Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Con vista a los cerros

En Salta se multiplican los emprendimientos con servicios para la vivienda permanente.


SALTA.- Los cerros salteños con sus paisajes son un espacio singular para vivir con toda la naturaleza alrededor, a no más de 15 minutos del centro por buenos caminos, una halagüeña perspectiva a partir de la puesta en marcha de los clubes de campo que hoy suman una decena en la provincia, con variadas alternativas y crecientes niveles de ocupación.
Desde 1980, a partir de un proyecto en la zona del dique Cabra Corral, la provincia cuenta con la ley 5602 de clubes de campo; se estima que es de las primeras que legisló sobre esta materia. En esta ciudad, el primer emprendimiento comenzó a gestarse en 1993 y su apertura se produjo en 1996, en una decisión empresaria por entonces de alto riesgo, por la idiosincrasia lugareña de la búsqueda de un sitio para vivir orientada a los barrios residenciales o a la zona céntrica.
Pero las expectativas cambiaron y hoy los matrimonios jóvenes apuestan a estos barrios privados. La comercialización tuvo sus aristas y así un country se convirtió en un barrio más y algunos emprendimientos regalaron los primeros terrenos con cargo de construcción de la vivienda en doce meses para captar nuevos residentes.
La filosofía que originó estos espacios, al hablar de barrios cerrados, es diametralmente opuesta a la de Buenos Aires. En Salta no surgieron por una cuestión de seguridad, nadie pensó al instalar el primero y los que siguieron que se estaban aislando o levantando cercos de protección de la propiedad ante el riesgo de robos o agresiones. "Nada de eso ocurrió", puntualiza el ingeniero Juan Biella, de Inmobiliaria Biella, que destaca que fundamentalmente la idea fue aprovechar los amplios espacios, sobre todo por parte de la creciente clase media alta con fuerte poder adquisitivo proveniente del área de los servicios, el comercio y el sector agropecuario en procura de canalizar sus inversiones en una casa confortable para habitar. En general son salteños, aunque hay también personas de otros lugares; destaca que desde el primer emprendimiento han ido surgiendo otros y se registra una demanda permanente con reventa por parte de los actuales ocupantes.
En la Municipalidad de Salta, el secretario de Planificación, arquitecto Raúl Kalinski, informa que hay cinco desarrollos en el ejido comunal: El Tipal, Valle Escondido, La Lucinda, El Portal y una urbanización, en total son 600 catastros.
Difícilmente pueda haber en el futuro nuevos emprendimientos porque deben realizarse en zona rural y las autoridades municipales procuran cubrir los amplios terrenos baldíos que se extienden como grandes paños en medio de barrios que tuvieron que construirse más lejos por la renuencia a comercializar esas propiedades. Hay otros 218 catastros correspondientes a lo que fue La Almudena, pero ya dejó la categoría de barrio cerrado con la que comenzó su urbanización. Es un barrio más de ciudad con libre acceso, con casas y terrenos pegados uno al lado de otro. En el municipio de San Lorenzo hay cinco desarrollos.


Los precios oscilan entre 10 y 30 dólares el m2, según la ubicación y la extensión, con expensas que cotizan entre 80 y 200 pesos. La superficie varía entre 1200 y 20.000 m2, con limitaciones en la construcción como la altura de siete metros con dos pisos, la exigencia de cercas de alambre, madera o vegetal, y en algunos previo a construir se ha de consultar a los profesionales del country. Todos tienen servicios de agua y luz; algunos cuentan con gas, teléfono y canal de cable, y los rodean cercas perimetrales y seguridad con control de acceso. Los lotes cuentan con sus propios números de matrícula dentro del régimen de condominio.
Otra diferencia con los barrios cerrados de Buenos Aires es la falta de preponderancia del clubhouse o de canchas. Si bien la norma local contempla ámbitos para el deporte, éstos se incorporan en forma paulatina porque quienes apuestan a estos espacios no lo hacen pensando en ese servicio complementario. Algunos clubes tienen instalaciones deportivas y caballerizas. El nivel de venta varía: el promedio alcanza el 50%, aunque hay algunos más recientes con un 30% y otros con el 100%, lo que no significa que ésa sea la ocupación en casas. En todos se observan viviendas en construcción en distintas etapas.
El Tipal -ubicado sobre la autopista a San Lorenzo- fue pionero, con 286 hectáreas, pero cuando se inauguró el camino era malo. Al principio se hizo difícil la comercialización, recuerda el doctor Eduardo Figueroa Bernal, presidente de Encón Construcciones que antes lo administraba, labor que pasó a un consejo del consorcio que preside el ingeniero Miguel Rodríguez Durañona y el administrador es Hugo Colombres. En los comienzos la subdivisión se encaró siguiendo la topografía del amplio predio con un desnivel que llega a los 90 metros, marcando claramente los cursos de agua. "La idea contó con el respaldo de los inversionistas que confiaron en el momento de adquirir el campo en un emprendimiento nuevo para Salta", comenta Figueroa Bernal, indicando que la empresa tiene todavía un 40% de la superficie.
Actualmente viven 270 familias con terrenos de entre 1200 y 20.000 m2; el promedio es de 3600 m2. Allí los propietarios cuentan con una capilla donde se celebra misa los domingos; tiene además SUM, canchas de tenis, fútbol, voley y hockey, una senda aeróbica y centro hípico.
En lo que respecta a seguridad, sobre todo teniendo en cuenta las edificaciones que se realizan, se exige que las constructoras presenten certificado de buena conducta de sus obreros, que son registrados al ingresar y al salir. En un predio de 5 hectáreas adyacente de propiedad de la desarrolladora se proyecta hacer un centro comercial.
En el nordeste de la ciudad, a 10 minutos del centro, está Valle Escondido, de 300 hectáreas con terrenos de 2500 a 6000 m2, de 9 a 24 dólares el m2. Tiene campo de golf y dos canchas de tenis, una de voley y fútbol, caballeriza, gas y telefonía, e Internet por fibra óptica, calles asfaltadas, el 60% es de espacios comunes y se proyecta un clubhouse.
La Lucinda, al sudeste de esta capital, en la autopista de acceso de 89 hectáreas con 115 lotes de 3000 a 10.000 m2, entre 12 y 14 dólares el m2, cerca del centro, ofrece gas, teléfono y canchas de fútbol y tenis; en total son 115 lotes.
Sixto Torino, de la empresa desarrolladora, cuenta que se trabaja en un fideicomiso para ampliación sobre el acceso norte con 140 lotes de 2800 metros cuadrados de promedio en 80 hectáreas y los mismos servicios.


Paisaje de montaña
  
Lo que es el municipio de San Lorenzo tiene cinco emprendimientos; Altos de San Lorenzo, el primero de esa zona ubicado en la villa con 60 hectáreas, y 90 terrenos con un promedio de 4000 metros cuadrados, dispone de calles adoquinadas, gas, teléfono, banda ancha, gimnasio, clubhouse y 150.000 metros cuadrados de espacio verde común.
"Hay tres desarrollos de Eidico con suscripción previa a la compra del terreno: Santa María de la Aguada, con 96 hectáreas, y 180 lotes con una laguna de 8 hectáreas; San Lorenzo los Zarzos, con 23 hectáreas, y 44 lotes en el pueblo cerca de la Quebrada, y Chacras de Santa María, con 80 hectáreas, y 140 terrenos con canchas de polo, dos de tenis y caballerizas con un precio de entre 10 y 22 dólares el metro cuadrado", comenta el ingeniero Alejandro Patrón Costas (hijo).
Por su parte, Sergio Cornejo Castellanos, socio gerente de la comercializadora, detalla: "En La Hoyada de Castellanos, hacia el norte de San Lorenzo, de 26 hectáreas y con terrenos de 3800 metros cuadrados promedio, se cotiza en 20 dólares el metro cuadrado, con caballerizas y predio exclusivo sobre el río; también se proyecta incluir una proveeduría, además de la instalación de gas".
El ingeniero Alejandro Patrón Costas (h.) agrega que "es como haber cumplido un sueño, primero por el lugar, que me fascinó, y me incentivó a comprar aquí. Me gustó y decidí que podía vivir acá. Y tomar la decisión significó reunir a toda la gente y ponernos a trabajar para desarrollar el este emprendimiento", donde es miembro del consejo de administración. Patrón Costas vive allí con su esposa, Mariana, y sus cuatro hijas. "Este lugar es soñado, ideal para los que amamos los ambientes agrestes, en contacto pleno con la naturaleza. De este modo concentro todo en un mismo lugar: mi casa, pero en un área más alejada del centro y con los atributos de un ámbito rural. El terreno mira a la laguna, por eso puedo salir a pescar o andar en bote. Además, desde mi casa tengo una vista panorámica. De la ciudad estamos a 15 o 20 minutos, y con la autopista de circunvalación se acortará la distancia. Por suerte, las familias que compraron en La Aguada son jóvenes, tienen chicos de la edad de las nuestros, con lo que la salida al colegio se organiza y las mujeres no están todo el día en el auto. Una vida realmente diferente, en un lugar único".

Carlos Pastrana, 23 de septiembre de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo