Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

De nuevo, en alza

Mar del Plata: una vidriera al mundo

Como no sucedía desde hace décadas, frente al mar o calles adentro, la propiedad horizontal cobra notable impulso en esta ciudad. La inversión privada se estima en 22 millones de dólares; la oficial ronda los 100 millones de pesos
 
De la casa tradicional a la torre, en busca de mayor confort

Parece la partida final de uno de esos juegos donde la misión es impedir que quede un casillero libre. Aquí, las fichas son ladrillos. Y el tablero, el frente de lotes que miran al océano. La industria de la construcción revive en estas playas.
Un recorrido por las mejores vistas permite corroborar el dato. Como ejemplo, dos torres proyectadas sobre los links del Mar del Plata Golf Club y varios interesados por volcar allí más inversiones.
Playa Grande y Playa Chica son la gran tentación. Millones de dólares se repartirán entre las alturas del Parque San Martín y sus alrededores, elegidos por quienes hacen escala en la ciudad con edificios de última generación. El Norte y el Sur esperan su turno, que no tardará en llegar.
Pero el interés no se agota en la costa. Calles adentro, el fenómeno continúa. La propiedad horizontal cobró un impulso que no tiene antecedentes desde hace décadas. Las tierras mejor ubicadas cotizan en alza con valores históricos. Y hasta los esqueletos de losas que permanecieron desnudos y abandonados durante años ahora reciben cemento fresco que dará forma a complejos donde siempre predominan el diseño, la categoría y el confort.
La apuesta da los primeros frutos. Aun cuando ni siquiera se ven los cimientos, los mejores pisos y semipisos ya tienen dueño. Es un dato revelador del boom inmobiliario que se vive en esta ciudad, con una inversión que se estima en más de 22 millones de dólares.
A la par de los capitales privados aparecen fondos públicos que con infraestructura y servicios respaldan este desarrollo y favorecen la inversión. Entre los gobiernos nacional, provincial y municipal se invertirán en los próximos dos años más de 100 millones de pesos en obras que incluyen rutas, defensa costera, desagües y rescate de edificios históricos. "La idea es acompañar a los inversores y a la vez generar potencial en zonas aún no explotadas", explica el secretario de Obras y Desarrollo Urbano de la Comuna, Jorge González. No habrá que esperar demasiado para ver las primeras concreciones. En noviembre próximo se realizará aquí la Cumbre de las Américas, con la participación de presidentes de 34 países. Mar del Plata será en esos días una vidriera al mundo.
 

La lógica del mercado
  
A la oferta inmobiliaria más moderna hasta ahora, edificios de alrededor de quince años, antes de diciembre próximo se agregarán, ya para habitar, algunos de los nuevos proyectos. "El mercado tiene una respuesta muy buena y lógica", asegura Jorge Velatti, que vive de cerca la demanda de departamentos en Torres del Golf, dos modernas construcciones de 16 y 22 pisos, con una panorámica del puerto a Playa Grande. Explica que entre los compradores hay marplatenses y porteños; los primeros dejan las casonas de Los Troncos y se vuelcan a la costa, atraídos no sólo por la vista, sino también por los nuevos materiales de aberturas y cerramientos. El mar y los vientos del Atlántico dejaron de ser una amenaza.
Los inversores piensan en propietarios exigentes para esta tendencia de tener lo mejor y bien cerca: cocheras, playrooms, gimnasio y seguridad privada son parte del clásico, al que ahora se agregan piletas climatizadas, cines, salas de juegos electrónicos y minigolf. Todo sin necesidad de abandonar el complejo.
Así vivirán, por ejemplo, los que elijan las alturas del Parque San Martín. Barrancas de Playa Grande se llama el proyecto que incluye dos torres de 9 y 12 pisos. Sobre la misma cuadra, casi lindero al anterior, el ex hotel Tourbillón mantendría parte de su edificio como soporte de un complejo de pisos y semipisos de categoría.
"A pesar de la demanda, los precios no se dispararon y se mantienen en niveles razonables", comenta Juan Carlos Reverter, titular de Horacio Ledesma y Cía., inmobiliaria que –entre otros emprendimientos– comercializa la torre Floreal, en Playa Grande, y tres edificios Ripalda: uno en la zona de Varese, con 90% de sus departamentos ya vendidos, y dos más en micro y macrocentro.
La oferta en el balnerario es amplia y todo depende de la ubicación y categoría de las propiedades. Pero, al menos como para tener una referencia, hay que pensar que en los nuevos departamentos los costos oscilan entre 1100 y 1500 dólares el metro cuadrado..

Nuevas obras en las mejores ubicaciones ofrecen calidad y servicios al estilo de las construcciones más cotizadas de Buenos Aires

Perfil amplio  

Guillermo Barrera, responsable de la inmobiliaria homónima que sacó a la venta el edificio Plaza Zárate, en Playa Chica, habla de una demanda de amplio perfil que excede las propuestas de máxima categoría. "Está el target ABC 1, pero también el de nivel medio que mueve el mercado", detalla.
Y da su explicación sobre este imán que es hoy Mar del Plata para los inversores: "La ciudad es un polo atractivo por su desarrollo productivo y potencial de crecimiento".
A grandes rasgos, podría decirse que la gente del lugar se queda con la mitad de las nuevas propiedades; en el 50% restante aparece en general público de la Capital que toma propiedades para veraneo, o deja aquí a su familia y mantiene su actividad empresarial o profesional en Buenos Aires.
Para algunos, Mar del Plata es una suerte de country a poco más de tres horas de viaje por autopista y a no más de 45 minutos en avión. Compran extranjeros, pero también argentinos que residen en el exterior e invierten en buenos destinos de su país.


El puerto para oficinas  

Además de Playa Grande hay otro escenario que está dispuesto al cambio: el secretario de Obras y y Desarrollo Urbano, Jorge González, dice que obras como la puesta en valor del edificio del asilo Unzué, en el Acceso Norte, así como la modernización del complejo de Punta Mogotes, en el Sur, despertarán el interés de los inversores en uno y otro extremo de la ciudad.
"Han aparecido obras interesantes en espacios aún sin explotar y con buenas posibilidades de crecimiento inmediato", comenta el operador inmobiliario Miguel Angel Valencia. A partir de su experiencia en la comercialización de la torre Neptuno XXX, a metros del Torreón del Monje, explica que los compradores abundan y comparten características: "Son exigentes y, por sobre todo, demandan calidad". En esta corriente, también el puerto repuntó". Es la conexión directa con las producciones agropecuarias y pesqueras de la región; el sector vive horas de gloria, con propiedades que ganan valor. Las preferencias aquí se centran en las nuevas oficinas, que interesan a firmas vinculadas con el comercio exterior. Los inversores confirman que Mar del Plata tiene un amplio potencial para explotar", concluye.

Darío Palavecino, Corresponsal en Mar del Plata, 2 de junio de 2005
Publicado en Suplemento Especial La Nación Real Estate Argentina, Nº 5

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo