Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Locales
Abasto, eje que se fortalece

Los espacios en torno del shopping cada vez son más buscados; su mayor demanda se da sobre la avenida Corrientes
 

Desde la esquina de la avenida Corrientes y Agüero, en las escalinatas del Banco Nación se obtiene una postal inigualable del Mercado del Abasto. O mejor dicho, del Shopping Abasto. Claro que, así como la apertura del mercado trajo aparejado todo un movimiento de inmigrantes a su alrededor en 1934 -sobre todo si se considera que trabajaba de lunes a lunes, las 24 horas-, la inauguración del centro de compras en 1998 implicó a su vez una inyección de público en el barrio, por entonces repleto de casas tomadas y calles mal iluminadas. Hoy, el Abasto sigue siendo el Abasto con calles oscuras, aunque de a poco, empujadas por las luminarias del shopping, algunas de ellas empezaron a recobrar la mística de otros años, con la aparición de locales gastronómicos y de indumentaria, hotelería temática y diferentes rubros relacionados con el tanto.
Hernán Siwacki, de Gama Propiedades, dice que el punto comercial fuerte de la zona está sobre Corrientes, desde Agüero hasta Anchorena, aunque se fue extendiendo hasta la avenida Pueyrredón y hasta Gallo.
Así, el barrio vio transformada la estructura comercial durante los últimos años, para lentamente convertirse en un polo cultural y gastronómico de la ciudad, acompañado por su desarrollo demográfico y una importante oferta de nuevos emprendimientos destinados a vivienda.


Fisonomía

En la zona "se destaca el desarrollo de numerosos bares, restaurantes étnicos y casas o centros culturales, como Bataclana Bar & Concert, sobre la avenida Corrientes.
Los nuevos emprendimientos comerciales se están instalando no sólo en Corrientes, sino también en calles aledañas, y la continuidad de locales comerciales que antes terminaba en la calle Salguero hoy se extiende hasta el barrio de Balvanera", advierte Adolfo Des Nogueira, responsable de Des Nogueira Negocios Inmobiliarios.
Por otra parte, los emprendimientos gastronómicos no sólo se ubican en locales convencionales, sino que tratan de copiar un poco el concepto de Palermo y buscan las antiguas y tradicionales casas del Abasto, aumentando así la llegada de centros culturales y teatros al lugar.
"Se intenta aprovechar y reciclar las casas antiguas como los llamados maduraderos, que son los semisótanos de las casas con entrada independiente donde se instalan actualmente ateliers y salones de danza que mantienen las estructuras y características constructivas de la impronta original del barrio", sigue Des Nogueira.
Para Karina y Octavio Palazzo Caputo, titulares de Palazzo Caputo Hijos, entre los gastronómicos se destacan nuevas localizaciones de emprendimientos con franquicias que replican estilos arquitectónicos y culinarios, y otras de sello propio en cuanto a cocina de autor y propuesta temática vinculadas con el tango.
"Sobre las calles perpendiculares existen también locales más pequeños con diversidad gastronómica de cocina latina, que se suma a la consolidada oferta de cocina italiana, así como rubros vinculados con el tango, desde la hotelería temática hasta los lugares con shows y academias de baile, y locales de indumentaria y productos típicos ciudadanos", dicen.
Según Des Nogueira, todo esto no hubiera sido posible sin la creciente inversión en nuevos edificios, que arrastró la instalación de locales de grandes dimensiones con superficies incluso de 900 m2 -como sucede sobre Corrientes, entre Mario Bravo y Anchorena-, y la instalación de algunos edificios de uso comercial atraídos por el dinámico punto de comunicación que se da en el Abasto.
También el desarrollo demográfico creciente conlleva una importante oferta de nuevos emprendimientos destinados a lo residencial. La mayoría de estas obras incluye en sus proyectos la construcción de locales que en casi todos los casos se alquilan aun antes de estar terminado el edificio.
Según Palazzo Caputo, los valores locativos en esta zona están ligados con el valor de mercado de la propiedad y aunque el mismo se haya mantenido últimamente, los valores de renta han sufrido un considerable descenso, como en el resto la ciudad.
"En parte, esto se debe a la disminución de demanda para compra que llegó con la crisis, por lo cual los propietarios se vieron forzados a renovar los contratos, bajando las pretensiones de rentabilidad", aseguran.
A modo de ejemplo, un local sobre Corrientes, esquina Sánchez de Bustamante, de 126 metros cuadrados, con igual superficie de sótano, se ofrece en 6900 pesos mensuales.
Según Palazzo Caputo puede afirmarse que existe una plena ocupación sobre Corrientes, más allá de la conocida recesión que impactó negativamente en el comercio en general, con disponibilidad actual de algunas esquinas y otros puntos que hoy se comercializan. "Como en todos los barrios, el valor de los alquileres lo determina la ubicación: no es lo mismo estar sobre Corrientes que sobre calles aledañas", advierte Des Nogueira.
La tendencia indica que los locales que más inversión requieren se instalan sobre la avenida, mientras que en las calles aledañas son negocios más pequeños, pero con muy buena llegada del público. Los valores de locación son más altos sobre Corrientes, sobre todo hasta la calle Anchorena, al final del shopping, y se encuentran en el orden de los 25 pesos por m2 en espacios de menor metraje y de 35 pesos en los de mayor superficie.
Según Siwacki, más allá del momento del mercado, la ocupación en el Abasto se mantiene en alza, en relación con otras zonas.
"Los valores difieren sobre todo en el foco principal de Corrientes, frente al shopping, donde es más alta la renta y va decreciendo a medida que se alejan de la avenida. Los contratos en locales importantes son de 5 años en adelante, sobre todo por la inversión inicial que hacen los locatarios en la puesta a punto."
Como no están dadas las características legales para la actualización de los montos según el costo de vida real, ni tampoco las condiciones económicas para proyectar a mayores plazos, la gran mayoría de los contratos se atiene a la duración mínima que dicta la ley, que es de 3 años.
Hablar del Abasto es referirse al inmortal Carlos Gardel. Caminar por sus calles es recorrer la historia del tango. Por eso no es casual que la impronta del 2x4 esté presente en los nuevos emprendimientos inmobiliarios, como el local Aurora-Tango, próximo a inaugurarse en la esquina de Billinghurst y Corrientes, y las ya consolidadas academias de baile, restaurantes con cena show, locales de calzado e indumentaria temáticos y hotelería, como el hotel Carlos Vía, frente al shopping.

Alejandro Rapetti, 21 de septiembre de 2009
Publicado en La Nación

Indice de Lugares

Abasto

Adrogué

Almagro

Barracas

Barrio Norte

Belgrano

Boedo

Caballito

Canning

Castelar

Chacarita

Coghlan

Colegiales

Congreso

Flores

General

Ituzaingó

La Lucila

Lomas de Zamora

Martínez

Mataderos

Microcentro

Monserrat

Munro

Nueva Pompeya

Nuñez

Olivos

Once

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Quilmes

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Isidro

San Nicolás

San Telmo

Tigre

Tribunales

Vicente López

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Urquiza

Zonas de Veraneo