Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Aumentaron las consultas

Los operadores coinciden en que la demanda prefiere departamentos chicos y bien ubicados

Ventana abierta a un mercado donde los valores se mantienen más estables a pesar de la puja de las contraofertas

"Tenemos una muy suave brisa de reactivación". La afirmación de Jorge Oppel apunta a describir de alguna manera esta suerte de mayor movimiento que se registró en el mercado en agosto y septiembre, producto de algunas circunstancias favorables.
En primer lugar, los precios están en un nivel muy atractivo y la demanda hace valer sus dólares. Además, la divisa norteamericana tuvo un período de estabilidad que despejó algunas dudas, tanto de la oferta como de la demanda. Se abre también ahora una expectativa por la posibilidad de que los fondos desacorralados se sumen a otros y se vuelquen en inmuebles.
Los cierres no son sencillos por el tironeo de las contraofertas y en relación con los valores las opiniones difieren. Mientras unos aseguran que permanecerán en el mismo nivel por la ausencia de crédito, otros pronostican un período con precios más sostenidos dado que, en usados, los buenos productos escasean.
La variación más común se da entre 500 y 600 dólares el metro cuadrado para propiedades en ubicaciones intermedias, pero es imposible generalizar dada la mezcla de características y necesidades de cada uno de los protagonistas.
Jorge D'Odorico confirma el elevado nivel de consultas de gente que se libera del corralito y llama la atención sobre el hecho de que hay escasa reposición de unidades. "En Palermo o La Imprenta, las unidades chicas y buenas se vendieron y no aparecen ofertas nuevas".
Explica que los dos últimos meses fueron relativamente buenos y que ahora se ingresa históricamente en una época de definiciones. "Faltan buenos productos y esto podría indicar que, por la escasez, podrían recuperarse algo los precios".
Da como ejemplo un piso en Zabala y O'Higgins, que se comercializó a razón de 750 dólares el metro. "Esto indica que lo bueno no cayó tanto, pero también que ahora no hay otro departamento similar para vender, porque lo bueno se retrajo del mercado."
Lo mismo sostiene Jorge Toselli. "Lo bueno escasea. Vendimos un departamento sobre República Arabe Siria y otro en Ugarteche, pero ahora no hay algo similar. Los operadores estamos atrás de las buenas ubicaciones, porque esos productos se venden más rápido".
Dice que las búsquedas en general apuntan a departamentos chicos, de gente que logró algún amparo y los compra con destino de alquiler. "Ahora se registra un interés en departamentos más buscados."

Rafael Giménez, 12 de octubre de 2002

Publicado en La Nación

 

Indice de Novedades