Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

MAR DE LAS PAMPAS
Entre pinos, los desarrollos avanzan

Sin perder el perfil familiar, este balneario crece sin pausa, rodeado de un entorno natural, rico en especies diversas
 

Dicen los que la conocen bien que Mar de las Pampas es una playa con un perfil diferente al de cualquiera de sus vecinas de la costa atlántica, y que sobre el fin de cada verano su población estable se incrementa considerablemente.
¿Por qué? Porque es la elegida de muchas parejas jóvenes, profesionales con hijos chicos que, tras unas vacaciones en el lugar, se deciden a abandonar la ciudad y proyectar su vida en esta villa veraniega.
Hoy, envuelto en el clima mágico de Mar de las Pampas, cualquiera de esos jóvenes podría pensar que los árboles y pájaros que acompañarán sus planes a futuro siempre estuvieron allí.
Sin embargo, hasta hace cuarenta años las trescientas hectáreas que ocupa eran un desierto de dunas en movimiento. Entonces, una empresa de remates publicó el siguiente aviso: Entre Mar del Plata y Pinamar -frente al mar en dos grandes lotes- extraordinario ofrecimiento para hombres de empresa (...). El día jueves 11 a las 16 horas. Por orden judicial remataremos...
Los empresarios que en ese momento apostaron a la aventura fueron Antonio Vázquez, Manuel Rico y Jacobo Zceltman. Tras los pasos de Carlos Gesell en los orígenes de la ciudad que lleva su nombre, los de la familia Guerrero en Cariló y los de los Bunge en Pinamar, estos pioneros fijaron médanos y lograron que el desierto de arena fuera convirtiéndose en un bosque con rumor y fragancia de pinos, álamos, acacias, eucaliptos, cipreses.


Vertiginoso
  
En 1979 se inició la comercialización de las parcelas, pero hasta hace apenas un lustro Mar de las Pampas siguió siendo una suerte de reducto para iniciados.
¿Qué pasó en ese momento? Muchos más parecieron descubrir este paraíso y el lugar comenzó a cobrar un impulso inusitado. La villa registra ahora uno de los crecimientos edilicios y de población estable más importantes del país. Así, apart hotel, spa, centros comerciales, casas particulares, terminaron por dibujar la fisonomía de un balneario que se cuenta entre los preferidos por pequeños grupos de inversores nacionales y extranjeros, especialmente españoles.
Gianini Inmobiliaria es una firma con cuarenta años en el mercado, veinticinco en Villa Gesell, quince en la vecina Mar Azul y dos en Mar de las Pampas. "Sin duda, conocemos la zona -dice Verónica Delfina Rivas, gerente comercial de Gianini de Mar de las Pampas-. Hay gente que nos visitó en 2001 o 2002, volvió esta temporada y nos comentó que, dado el crecimiento del lugar, le cuesta reconocer el sitio donde se alojó anteriormente. En 2003 nuestras plazas sumaban 1500, cifra que en dos años se duplicó largamente. Creemos que el fenómeno se debe a una conjunción de cosas: la belleza del lugar, la tranquilidad, la posibilidad de disfrutar en familia de la naturaleza. Aquí no hay locales bailables ni maquinitas electrónicas. Mar de las Pampas ha sido inscripta dentro del movimiento de las slow cities. De todos modos, para los que de vez en cuando lo necesitan, el ruido está apenas a cinco minutos, en Villa Gesell."
Otro de los operadores inmobiliarios del lugar, Raúl Marenzi, gerente de Manrique Propiedades y vinculado con Mar de las Pampas desde la época de los loteos de Manrique y Maratea, completa lo dicho por su colega: "Hacia 2000, aquí residíamos apenas cuatro o cinco familias. Nos reunimos y pusimos en marcha una campaña publicitaria que jamás soñamos que tendría la repercusión que alcanzó. Poco después se produjo la salida de la convertibilidad y mucha gente decidió invertir en ladrillos. Justamente se destaca que en Mar de las Pampas la tierra conservó su valor en dólares y hasta lo incrementó. Dependiendo de la zonificación, hay lotes que quintuplicaron su valor". Como para que no queden dudas, Marenzi agrega: "Un terreno céntrico de 15 x 30 metros en 2000 se cotizaba en 17.000 dólares, en 2004 en 60.000 dólares y ahora, en la zona más comercial, alcanza los 110.000 dólares".


Panorama de valores
  
En inmuebles comerciales, el crecimiento también ha sido muy llamativo. Hasta hace poco, fuera de bosque y playa, en Mar de las Pampas las opciones de consumo eran buenas, pero escasas: un té con exquisitas tortas en la inolvidable terraza de Viejos Tiempos, un buen chocolate artesanal en Pinocha. "En sólo treinta y seis meses -informa Marenzi- pasamos de contar con cinco o seis locales, destinados en su mayoría a la gastronomía, a ofrecer ocho paseos comerciales estructurados en distintos niveles e intercomunicados por puentes. Al recorrerlos se consiguen las mejores marcas de lo que se busque: hay indumentaria, telefonía, libros."


La gastronomía en alza
  
Verónica Rivas completa el cuadro aportando algunos precios. "Para la venta, cada local se cotiza en alrededor de 30.000 dólares. Se alquilan, en cambio, en 4000 dólares anuales, aproximadamente."
Y es la misma entrevistada la que asegura: "Si bien el número de locales comerciales se ha elevado de manera notable, la mayor demanda es la de lotes y, dentro de ese rubro, la de lotes hoteleros. Terrenos en los que puedan levantarse complejos de cabañas que se alquilan durante todo el verano y aun en invierno, muchos fines de semana. El capital invertido retorna en un período de cinco a ocho años".
Marenzi coincide con su colega y agrega: "El precio del metro cuadrado construido depende de la cercanía al mar y la calidad de la construcción, pero fluctúa entre los 800 y 1000 dólares".
Claro que en aquello que no tienen precio, Mar de las Pampas también tiene mucho que ofrecer. Por ejemplo, caminar por sus serpenteantes calles de arena para disfrutar de la serenidad del bosque o, tras cruzar los médanos, alcanzar la playa desierta.

Paula Gómez, 4 de marzo de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo