Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Palermo, al tope del glamour porteño

Las inauguraciones de bares y restaurantes comenzaron
a transformar la fisonomía de este tradicional barrio porteño


Palermo, al tope del glamour porteño

Para alegría de los paladares porteños, la ciudad tiene un nuevo centro gastronómico. Le dicen Palermo Hollywood, porque su centro coincide con los estudios del multimedios América, y también dicen que le arrebató el trono a Las Cañitas, el anterior heredero de la corona gastronómica que también se calzaron Costanera Norte, Recoleta y Puerto Madero.

Las 63 manzanas comprendidas entre Juan B. Justo, Niceto Vega, Dorrego y Paraguay protagonizaron un cambio radical. Un año atrás era una zona oscura y silenciosa donde abundaban las pintadas neonazis y la gente se refugiaba en sus casas al anochecer. Ahora, las calles están llenas de gente joven durante todo el día, de los bares emana olor a especias y la cerveza se comparte a toda hora en las veredas.

Palermo y su glamour

Los empleados de América se conformaban con los fideos con estofado que preparaban en Lo del Gordo, un bar con manteles de hule y televisor siempre encendido, donde las servilletas eran trozos de papel cortado a mano. Así eran las cosas un año atrás.

Cuando el dueño del lugar falleció, los habitués del bar entraron en pánico, porque no había otro lugar donde almorzar. Durante unos meses, la viuda del hombre tuvo que improvisar almuerzos sobre unos caballetes en el garaje de su casa, en Honduras entre Fitz Roy y Bonpland.

Palermo y su glamour

Ahora, los mismos empleados pueden elegir entre más de 30 opciones que incluyen bares de tapas, de ostras, de cervezas importadas; restaurantes de sushi, de comida mediterránea, internacional, vietnamita; bares donde se venden flores exóticas, adornos, comestibles raros; locales con jardín, con terraza o patio.

"Se inauguran alrededor de cuatro lugares nuevos por mes. Para nosotros es mejor que haya más locales, porque cada vez va a haber más laburo", dijo Gerardo Bettiga, de Omm, el bar de tapas que funciona en el local donde servían tallarines con estofado.

Apuestas fuertes

La semana última, con la inauguración de Central, en Costa Rica 5644, quedó demostrado que la zona también inspira apuestas fuertes. Sus dueños invirtieron medio millón de dólares en un galpón de 350 metros cuadrados que reciclaron y amueblaron con barras de mármol de Carrara y sofás de cuero blanco.

El lugar huele a Soho neoyorquino. Tiene un deck al aire libre donde se puede comer sobre colchonetas, un área con estanterías donde se venden productos de bazar y comestibles y un sector con canastos donde papas, ajíes y limones recrean el clásico mercado.

"Viajamos a Europa y a Nueva York para buscar el concepto y surgió esto, que reúne muchas ofertas, como en un mercado", dijo Pablo, el manager del lugar.

La carta tiene precios moderados y ofrece ensaladas con combinaciones de quesos, delicias japonesas, platos sobre la base de salmón sazonados con lima y jengibre, endibias con queso de cabra, sándwiches con panes frotados con tomate y oliva, platos vegetarianos, crocantes de manzanas y peras tiernizadas en azafrán con helado, entre otras delicadezas.

Todo parece indicar que los empresarios gastronómicos jóvenes van a seguir invirtiendo en este nuevo polo gastronómico.

Varios restaurantes que tienen locales en la zona de Las Cañitas están a punto de inaugurar sucursales en la zona: Morelia, por ejemplo, abrirá una cantina y pizzería en Carranza y El Salvador; Azul Profundo prepara un restaurante en Humboldt y Gorriti, y Soul Café abrirá en El Salvador y Bonpland.

El restaurante El Primo, con sede en la zona de la cancha de polo, tiene su versión femenina en Gorriti y Humboldt, que se llama La Prima; igual que La Consuelo y Sostiene Pereyra, dos reconocidos restaurantes
que respetan la misma estética de los locales que tienen en Las Cañitas.

Palermo también sedujo a algunos actores, que se lanzaron a concretar su propia aventura gastronómica. Gastón Pauls, Diego Díaz y Florencia Peña regentean El Gran Lebowsky, un antiguo maduradero de frutas convertido en restaurante, en Arévalo al 1600.

Un restaurante para dos

Algunos inversores que ya tienen negocios en la zona redoblarán la apuesta con nuevos emprendimientos. Como los dueños de Omm, que inaugurarán a comienzos del año próximo un restaurante tan íntimo como exitoso: tendrá capacidad para sólo dos personas y ya tiene reservas para los tres primeros meses.

A medida que aumenta la oferta gastronómica, escasean los locales en alquiler. Pero eso no es suficiente obstáculo para frenar el crecimiento de la zona. Casas antiguas, talleres y hasta departamentos en plantas altas se convierten progresivamente en restaurantes.

El jueves último, los dueños de Unico, que es uno de los primeros y más populares bares de la zona, inauguraron un restaurante.

El Salvador, al 5567 de esa calle, funciona en una casa en planta alta convertida en un gran salón alumbrado con veladores, que tiene una gran chimenea en el centro y una nutrida barra a un costado. Arriba hay una bodega donde botellas de hasta 300 pesos se conservan a rigurosos 18 grados. Y también hay una terraza para comer al aire libre.

"Nos gustó cómo se empezó a mover la zona, encontramos este lugar de casualidad y lo hicimos", dijo Charlie Beccar Varela, uno de los dueños. En total son tres socios que alquilaron la planta baja, donde funciona un garaje, y el departamento del primer piso, que se convirtió en restaurante.

Cuando el barrio no aspiraba a ser un centro gastronómico, los locatarios no tenían muchos requisitos. Ahora, los alquileres aumentaron y piden entre 50.000 y 70.000 pesos en concepto de llave.

Claro que hay negocios a medida de cada bolsillo. Al lado de El Salvador, Osvaldo Decurnex y Lucila Bruno abrieron, la semana última, Tiempo de Gitanos, un bar y restaurante que funciona en una antigua mueblería reciclada.

"Tiempo de Gitanos es por el tema de la volqueteada. Muchas de las sillas que hay acá las encontramos tiradas en la calle y las arreglamos. La vajilla también la conseguimos revolviendo en los puestos del Mercado de las Pulgas", contó Osvaldo.

Bistró de famosos

Sonoman, en Fitz Roy 1655, era una típica casa antigua estilo "chorizo", con galería y jardín y con una parrilla en el fondo. Ahora es un restaurante con una carta de platos exóticos que no desperdició la galería ni el jardín.

Todas las tardes, en una mesa al aire libre, Gerardo Sofovich, Pipo Cipolatti y los demás miembros de "Polémica en el bar" repasan el guión del programa. Es una suerte de espectáculo al aire libre al que nunca falta algún curioso.

La mayoría de los restaurantes y bares tienen barman o barwoman y son especialistas en la elaboración de tragos especiales. El vino en copa también es una modalidad que se ofrece en la mayoría de los bares, donde para beber un buen vino se gastan entre 8 y 12 pesos por copa.

Valeria Burrieza

Diario La Nacion

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo