Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

En el 2000 tendremos una Casa FOA diferente

En los impresos que anuncian la realización de la muestra de este año de la ya tradicional Casa FOA, se puede leer una frase que acompaña el isotipo del cielo y que expresa “Espacio de diseño”.


Darsena sur

Casa Foa 2000


No es un dato menor, ya que durante bastante tiempo se identificó al emprendimiento que con tanto acierto dirigió Mechita Malbrán de Campos como una “muestra de decoración”, y hay que reconocer que hubo una época en la que incluso quien esto escribe criticó el exceso de moños y molduras en una exposición que avanzaba peligrosamente en la exaltación de revivals estilísticos del pasado.

Las críticas fueron escuchadas, los premios de sucesivas ediciones tuvieron un efecto correctivo en cierta frivolización de los participantes y lo cierto es que en los últimos años hubo un avance significativo en la calidad de las sucesivas muestras.

Por eso, la frase que a partir de ahora acompaña al símbolo de casa FOA es otro acierto que encuadra positivamente sus alcances.



El escenario

El otro rasgo que convierte en un fenómeno distinto a la muestra de este año es el lugar elegido por los organizadores. Es el desembarcadero y el hotel de inmigrantes situados en la Dársena Norte.

Se trata de un conjunto edilicio construido en los comienzos del siglo XX (se empezó en 1907) y por él pasaron casi sin excepción los antepasados de muchos de nosotros. En mi caso, debo confesar que al recorrer (hace varias semanas, con las directivas de FOA y algunos colegas) los recintos del edificio y el empedrado del viejo desembarcadero, experimenté una emoción muy particular.

Por eso pienso que la elección de este escenario configura un auténtico homenaje a aquellos inmigrantes (que en el caso de mis padres eran muy jóvenes al llegar) que integran el árbol genealógico de la mayor parte de los argentinos.



Sin embargo, si uno pregunta a los allegados dónde se encuentra el viejo Hotel de los Inmigrantes, es casi seguro que sólo encontrará como respuesta un encoger de hombros y una mirada interrogante, “¿Es quizá un nuevo hotel del que no teníamos noticias? ¿O todavía existe algo que se conoce con un nombre tan anticuado?”

En primer lugar, para los muchachos de este tiempo la noción de inmigrante está muy alejada de aquella que tuvo en los comienzos de este siglo, que se vinculaba con la imagen de los pioneros y con una actitud de esfuerzo tenaz y sacrificado.

Esa fue la trayectoria de nuestros padres, que llegaban sin conocer el idioma ni las costumbres, sin un trabajo asegurado y sin un capital como para emprender alguna actividad. Pero llegaban como una parte del “Nuevo Mundo”, lo que se comprobaría después en la proverbial hospitalidad de los que yo llamo “porteños de ley”, que no eran otra cosa que hijos de inmigrantes ya asimilados a una Buenos Aires que hervía en un proceso de desarrollo pujante.



Todo eso debería ser concretizado- y seguramente lo será - cuando miles y miles de visitantes recorran estos espacios casi legendarios donde cincuenta diseñadores y arquitectos habrán desplegado sus virtudes creativas y su capacidad proyectual.



En mi columna del diario La Nación, yo decía al hablar sobre este asunto –y lo creo de verdad- que habría que tener el genio descriptivo de Gastón Bachelard para descubrir en los muros y los rincones, en las antiguas escaleras y los pasillos, el eco de voces juveniles parloteando en lenguas y acentos muy diversos. Percibir el paso ágil de mocetones y muchachas que miraban a su alrededor con curiosidad y recelo.



Por todo lo dicho, es deseable (y estoy convencido de que así será) que este año se superen las cifras de asistencia a la muestra de toda la historia de casa FOA. Sería la respuesta de estas generaciones a un llamado a evocar la gesta de muchos miles (por no decir millones) de extranjeros que arribaron a ese lugar y, a partir de allí, contribuyeron al crecimiento de la Argentina en las primeras cuatro décadas del siglo que termina.



Luis J. Grossman, arq.



Hotel de los Inmigrantes [ Darsena sur ]
Vistas Torres Telecom y Telefónica
Vista Torre Bank Boston (César Pelli)


Indice de Novedades