Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Inversiones
Fuerte apuesta frente al mar

Entre el Golf Club y el Torreón del Monje, en Mar del Plata, se levanta una decena de torres de categoría con una inversión inicial estimada en 40 millones de dólares.
 

MAR DEL PLATA. - Casi no quedan lotes. Por eso llegó la hora de las demoliciones. Todo sea para abrirles camino a las inversiones inmobiliarias que aquí buscan o se hacen espacio con la mejor vista al mar.
Sólo entre la zona del Mar del Plata Golf Club y el Torreón del Monje, una franja de costa de no más de 2000 metros, están en etapa de construcción una decena de torres de categoría.
Nadie se anima a dar una cifra precisa. Pero las estimaciones de los operadores del rubro son coincidentes: el conjunto de edificios en marcha en ese sector demandará una inversión superior a los 40 millones de dólares, cifra que se multiplicará varias veces a la hora de la comercialización de esos inmuebles.
"Es notorio el desembarco en la costa marplatense de inversores y propietarios de un nivel económico muy alto", dijo a LA NACION el titular del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata, Hugo Mastromarino.
Además de la inversión privada, también el Estado nacional y municipal hicieron su aporte: durante el año pasado volcaron más de 20 millones de pesos en obras de infraestructura.
Torres del Golf es uno de los emprendimientos más ambiciosos. Está situado sobre la calle Alem, a metros del Sheraton Mar del Plata Hotel, con una imponente vista que abarca el Mar del Plata Golf Club, la Base Naval y el puerto local. Son dos torres de 16 pisos con departamentos de dos, tres y cuatro dormitorios, más todos los servicios. "Serán los únicos edificios de la ciudad que funcionarán como barrio cerrado, con spa en el piso más alto", asegura Pablo Pérez, uno de los encargados de la comercialización.
Hay departamentos desde 1200 dólares el metro cuadrado, y los marplatenses son casi mayoría entre los compradores. "La mitad de los clientes es de esta ciudad", explicó Pérez. El resto son inversores de Capital Federal y el interior, a los que se suman algunos extranjeros.
En esa zona próxima al campo de golf también asoman otros dos edificios. Uno, sobre Matheu y muy avanzado, es Ocean Grand, con 14 semipisos. Otra torre se levantará en el terreno lindero. Y sobre el Bulevard Peralta Ramos empieza a nacer Vistas de Playa Grande, con nueve pisos de 250 metros cuadrados.
Ya sobre el parque San Martín, las inversiones llegan por partida doble. La más notable es la de Barrancas de Playa Grande, dos torres ubicadas en lo más alto del espacio verde frente al mar, que comercializa la firma Norberto Lépore y Asociados. Una tiene nueve pisos y la otra doce; disfrutarán de servicios tales como microcine, minigolf, gimnasio, spa y sala de juegos.
Con formato de torre de categoría revivirá el hotel Tourbillón. Después de un período de abandono y luego de sortear una instancia judicial, un grupo inversor mantendrá la base del edificio y le agregará otros nueve pisos en los que se repartirán 32 unidades.
Sobre Alberti, a metros del bulevar, está casi lista la estructura base del edificio Maral 51, de diez pisos, con 48 departamentos, de uno, dos y tres dormitorios. Es uno de los más avanzados de la decena de emprendimientos en marcha, y este proyecto también incluye servicios de categoría como gimnasio, sauna y pileta.
Ese sector se completa con otra torre: el edificio Neptuno 30 se levanta en la esquina de Mendoza y la costa, y prevé diez niveles con departamentos de 110 a 170 metros cuadrados.
Frente a la escasez de espacios sobre el bulevar, las inversiones se expanden hasta las calles más próximas. Allí la firma Dumbledor da los primeros pasos para la construcción de Mendoza Plaza, una torre de nueve pisos en lo alto de la avenida Colón. Los semipisos son de dos y tres ambientes; tienen vista al mar o a la ciudad, y se calcula la cotización en 1300 dólares el metro cuadrado aproximadamente, con piscina, solárium y salón de usos múltiples.
Las firmas vinculadas con la industria de la construcción viven su mejor momento. Pero también admiten que la demanda está poniendo al límite el mercado de mano de obra local.
Un problema para las empresas constructoras, es cierto, pero al fin y al cabo una buena noticia para una ciudad acostumbrada a convivir con altos índices de desocupación.

Darío Palavecino, Corresponsal de LA NACION, 28 de enero de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo