Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Puerto Madero, también residencial

Los primeros habitantes, una suerte de pioneros, cuentan su experiencia en el lado este del más joven barrio porteño.

Puerto Madero, residencial
Los departamentos ofrecen servicios, verde y la posibilidad de instalarse en un lugar emblemático.

Uno de los pocos fenómenos de expansión inmobiliaria que Buenos Aires ha podido exhibir en los últimos años es el vertiginoso desarrollo de Puerto Madero.

Los viajeros que llegan a la capital argentina con cierta frecuencia no ocultan su sorpresa por el vigoroso crecimiento de esa zona ribereña, que en muy poco tiempo transformó un espacio marginal en un activo centro urbano.

Una ciudad que durante décadas había vivido de espaldas al río descubrió de pronto las enormes posibilidades que ofrecía esa franja costera, en un punto estratégico del mapa porteño.

El desarrollo inicial de Puerto Madero se basó principalmente en la proliferación de emprendimientos comerciales, con el rubro gastronómico a la cabeza, y la instalación de sedes institucionales vinculadas con la vida empresaria y la actividad educativa.

Una visión diferente

Sólo en estos dos últimos años los desarrolladores advirtieron las enormes posibilidades que la zona ofrecía entre los diques y la costanera Sur para la construcción de edificios destinados a viviendas. De esa manera, Madero empieza a ser también un espacio residencial.

Vivir en un departamento con ventanas al río, en uno de los sectores más cotizados de la ciudad y, por añadidura, en las vecindades de parques y de la Reserva Ecológica de apacible belleza es una experiencia casi única. Además, en el deprimido mercado inmobiliario porteño la incorporación de Puerto Madero como zona de carácter residencial puede significar un estimulante factor de reactivación.

El primer proyecto inmobiliario destinado a viviendas - Terrazas de Puerto Madero - está terminado en su totalidad y allí viven unas 83 familias. Además, hay en construcción otros seis emprendimientos con el mismo destino.

"Creo que Puerto Madero puede llegar a ubicarse como un improtante barrio residencial. Para 2005 se calculan 13.000 habitantes", pronosticó Norberto Lavintman, director comercial de Citibrokers.

El perfil de los compradores corresponde a un target medio y medio alto, integrado en su mayor parte por empresarios y profesionales. No hay que olvidarse de que el metro cuadrado por esa zona supera los 2000 dólares y que los emprendimientos inmobiliarios que están en marcha cuentan con una variada infraestructura de servicios.

Terrazas del Dique, Terrazas del Yacht, Torres del Faro, Madero Plaza, Santa María del Puerto, Twin Park y River View son las otras propuestas que terminarán de perfilar a Puerto Madero como una privilegiada alternativa de vivir en plena urbe y, a la vez, en contacto con la naturaleza.

Un pequeño Manhattan

La Nación entrevistó a algunos de los vecinos que se han afincado en Terrazas de Puerto Madero y recogió las impresiones de quienes pueden ser considerados los pioneros de este proceso de transformación edilicia.

"Este sector de la ribera es un pequeño Manhattan", afirmó Silvia Cano de Bauzá, que reside en Venezuela, pero que estos días vino a visitar a su hijo Alan, de 19 años, que vive en uno de los departamentos de Terrazas Puerto Madero. "Cada vez que vengo a visitar a mi hijo me quedo más tiempo porque me atrae estar cerca del río, de la reserva y aislada de la ciudad a pesar de estar a un paso del microcentro porteño", añadió.

"Compramos con mi marido un departamento aquí, en Puerto Madero, para que mi hijo estuviera cerca de la Universidad Católica, que está a un paso. Después, como no podía ser de otra manera - contó en tono de broma -, él decidió estudiar en otra universidad. Aun así, no nos arrepentimos; es más, con mi marido tenemos pensado comprar otro departamento por esta zona".

"Yo soy feliz en este barrio, no lo cambio por ningún otro. Me siento como si viviera en la provincia de Buenos Aires, cerca del río, pero con la enorme ventaja de caminar unas cuadras y encontrarme en Paseo Colón donde pasan muchos medios de transporte", expresó Alan, que ahora estudia Relaciones Internacionales en la Universidad del Salvador.

El matrimonio compuesto por la escribana Viviana Inés Charchir y el médico Boris Ricardo Flesler vendió su casa de Florencio Varela, donde vivieron durante 30 años, para trasladarse con uno de sus tres hijos, David, al nuevo barrio de la ribera. "Estamos encantados con este sitio, sentimos que elevamos enormemente nuestra calidad de vida a pesar de que viajamos todos los días a Florencio Varela, donde tenemos nuestras obligaciones laborales", comentó Viviana Charchir. A continuación relató: "Cuando con mi marido nos acercamos por primera vez no había nada construido, sólo un enorme pozo, pero nosotros apostamos igual al emprendimiento y al barrio porque detrás de la parte donde están los restaurantes y las oficinas, que era donde estamos nosotros, no había nada edificado. No sólo no nos arrepentimos, sino que se superaron nuestras expectativas".

Un ámbito apacible para disfrutar la lectura sin contratiempos, en un barrio que crece con impulso propio.

Flesler, por su parte, expresó: "Cuando regreso del trabajo disfruto enormemente estar sentado en el balcón de mi casa mirando el río. Me relajo totalmente".

Los entrevistados coincidieron en las bondades de este sector de la ciudad: privilegiaron la cercanía con el Centro, las 70 hectáreas de verde que ofrece la zona, el confort del edificio donde viven y la seguridad tanto dentro como fuera del complejo.

"Aquí nos sentimos protegidos cuando salimos a dar una vuelta o cuando vamos o regresamos del trabajo. Es como vivir en un country en pleno Centro. La Prefectura Naval, que tiene a su cargo la seguridad de toda la zona portuaria, ejerce un control permanente."

Por su parte, Susana Rosignuolo, una profesora de inglés que se mudó de Caballito a Terrazas del Puerto, sale todos los días a correr por el barrio y destacó las propiedades energéticas que le transmite el agua. "El río me energiza", afirmó.

Historia de un fenómeno inmobiliario

Puerto Madero lleva el nombre del padre del puerto de Buenos Aires. Fue hace casi un siglo y medio, en 1861, que Eduardo Madero presentó el primer proyecto para que la ciudad, fundada definitivamente por Juan de Garay más de tres siglos atrás, abriera una puerta grande al mundo.

Aunque el plan fue bien recibido, nunca se puso manos a la obra y Madero presentó una segunda iniciativa en 1869. Siete años después el ingeniero Huergo presentó su propio proyecto, pero finalmente, no si oposición, se impuso el de Madero y en la década del 80 se inició la construcción.

El 28 de enero de 1889 se inauguró por fin la dársena sur y una década después estaba finalizado. El tiempo, sin embargo, dio la razón a los críticos del emplazamiento y el puerto perdió operatividad cuando sólo tenía diez años. El proyecto de Huergo retomó actualidad y comenzó la construcción de un nuevo puerto, al norte del anterior. Cuando estuvo terminado, los navíos dejaron de atracar en la dársena sur y en poco tiempo el sueño de Eduardo Madero era un desierto habitado por enormes y vacíos docks de ladrillo a la vista.

Por fin en noviembre de 1989 se creó por decreto la Corporación Puerto Madero SA con el objetivo de recuperar una de las áreas más valiosas de la ciudad. Se repetía en Buenos Aires un fenómeno que ya se había producido en Nueva York, Barcelona o Londres.

Sólo en los primeros cinco años, con la participación de inversores locales y extranjeros, se reciclaron 400.000 metros cuadrados y se calcula que hasta fines del año pasado la inversión superó los 700 millones de dólares.

María de Vedia, 30 de junio de 2001

Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo