Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Se acortan las diferencias

Los nuevos valores favorecen los cambios en el primer escalón de operaciones inmobiliarias

Si se parte de un departamento de categoría, los cambios posteriores se ven facilitados por su mejor cotización en un mercado que busca su punto de equilibrio

Dicen que las crisis son semillero de oportunidades y así parece confirmarlo las pautas actuales de un mercado caracterizado por una oferta abundante y precios en dólares un 50 por ciento más bajos que los que regían en noviembre último.
El nuevo nivel de los valores, que se equipara a los que regían en 1985, traza un escenario más que propicio para mudarse hacia algo más grande. Esa diferencia, que en el escalón básico (entre uno y tres ambientes) antes requería de 20.000 o 22.000 dólares hoy puede materializarse por la mitad o algo menos. Claro, habrá que tenerlos.
Mucho dependerá de la magnitud del cambio. Pero si se toman los distintos rangos, la situación beneficia considerablemente al que parte de un buen departamento y aspira a algo más grande, pero de menor jerarquía.
Un ambiente (25/27 m2) reconoce un rango entre 12.000 y 22.000 dólares, un dormitorio (40/45 m2), 20.000/27.000 y los dos dormitorios (65/70 m2), 32.000-42000, aunque mucho dependerá en cada caso de la ubicación, la luminosidad y el estado de mantenimiento de la unidad. En todos los casos, si se parte de una buena propiedad se puede elegir seguir en el mismo rango o sacrificar categoría por mayor comodidad y menor precio.
Claudio Mazur (Mazur Arquitectura Inmobiliaria) cuenta el caso de una joven que pasó de un ambiente a dos dormitorios en un solo paso. "En la zona de La Imprenta tenía un departamento de 30 m2 cubiertos y 10 descubiertos, en semipiso, y pasó a otro de dos dormitorios, de 50 metros cuadrados, más antiguo y en un piso alto, aunque debía subir uno por la escalera. Vendió su ambiente en 22.000 dólares y compró el más grande a 32.000. En noviembre esos 10.000 dólares no le hubieran alcanzado para el cambio."
Mazur sostiene que quien vende a un valor razonable puede hacerlo rápido, y se toma posición en un departamento más grande "compra un activo que en el mediano plazo será más valioso. Es una buena alternativa desde el punto de vista de la inversión."
Alejandra Covello, de la firma homónima, no duda. "Es un momento más que oportuno para intentar el traspaso, aunque hay que tener en cuenta que hay gran disparidad en los valores por la ubicación, un tema que se relaciona mucho con la seguridad. No todo bajó en la misma proporción y si bien se estima que hubo una reducción de valores en dólares de un 50 por ciento, las propiedades ubicadas en buenas zonas de Barrio Norte y Palermo defienden mucho mejor su precio."
Explica que en un buen nivel de construcción el cambio requiere de unos 10.000 dólares para pasar de uno a dos ambientes y de 20.000 para mudarse de dos ambientes a uno de tres. "La mayor diferencia tiene que ver con la superficie y otro tipo de infraestructura que suelen incorporar los departamentos más grandes."
Añade que en estos momentos hay mucha demanda, pero se retrajo la oferta. "Sólo venden los que están cambiando su propiedad por otra y lo que más se busca son los dos dormitorios con pileta e infraestructura de servicios, en un rango entre 70.000 y 80.000 dólares. Para buen material y ubicación hay que estimar hoy unos 600 dólares el metro cuadrado."
Miguel García Muro también coincide sobre este nuevo escenario. "las diferencias son mucho más chicas y para el que tenga los dólares es el momento del cambio. Al que tiene que agrandarse no le importa que la nueva propiedad valga menos porque es mejor negocio que el año último".
En un rango estándar considera que por 6000/7000 dólares se puede hacer el cambio. "Si hace siete meses un ambiente costaba 25.000 y un dos ambientes, 40.000, había que disponer de 15.000 dólares para mudarse. Hoy el primero se cotiza en unos 13.000 y el otro, en 20.000 dólares, con lo cual la diferencia es de unos 7000. Hoy se pueden hacer buenos negocios en propiedades si se tienen los dólares", concluyó.

Rafael Giménez, 3 de agosto de 2002

Publicado en La Nación

 

Indice de Novedades