Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

La crisis: quedan cuatro días hábiles para comprar con plazos fijos

Inmuebles, opción preferida para el dinero del corralito

Entre el 50 y el 70 por ciento adquirió casas y departamentos; el resto optó por los autos

La búsqueda de un techo propio fue la opción más elegida por quienes quisieron tener sus fondos en un lugar más seguro


Entre el 50 y el 70 por ciento de las compraventas hechas con dinero atrapado en el corralito se destinó a la adquisición de bienes inmuebles, según surge de los primeros datos compulsados por tres bancos de primera línea del país.

Las operaciones restantes se repartieron entre los bienes muebles registrables. Automóviles y, en menor medida, maquinarias industriales o agrícolas y embarcaciones.

La tendencia no se repite, sin embargo, en todas las entidades consultadas por LA NACION, aunque en todas coincidieron en que aumentó "sustancialmente" la cantidad de operaciones inmobiliarias en las últimas semanas.

Por lo pronto, los cálculos provisionales del Banco BBVA-Francés muestran que "cerca del 70% de las operaciones corresponde a inmuebles, otro 25% a compras de automóviles y el 5% restante se reparte entre los otros bienes muebles registrables", confió a LA NACION una fuente de la entidad.

Víctor Bescos, gerente del Banco Ciudad, coincidió en las primeras estimaciones: "Detectamos muchas más operaciones para la compra de inmuebles que de autos. La gente en general prefería comprar inmuebles, aunque la operatoria sea más breve en las concesionarias".

Pero cuando restan sólo cuatro días hábiles para usar los certificados de plazos fijos -el lunes próximo es el último día-, desde los bancos subrayaron que aún no es posible determinar cuánto dinero movilizó en total la operatoria.

Voceros del Banco Río, por ejemplo, estimaron que "la operatoria ha ido "in crescendo"", aunque hablar de cifras "sería arriesgado".

"Al principio se hacían entre 5 y 6 operaciones por día. Ahora, entre 50 y 60 todos los días", explicaron.

En otras entidades, ya barajan cifras provisionales. Fuentes del Banco Nación estimaron ayer que entre todas sus sucursales ya se cerraron cerca de 4000 operaciones, por un total de $ 86 millones, aunque todavía restaban computar algunas operaciones, además de las que se definan hasta el lunes próximo.

Desde el Banco Provincia la cifra global sería similar. El monto girado a otras entidades rondaría entre 35 y 40 millones de pesos, mientras que esperan recibir partidas equivalentes desde el resto de la plaza bancaria.

A diferencia de los bancos, el sector automotor maneja cifras "contundentes".

El presidente de la Asociación de Concesionarias de Automóviles de la República Argentina (Acara), Oscar Cortis, señaló a LA NACION que "la operatoria permitió una recuperación interesante del sector, que movió fondos por más de 400 millones de pesos".

"Se vendieron entre 25.000 y 30.000 autos en las últimas semanas a los que quieren salir del corralito, lo que aumentó la recaudación en $ 210 millones -detalló-. Es un retorno en impuestos al Estado que no era esperado ni por el Gobierno."

Plazo

Las ventas fomentaron los pedidos para postergar el cierre de la operatoria. "Solicitamos que se amplíe el plazo porque prolongar un mes más la operatoria permitiría que muchos ahorristas terminen de decidirse", sostuvo Cortis.

Ayer, las inmobiliarias y los escribanos también reclamaron la extensión de las fechas al gobierno nacional. "Estamos bregando para que prorroguen los plazos. Al principio hubo mucha confusión entre los ahorristas, pero ahora todos los días tenemos personas que se acercan a las inmobiliarias buscando departamentos", afirmó Héctor D´Odorico, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA).

Luis María Cabona, titular del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, explicó que "la creación de este medio de pago representa un paliativo que ha permitido restablecer cierto movimiento en la compra de inmuebles".

"Hay muchas operaciones en carpeta que no han podido concretarse -añadió Cabona-. De no prorrogarse los plazos, pueden quedar sin efecto."

Ayer, en tanto, Economía y el Banco Central mostraron posturas contradictorias. Desde el Palacio de Hacienda trascendió que avalarían ampliar el plazo hasta el 30 del actual, mientras que desde el Central rechazaron cualquier cambio.

Hugo Alconada Mon, 10 de Abril de 2002

Publicado en La Nación

Indice de Novedades