Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Nuñez
Más de 60 desarrollos en marcha

Cambia la fisonomía de un barrio tradicional, donde muchas casas bajas se transforman en construcciones en altura
 

El avance impulsa los valores del metro cuadrado


La paz y tranquilidad de las callecitas de Núñez, desde hace un tiempo, comenzaron a alterarse. El febril ritmo constructivo, que trae la modernización, se convirtió en moneda corriente y se traduce en el eco de los martillos neumáticos, de las mezcladoras de cemento y el golpeteo de las mazas, la música cotidiana que invadió cada rincón de la zona.
Hoy, en ese pedacito de Buenos Aires, que cuando fue fundado por Florencio Núñez se caracterizaba por bañados, barrancas y lomadas, se levantan 64 emprendimientos en distintos estados de edificación, en el perímetro que va de las avenidas Cabildo a Libertador y de Monroe a la General Paz.
Según la arquitecta Cecilia Boutet, directora de Th Inmobiliaria, este interés por la zona comenzó hace aproximadamente diez años, "cuando arrancó el primer foco de la actual explosión constructiva. Por aquel entonces el valor del metro cuadrado del terreno en Núñez era mucho más accesible en comparación con los de la zona de Belgrano".
A pesar del gran impulso edilicio, el barrio parece no perder su encanto, ese que permite gozar de sus adoquinadas callecitas de formas curvas, sus pequeños y cautivantes pasajes (como Irlanda o Río Piedras), el canto de los pájaros que como manto cubren cada rincón apenas caída la tarde y hasta de su gran cantidad de especies arbóreas que regalan sombra, entre las que se puede encontrar tilos, robles, palmeras, tuyas, pinos y cipreses, entre otros.

Hacia lo más alto
  
Allí, en ese barrio de pintorescas y tradicionales casas bajas, las nuevas construcciones parecen estar cada vez más cerca del cielo. Emilio, un vecino de la zona que todas las mañanas sale a hacer un paseo por las calles del barrio, aportó un panorama de los últimos meses: "Desde hace un tiempo la fisonomía del lugar comenzó a cambiar. Las viejas casas bajas fueron reemplazadas por construcciones en altura. Poco a poco se está modificando su tradicional imagen, pero por suerte hay cosas que no cambian, como la vieja estación Rivadavia, de líneas inglesas, una de las construcciones más antiguas del lugar ", comenta el vecino con más de cuarenta años de residencia.
El impresionante desarrollo observado en los últimos tiempos responde, según un informe de la firma L. J. Ramos Brokers Inmobiliarios, a la escasa oferta de terrenos bien ubicados en la Capital: "Esta realidad hace que los inversores busquen opciones en zonas donde aún no existe mucho desarrollo, pero que -a la vez- tienen un gran potencial a corto plazo. Este es el caso de Núñez, Almagro y Villa Urquiza".
Otro dato que da cuenta del crecimiento en la zona son los permisos de obras unifamiliares y multifamiliares. Estos muestran a Núñez como uno de los lugares preferidos por los inversores, junto con Villa Urquiza, Caballito y Saavedra.
Un recorrido alcanza para observar la realidad del lugar. Muchos vecinos, tentados por los altos valores de los terrenos, lucen en las fachadas de sus casas carteles de venta, dispuestos a aprovechar una buena oportunidad económica que les permita hacer una importante diferencia.
"Aquí, en los últimos dos años muchos fueron los que vendieron su propiedad con una visión comercial y se fueron del barrio. Aunque sé que hoy se ofrece mucho dinero por un terreno, no sería capaz de dejar mi casa", agrega Emilio, un rato antes de reiniciar su marcha.
Los operadores inmobiliarios consultados afirman que aunque casi no hay terrenos en el barrio las consultas son permanentes.
La gran cantidad de carteles inmobiliarios ofreciendo tasaciones inmediatas de propiedades y terrenos es otro indicador. "En la zona la falta de lotes, realidad que se repite en toda la ciudad, provocó un incremento de los valores", comenta Silvia Lekier, de Elepe.
"Los pocos terrenos disponibles rondan entre los 300 y los 350 dólares el m2 de incidencia", afirma Diego Levi, uno de los socios de la firma. Pero también el desarrollo de nuevos emprendimientos trajo consigo un incremento del valor del metro cuadrado construido. Lo que en la zona se cotizaba entre los 850 y 1000 dólares, "hoy puede encontrarse entre 1100 y 1250, aunque este último valor cuesta mucho defenderlo", manifiesta Boutet.


Esas calles tranquilas
  
La gente que llega a Núñez lo hace en busca de la tranquilidad que tanto lo caracteriza.
"Los posibles compradores desean escapar de la locura del Centro y buscan el clima sereno de las calles", dice Martha Pagliera, una de las responsables de ventas del Grupo Town House.
Pero no es lo único. "La gente pide actualmente más servicios; busca toda la comodidad de una gran torre o de un barrio cerrado dentro de un edificio. Quieren seguridad, parrilla, solárium, pileta, sauna y la mejor terminación", explica Pagliera.

Leandro Murciego, 19 de noviembre de 2005
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo