Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Mayores costos
Mar del Plata, con aumentos

Los alquileres para la inminente temporada tendrán un incremento del 15 al 20 por ciento sobre el verano anterior; las nuevas torres todavía no se incorporaron a la oferta
 

Los operadores despliegan la oferta, que se actualiza con servicios


MAR DEL PLATA.- Por primera vez en mucho tiempo, en el mercado inmobiliario marplatense recurren a la palabra aumento sin ponerse colorados. Ya no hace falta apelar a eufemismos recientes como leves alzas o mínimos ajustes para contener el impacto mediático de las subas aplicadas en los primeros veranos posconvertibilidad.
Ahora, con la palabra inflación nuevamente instalada en cada rincón de la economía nacional, los propietarios de inmuebles se amparan en los nuevos índices de costo de vida y preparan valores para los alquileres de temporada con cifras que -en su mayoría- se ubican entre un 15 y un 20% por encima de las fijadas para las mismas unidades durante la temporada anterior.
Los incrementos serán anunciados oficialmente el 26 del actual por las autoridades del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de esta ciudad, que cada año sugieren un tarifario que sirva de referencia para sus colegas y, a la vez, de información básica a los turistas interesados en alquilar.
El año último la suba confirmada fue del 10% y en 2007 se propondría que el ajuste no supere el 15% con respecto a precios vigentes en el último verano, según surge de datos aportados por los agentes inmobiliarios. "Todavía estamos acordando con los mayores operadores y no voy a anticipar ningún porcentaje", insistió Miguel Angel Donsini, titular de la entidad. Pero remarca que aún con estos retoques Mar del Plata se mantendrá como el destino más económico del país .
La difusión del listado en cuestión es una costumbre que se repite aquí en vísperas del fin de semana largo de octubre, fecha que los clientes aprovechan para visitar la ciudad, ojear el mercado inmobiliario, recorrer algunas propiedades, encontrar todavía buenos precios y, si las condiciones son propicias, rubricar una reserva.
En las inmobiliarias admiten que se aplicarán aumentos con respecto a la temporada anterior, pero por ahora son pocos los precios que manejan hasta la fecha. "Estamos lidiando con algunos propietarios que quieren subir valores al ritmo de otros productos cotidianos", confió un veterano martillero de la zona céntrica.


Mayores costos

Es que los dueños de inmuebles que serán parte del mercado de temporada no son ajenos a lo que ocurre con el costo de vida real, ese que se percibe en las góndolas y no en las planillas del Indec.
Además, buscan incorporar a los valores de arrendamiento otras circunstancias que se hacen notar en sus costos: la suba del valor de las propiedades y los mayores gastos que afrontaron durante el año. Por ejemplo, los aumentos de expensas. "Todavía no hay nada claro en materia de precios", cuenta Guillermo Barrera, responsable de la inmobiliaria que lleva su apellido y opera en la cotizada zona de Playa Grande. Admite en diálogo con LA NACION que por estos días se están actualizando valores de alquileres de temporada y que en algunos casos las subas reclamadas por los propietarios son caprichosas. E insiste con que no hay razones para ciertos márgenes de aumento.
Por eso, al igual que Donsini, propone a colegas y dueños ser muy cuidadosos a la hora de cotizar alquileres de departamentos y chalets. "No cometamos el error de perder clientes por pedir de más", advirtió.
Con aquellos márgenes, que van de un 15 a un 20% de aumento, algunas inmobiliarias comienzan a tomar contacto vía mail con sus clientes más fieles. Los operadores consultados coinciden en que no llegan mayores quejas. Aunque también admiten que no se registra un alto número de reservas. "Todavía es temprano", afirman.


Renovadas

Los últimos veranos fueron muy auspiciosos para la ciudad y sus distintos rubros de servicios turísticos. Enero último funcionó a pleno y los buenos momentos de febrero se estiraron de la habitual semana inicial a la primera quincena. Sólo esos siete días extras le significaron a la ciudad ingresos de casi 130 millones de pesos en concepto de movimiento turístico.
Entusiasmados con un escenario que promete repetirse durante la próxima temporada, los propietarios se lanzaron a ganar mayor competitividad en el mercado a partir de nuevas instalaciones y equipamientos que les permitan asegurarse mejores clientes. Según las estadísticas oficiales, el 21% de los turistas que llegan a la ciudad alquila casas o departamentos. "El 80% de las mejores unidades tuvo algún tipo de aggiornamiento", asegura Donsini. Apunta en particular a reformas de baños y cocinas de los inmuebles más antiguos, lo mismo que algunos pisos y ventanales. Y la creciente incorporación, en el segmento de mayor categoría, de otros detalles de confort como sommiers, hornos de microondas, televisores de pantalla plana y reproductores de CD y DVD. Así, afirma, creció en calidad la oferta inmobiliaria de la ciudad.
Con eso, también, se busca que cada plaza tenga un mayor rendimiento económico durante el verano. La oferta de 24 meses es muy escasa por aquí y la rentabilidad de buena parte de esas unidades se complementa de marzo a diciembre con alquileres a estudiantes universitarios.
El grueso de las nuevas construcciones que se levantaron durante los últimos dos años, la mayoría de ellas como parte de edificios de alta gama, todavía no se suma al mercado de temporada. Algunas, en su mayoría pisos y semipisos frente al mar, serán estrenadas por sus dueños durante el transcurso del verano que está por llegar.
Y habrá que prepararse para ver, en poco tiempo más, nuevas torres de lujo en la zona del Mar del Plata Golf Club, entre Playa Grande y el puerto. Es que las autoridades municipales están avanzando en el cambio de indicadores urbanos para que se puedan construir edificios de más de diez pisos sobre el margen de la calle Alem que se enfrenta al océano.


Descuentos en febrero y marzo

Mar del Plata afronta cada verano con unas 300.000 plazas extrahoteleras, listas para albergar al turismo. Una disponibilidad que queda en jaque durante algunos momentos de la segunda quincena de enero, período de mayor afluencia de visitantes y, con eso, de mayores precios para los alquileres.
Ese juego de oferta y demanda será el que, en definitiva, termine fijando los valores reales que por ahora los operadores inmobiliarios intentan moderar con subas que no superen el 15%. El incremento es similar al que anticipan otros destinos de la costa atlántica.
Para enero último el Colegio de Martilleros había anunciado valores quincenales desde 700, 950 y 1150 pesos en alquileres de departamentos de uno, dos o tres ambientes, respectivamente. Si en la entidad se acuerda finalmente un alza del 15%, esos pisos de precios que se difundirán la semana próxima rondarían los 800, 1100 y 1350 pesos para cada categoría.
En las inmobiliarias evitan dar casos concretos. "El mercado es tan amplio que es difícil dar una referencia clara y válida", dicen. Así, en una misma y cotizada zona se podrían encontrar departamentos de tres ambientes de 3500 a casi 8000 pesos mensuales, variaciones en las que juegan la ubicación del inmueble en relación con el mar, el estado general y equipamiento.
Sí, en cambio, se insiste en la vigencia de descuentos para febrero y marzo que oscilarán entre un 20 y 50% con respecto a los valores fijados para el primer mes del año.

Darío Palavecino, 22 de septiembre de 2007
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo