Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Hacia lo más alto

En Mar del Plata se construyen torres de categoría, con un rango de precios de entre 2000 y 2500 dólares el m2. Pese a la buena respuesta de la demanda, las autoridades estudian establecer límites para las construcciones futuras
 

MAR DEL PLATA.- La postal es inmejorable. A los pies, el inmenso verde del Mar del Plata Golf Club. Un poco más allá la Base Naval, la Escollera Norte y la inmensidad del océano Atlántico. Hacia un lado, Playa Grande y hacia el Sur, una vista que incluye desde el puerto hasta algunos trazos de Punta Mogotes.
La panorámica corresponde a los edificios proyectados sobre la calle Alem, desde la calle Paso hacia la avenida Juan B. Justo, donde las autoridades municipales estudian aplicar cambios de indicadores urbanos para permitir nuevas torres de departamentos de categoría. El proyecto, impulsado por la anterior gestión de gobierno del intendente Daniel Katz, que concluyó su mandato en diciembre último, está ahora en manos de los concejales del partido de General Pueyrredón.
La iniciativa ingresó esta semana en una pausa para analizar el impacto que las futuras construcciones podrían tener en la zona. Los ediles pidieron informes a empresas de servicios para confirmar si la construcción de nuevas propiedades puede alterar o hacer colapsar las prestaciones de agua y cloacas para el resto del vecindario.
El impulso que ha cobrado este intento de cambios en el Código de Ordenamiento Territorial (COT) contrasta con otros proyectos, que también alentaban inversiones millonarias en torres de lujo sobre sectores emblemáticos de la costa, como Playa Chica e inmediaciones del Torreón del Monje. En este caso, la gestión de gobierno actual, que encabeza el intendente Gustavo Pulti, dispuso dar marcha atrás con cuatro de esos edificios: "En el circuito costanero se construirá sólo lo permitido", dijo a LA NACION sobre una política que apunta a poner coto a las construcciones por excepción.


Zona en alza

Ante la falta de lotes disponibles en áreas centrales de la costa, los inversores y el propio municipio encontraron en el extremo sur de la calle Alem una respuesta ideal para aquellos que quieren construir edificios con imponente vista al mar.
El sector tiene una amplia urbanización. Varios de esos lotes están ocupados por torres de no más de tres pisos, en su mayoría correspondientes a barrios gremiales. Pero un importante despegue y cotización logró revalorizar la zona desde que en la esquina de Alem y Paso se habilitó el Sheraton Mar del Plata Hotel hace una década. Y las inmediaciones, que son parte del Barrio San Carlos, cambiaron la imagen y tomaron una fisonomía residencial que es comparable con lo que se puede encontrar en zonas de alta jerarquía, como Los Troncos o Playa Grande.
Los vecinos están preocupados por el cambio de rumbo que puede tomar el barrio con la construcción de nuevas torres. Los concejales escucharon las inquietudes. "Queremos revisar el proyecto y que Obras Sanitarias confirme si puede afectar la prestación de servicios al vecindario", explicó a LA NACION el presidente de la Comisión de Legislación del Deliberativo, el oficialista Carlos Rosso. La postura del concejal acompaña el pedido de sensatez lanzado por la Asociación de Fomento del Barrio San Carlos, que en un escrito presentado en la Comuna advierte que la modificación del COT "debe ser lo suficientemente mesurada para que la ampliación de los metros cuadrados permitidos no lleve a instalar emprendimientos grotescos".

Es importante sumar modernos edificios sin perjudicar el entorno



Marcha atrás


Mientras se analiza el proyecto para cambiar indicadores urbanos en la calle Alem, el Ejecutivo comunal frenó otros que impulsaban inversiones en áreas de mayor concentración edilicia, también frente al mar. Tres de esas iniciativas tenían por escenario una misma manzana sobre el Bulevar Marítimo Peralta Ramos, en Playa Chica, justo donde está el inmueble en el que funcionó el viejo hotel Explanada. Allí se iban a construir tres torres de categoría, de entre diez y quince pisos. "Sólo se construye lo permitido", dice Pulti, sobre un máximo establecido de casi 25 metros, equivalente a seis pisos. El intendente aclaró que quienes invierten en este tipo de emprendimientos "actúan sin mala fe, pero avalados por una política de la excepción que queremos erradicar". La otra torre que no avanza, al menos por ahora, es la que estaba proyectada en la esquina de Güemes y la costa. Allí, vecinos que rechazaban la iniciativa lograron en la Justicia una medida cautelar. Por eso la construcción del edificio, que tendría entre 15 y 18 pisos, está frenada.
El sector que promete tener un notable desarrollo inmobiliario en los próximos años ya tiene su primer edificio de lujo: Torres del Golf, complejo que acaba de inaugurar la primera de sus dos torres de 16 pisos. El último fin de semana se hizo la presentación oficial del complejo, en la esquina de Azcuénaga y Alem. La torre habilitada es la más próxima al mar, en tanto la restante está en una etapa avanzada de construcción.
La obra fue desarrollada por Siics SA, está a no más de 200 metros del Sheraton Mar del Plata Hotel, en los altos del Mar del Plata Golf Club, y tuvo una muy buena respuesta en la comercialización de sus unidades de tres, cuatro y cinco ambientes. Los departamentos tienen vista al mar y máxima calidad de servicios, que incluyen seguridad las 24 horas, acceso controlado y variedad de amenities que convencieron a la clientela. Torres del Golf cuenta en el subsuelo con cocheras fijas, laundry room, lockers y bauleras. En planta baja están las piletas climatizadas, cancha de tenis, salón de usos múltiples y espacio al aire libre para los más chicos. En lo más alto de las torres se encuentra el Spa Club, con saunas, hidromasajes, sector de relax y un gimnasio con vista al sector de piscinas.


Con Amenities

Pese a las opiniones encontradas en relación con la construcción de las torres, hay que rescatar el hecho de que el mercado marplatense ha dado una vuelta de tuerca, que incluso les cambió la mirada a los residentes de la ciudad y también a los veraneantes. Juan Pablo Linares, presidente de Siics, desarrollador de Torres del Golf, observa: “Creo que con las nuevas obras se revalorizó la vista al mar y la necesidad de ofrecer amenities como parte de los nuevos servicios que disfrutan los propietarios.
Se busca calidad para una oferta que no estaba acostumbrada a estas construcciones y que las valora”. Aporta algunos números: “Del total de las unidades de esa torre, 60, el 50% las adquirió público de Mar del Plata; el resto gente de afuera, con un 10% de extranjeros, muchos europeos, aunque también hay americanos. En cuanto al concepto, explica Linares, para los que no viven allí en forma permanente, el uso es de todos modos frecuente, porque la idea de la gente es viajar no sólo en verano, sino todo el año. Destaca además que con precios que rondan los 2000 dólares el metro cuadrado (con un ritmo de venta de dos por mes, durante casi tres años), se afianza un mercado sano, lejos de las especulaciones, que da lugar a propuestas para una demanda que sigue apostando a los ladrillos.
“El mercado marplatense ya no es más estacional y recibe ingresos que llegan del agro y la pesca”, concluye.

Darío Palavecino, 19 de enero de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo