Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

En alquiler y bien equipadas

Unidades para ejecutivos y funcionarios extranjeros en Recoleta, Barrio Norte y Palermo

Dentro del segmento de locación de unidades amobladas parecen soplar leves aires de reactivación, registrados como consecuencia de la variación del dólar. Algunos visitantes, venezolanos, peruanos, italianos y americanos se muestran interesados en este tipo de rentabilidad y han concretado la compra de unidades, ante la posibilidad de aprovechar estas circunstancias favorables.
"Algunos vienen a trabajar, a pasear, y ven que la propiedad en relación con otros países presenta valores muy atractivos y con una probable rentabilidad, y prevén un proyecto a largo plazo. Ellos programan sus inversiones a cinco o diez años. No piensan como nosotros en el presente", explica Virginia Cogo, de War Construcciones.
Si bien el movimiento en este tipo de propiedades comenzó a registrarse entre unos sesenta y noventa días atrás, según la operadora, otros señalan que en general cada año a partir de julio y agosto comienza a manifestarse una búsqueda más intensa en estas tipologías, aunque la demanda en este momento se ve claramente favorecida por la variación del dólar. Los que sólo deciden alquilar generalmente llegan al país por razones de trabajo y por esto viajan con la familia e inscriben a sus hijos en colegios de las colectividades.
En todos los casos buscan seguridad, categoría, muy buena recepción, fáciles accesos y no complicarse con arreglos. Quieren llegar e instalarse de inmediato.
En un momento donde los cierres de operaciones no son sencillos los operadores inmobiliarios tratan de optimizar al máximo la concreción de la operación, y para esto la creatividad en la utilización de distintas estrategias parte desde la llegada a los clientes a través del diario hasta las páginas de Internet.
Si bien no existen porcentajes fijos de renta anual para los propietarios de estas unidades -varía de acuerdo con la ubicación, calidad del edificio y servicios-, en el caso de un triplex cotizado en 55.000 dólares el alquiler ronda los 10.000 pesos y por un dos ambientes de gran categoría valuado en 60.000 dólares, se obtienen unos 700 pesos mensuales.
Según José Rafael Rivas, de Rivas Propiedades, con unidades en Recoleta, Barrio Norte, centro de la ciudad y Punta del Este, "la Argentina no está caída. Sólo se trata de una etapa que seguramente dará lugar a períodos más optimistas".
Agrega: "Quienes llegan al país también vienen a ver qué pueden comprar, porque piensan que la Argentina va a revalorizar sus propiedades. Inmobiliariamente en este momento el ladrillo y la tierra para ellos se encuentran a bajo costo", recuerda.
La mayoría de los contratos varía de acuerdo con las necesidades del cliente y para ejecutivos extranjeros y diplomáticos se utiliza una cláusula para que puedan rescindir en caso de traslado.
Para Martín Llauró, de MLL Propiedades, el valor de los alquileres se discute mucho y se indexa pactando un aumento semestral del 10% acumulativo. Otra variante es reunirse cada seis meses con el inquilino y ajustar valores. Los contratos a embajadas se concretan en dólares y a particulares, en pesos. "En este segmento la demanda es muy exigente. El secreto es la calidad y presentación, con baños y cocinas a nuevo, y excelente equipamiento. Más de una operación se frustra por detalles que el propietario consideraba mínimos, como fallas en la pintura."

María Amalia García, 2 de enero 2003

Publicado en La Nación

 

 

Indice de Novedades