema de la seguridad y los servicios."
Por su parte, José Santoro, de la inmobiliaria Eme Ese, que trabaja también desde su sucursal en Buenos Aires, asegura que "ésta será una de las mejores temporadas para Pinamar. La gente respondió muy bien, tanto que ya hemos firmado y cobrado la mayoría de los contratos. Casi todos tienen posesión los días 27 y 28 de diciembre, porque la idea es pasar Año Nuevo con la familia y amigos". Y si se puede a orillas del mar, entonces mucho mejor.

Soledad Vallejos, 30 de noviembre de 2002

Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo