Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Recoleta
Tradicional refugio

Suele superar los vaivenes de las crisis por la calidad de las construcciones y de su entorno; valores, entre 2500 y 5000 dólares el metro cuadrado
 

Perfil de edificios que atrae a la demanda en uno de los lugares más caros de la ciudad


Recoleta siempre fue un mercado atractivo tanto para los argentinos como para los extranjeros. Hoy, con una crisis mundial que parece se extenderá en el tiempo, los brokers esperan que se cumpla la premisa de que los inmuebles son el refugio seguro para las inversiones, especialmente en un lugar que es un emblema de Buenos Aires y que se caracteriza por la calidad de muchos inmuebles.
Incertidumbre, cautela, expectativa, indecisión, precios estables, preguntas, contraoferta, inversiones. Todas estas inquietudes le caben actualmente al mercado inmobiliario argentino y también a este sector porteño.
La gran mayoría de los consultados coincide en que hay mucho movimiento, pero poca acción.
Tradicionalmente, Recoleta es el barrio más demandado por el público ABC1 local y por inversores internacionales. En situaciones de crisis como la actual, sigue siéndolo, pero el panorama se ha tornado más enrarecido.
Sin embargo, la gran mayoría de las inmobiliarias especialistas en la zona espera que la repatriación de capitales del exterior se vuelque concretamente a la compra de departamentos en buenas ubicaciones.


Opiniones disímiles

Para Martín Llauró (h.), director de MLL Propiedades: "Estas semanas se ha frenado la demanda, aunque es cierto que se juntaron varios factores además de la crisis financiera internacional, el fin de semana largo y el año nuevo judío. La expectativa de que la gente vuelque sus ahorros en ladrillos está vigente y nosotros esperamos que así sea, que se repita la historia tradicional".
Agrega que no observa que hayan bajado los precios, pero sí el movimiento. "Hay pocas visitas; normalmente tenemos 20 y a partir de esta circunstancia bajaron a sólo cinco. Los extranjeros hace rato que no vienen por nuestras oficinas. Creo que el mercado argentino no sufrió tanto como el internacional, pero igual la gente está a la espera de cómo se va a resolver la situación."
Explica que el segmento más buscado es el de las propiedades que rondan los 150.000 dólares, "pero últimamente no hemos cerrado ese tipo de operaciones en Recoleta; es un producto que escasea en este momento en el mercado".
Sobre el futuro, Llauró cree que es difícil prever lo que va a ocurrir, pero sostiene que asegurar los ahorros en ladrillos es la preferencia de la gente, aunque precisa que "si no hay demanda, la oferta bajará".
Aunque con ciertos matices, el panorama no difiere mucho en la opinión de Tomás Montoreano, director de la inmobiliaria FAM. "El mercado está tranquilo y la gente, a la expectativa de la resolución de la crisis mundial, aunque la incertidumbre se mantiene además en nuestro país."
Asegura que los precios no bajaron porque el problema es muy reciente. "Para que desciendan es necesario que exista un parate prolongado, algo que todavía no sucedió. Los valores, de 2000 a 6000 dólares el m2, según la altura del piso, la calidad del edificio, el estado del inmueble; no es lo mismo un piso de categoría en la plaza Carlos Pellegrini que uno en regular estado en un piso bajo de Ayacucho y Vicente López."
Admite que bajaron las operaciones. "Es prematuro -subraya- aventurar qué va a suceder con los valores en 2009. Los bienes raíces en general y más lo que están en ubicaciones premium como Recoleta, a mediano y a largo plazo siempre defienden el valor y tienden a ser un buen refugio para los inversores, perduran en el tiempo y se capitalizan. Personalmente, veo posible que los precios bajen levemente."



En Achával Cornejo apuntan que el mercado aún se mueve, ya que se vislumbra que la gente que tiene la plata depositada en el exterior con la crisis mundial traerá sus capitales al país para luego reinvertirlos en inmuebles usados. "Hay una mirada sobre las propiedades como una inversión segura, y la consideran como la única opción para colocar el dinero. Hay muchas consultas y algunas concreciones y contraofertas; no vemos un mercado en depresión."
Agrega que los valores todavía no se han modificado, ya que todo es muy reciente. "Eso sí, tenemos propietarios un poco más dóciles en cuanto a los precios que antes de la crisis, pero si venden no pueden decidir qué hacer con la plata. Con los extranjeros se da otra situación: el problema que tienen es que al ser una crisis mundial no tienen disponibilidad para invertir en otros lugares del mundo", apunta Leonor Achával.
Suena paradójico, pero la indecisión hoy envuelve tanto a compradores como a vendedores. Para Achával, en la proyección los precios se van a aquietar, van a ser más justos, algo que faltaba en el mercado.
Ricardo Frers, a cargo de la inmobiliaria homónima, es optimista. Sostiene que Recoleta es un lugar buscado tanto por gente del interior como por extranjeros.
"Con esta caída el mercado está más tranquilo, pero la gente está trayendo su dinero de afuera y sin duda se volcará a los campos, los autos, pero sobre todo a los departamentos. Los precios no bajan; hoy, en promedio, una unidad en Alvear ronda los 4000 a 5000 dólares el metro cuadrado; en Quintana, 3000, y en Guido o Juncal, 2500."
Frers revela: "Nosotros estamos mostrando a europeos pisos de 500.000 a 2 millones de dólares, aunque es cierto que se concretan menos operaciones que hace dos o tres meses. La rareza es que los argentinos encuentran más seguridad en traer de regreso la plata que en dejarla en el exterior".
Finalmente, Roberto Guichon, titular de Guichon Propiedades, explica que en este barrio los valores están firmes, pero han bajado las operaciones y las concreciones de ventas, que ya no son tan fluidas como antes de la crisis.
"Si bien tuvimos operaciones, en estas semanas se han postergado algunas de departamentos chicos de 80.000 a 120.000 dólares que los propietarios, aun teniendo comprador, prefirieron suspender en forma transitoria la venta hasta que se aclare el panorama. Hay gente interesada en comprar; Recoleta es un barrio en el cual no es aceptada la contraoferta, los precios se mantienen, y a lo sumo se rebaja un 5 por ciento."
Aclara Guichon que no espera que varíen los valores en ubicaciones premium. "A pesar de este temblor financiero, el mercado inmobiliario sostendrá las cotizaciones de las propiedades, hablamos de lo muy bien ubicado y de calles como Alvear o Quintana; en lo que se aleja de eso, hay menos demanda y los valores pueden disminuir.

Juan Fernández Mugica, 18 de octubre de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo