Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

TENDENCIA
Lo breve, bien cotizado

Los pasajes de San Telmo como Giuffra, San Lorenzo y otros, con sus casas de estilo colonial, tienen una gran demanda por parte de extranjeros que los compran como inversión. Los precios oscilan entre 1400 y 2500 dólares el metro cuadrado
 

Muchos los descubren al azar por una caminata, escondidos en medio de la marea de un barrio netamente turístico, cultural, histórico y gastronómico, donde pululan las conocidas casas de antigüedades, los hoteles boutique, los pequeños restaurantes afrancesados o cantinitas italianas, los locales de ropa, y ese estilo colonial tan emblemático como único en la ciudad. Esto es lo que desean ver los turistas, incluso alojándose en los hostales u hoteles boutique del barrio para respirar esa atmósfera del nacimiento de la Argentina. Al menor movimiento peatonal y a las fachadas antiguas se añaden otras virtudes: el buen estado de conservación y la seguridad. Por otra parte, estos lugares convocan a mucha gente que busca que su lugar de residencia esté cerca del Centro.
Para encontrar el lugar más respetado por la piqueta del progreso, basta acercarse a cualquiera de los pasajes de San Telmo. Si hay un duende que protege las casas antiguas, no hay duda de que ha preferido afincarse en estos callejones de apenas una o dos cuadras, donde los valores se elevan hasta niveles no alcanzados por cualquier calle común del mismo barrio.
Por su trazo empedrado, las veredas angostas y su arquitectura colonial, donde se destacan los frentes de colores de las casas, se han convertido en el espacio preferencial de los cientos de turistas que acuden allí todos los fines de semana.
Son un modelo de cuadra que no es muy usual encontrar en otras zonas de la Capital. Como, en general son angostos, el tránsito es lento o escaso, y cuando se los recorre uno siente que no son parte del bullicio de la ciudad.
El tipo de arquitectura allí es típicamente español, con algunas casas de estilo francés que fueron habitadas por familias tradicionales como los French, de Luca, Santamarina, Ezcurra, Liniers y otras.
Los pasajes como Giuffra, San Lorenzo, o los que rodean la plaza Dorrego, en Humberto I y Defensa, constituyen una de las variables más favorables para tener en cuenta a la hora de burlar la mcdonaldización creciente de una urbe que ni Gardel ni Carriego reconocerían como propia.
En cambio, se sentirían en casa mateando en las tradicionales construcciones de ladrillos asentados en adobe, con enredaderas de jazmines, grandes patios con pisos de ladrillo o cerámica colorada, junto a un aljibe, bajo techos en bovedilla y tirantería en quebracho.
Parece una paradoja, pero según muchos operadores es este carácter de reliquia lo que hace que a veces estos pasajes lleguen a competir con zonas tan modernas como Puerto Madero.
La semejanza entre lo moderno y lo antiguo se da también en otro aspecto. Uno y otro se han constituido en imán para extranjeros, un hecho que no escapa a la lógica, dado que hoy, en lo que se refiere a comprar inmuebles, los únicos privilegiados son los poseedores de euros.
Según Virginia Arizaga, de la firma Biscay & Arizaga, el precio de una propiedad en el pasaje Giuffra es de 1400 dólares el m2. En otros pasajes, como San Lorenzo o 5 de Julio, el valor puede ser menor, "aunque nunca menos de 1000 dólares".


Para turistas

Según la opinión de Ricardo Mattera, de Mattera Propiedades, los precios están un poco inflados con respecto a la realidad. "Algo que suele suceder cuando se toma como principal destinatario el comprador extranjero, cada vez más inclinado a invertir en compra de inmuebles porteños", dice.
"El precio de una vivienda en un pasaje de San Telmo puede oscilar entre 2200 y 2500 dólares el m2. Si lo que se adquiere allí es un local comercial, el valor está entre los 2000 y 2500 dólares el m2", explica Mattera.
Por su parte, otro operador, Leonardo Mangini, de Maseda Propiedades, dice: "Aunque los valores en este tipo de viviendas dependen de diversos factores de la propiedad, puede afirmarse que se calcula entre los 900 y 1500 dólares por m2 aproximadamente".
Leticia Firpo, de la firma homónima, comenta que los pasajes en general se valorizan más por su forma de vida tranquila (salvo aquellos en los que se arman las ferias artesanales de los domingos, pero es un solo día de tumulto). También por ser lugares especiales, allí se filma mucho o se graban comerciales.
La inmobiliaria de Firpo ofrece en estos momentos para alquilar en el pasaje Giuffra un dúplex a 800 dólares.
Para venta, Firpo comercializa en el pasaje San Lorenzo un PH de cinco ambientes, de 106 m2, con terraza y patio, por 110.000 dólares.
Por haber menos, los terrenos han subido más que los departamentos.
Según Firpo, la venta se amesetó por unos meses, porque en general son los créditos los que empujan el mercado, y también los inversores.
Lo mismo observa Mangini: "En esta etapa del año, la venta se encuentra en un momento de transición debido a los distintos factores que viene afrontando nuestro país". Según la opinión de Ricardo Vinelli, de la firma del mismo nombre, el movimiento en venta o alquiler es constante, y si bien no hubo grandes o notorias subas en valores, éstos pueden sufrir variaciones por ubicación, estado y rubro específico.


Un lugar distinto

En general prima la magia de la detención del tiempo, con una tipología pareja de casas muy antiguas. En San Lorenzo, se erige un edificio de 1850 que fue vivienda unifamiliar y que se transformó después, con la llegada de inmigrantes, en multifamiliar porque se alquilaba por pieza a principios del siglo pasado.
Con los años y la valoración del pasaje y el barrio, cada habitación se transformó en local comercial. Hoy, en general, son todas propiedades bajas, y en algunos casos, de no más de tres pisos.
Un aspecto anecdótico de dicho pasaje es una casa de 2 metros de ancho. Se trata de una de las viviendas que daban a los esclavos viejos para que terminaran sus días.
Por su ubicación, algunos de los p asajes deberían mantener aspectos similares, pero en realidad tanto el Giuffra como el San Lorenzo o el 5 de Julio tienen distintas características.
Actualmente, el pasaje Giuffra es el de mayor jerarquía, gracias a la sede de la Universidad del Cine, La Scala de San Telmo y Los Patios del Sol, una casona de estilo colonial que fue reciclada y transformada en unidades tipo loft.
Según la opinión de los operadores de la zona, el Giuffra es el mejor cotizado, más iluminado, y el que recibe el mayor movimiento de gente por la influencia de la plaza Dorrego.
En lo que respecta al pasaje San Lorenzo, los operadores de la zona coinciden en un punto: su zona de influencia es más comercial, y allí la mayoría de los locales son bares, pubs o pequeños restaurantes.
El circuito turístico abarca desde Chile y Piedras hasta Paseo Colón, y luego hasta Martín García y Piedras, donde también resulta muy atractiva una visita nocturna caminando por el adoquinado (de la época colonial), con el escenario de las casas que mantienen la fachada original, iluminadas con farolas amarillas que imitan las velas de la época. San Telmo es una expresión similar a Borne, en Barcelona; a los circuitos turísticos de Budapest o Praga, donde mantienen los edificios con sus estatuas y réplicas de épocas medievales.


Fachadas antiguas y poco movimiento

Muchos los descubren al azar por una caminata, escondidos en medio de la marea de un barrio netamente turístico, cultural, histórico y gastronómico, donde pululan las conocidas casas de antigüedades, los hoteles boutique, los pequeños restaurantes afrancesados o cantinitas italianas, los locales de ropa, y ese estilo colonial tan emblemático como único en la ciudad. Esto es lo que desean ver los turistas, incluso alojándose en los hostales u hoteles boutique del barrio para respirar esa atmósfera del nacimiento de la Argentina. Al menor movimiento peatonal y a las fachadas antiguas se añaden otras virtudes: el buen estado de conservación y la seguridad. Por otra parte, estos lugares convocan a mucha gente que busca que su lugar de residencia esté cerca del Centro.

Bartolomé Vedia Olivera, 22 de diciembre de 2007
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo