Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Las elegidas del diseño

Hoy, las sillas continúan seduciendo a decoradores y arquitectos

Estructura de acero con asiento y respaldo de PVC, del diseñador italiano Carlo Bartoli (Natan)

Si las sillas fueran simplemente esos "asientos con respaldo, por lo general de 4 patas, y en que sólo cabe una persona", tal como las define el Diccionario de la Real Academia Española, entonces no tendrían el protagonismo que poseen. Es que son mucho más que eso: se constituyen en uno de los más importantes enseres en el hogar, por sus fines prácticos, pero además resultan ser muebles fundamentales a la hora de decorar la vivienda y otorgarle determinado estilo.

Asiento premoldeado de metal, de Preto y Mejías (Santorini)
Multilaminado en wengué (Natan)


A pesar de esa relevancia, hasta hace 20 años no había mayores diferencias entre unas u otras. Los modelos se inclinaban hacia lo clásico, con asientos tapizados o realizados en madera laqueada. Las variantes se debían especialmente a la calidad de los productos, tanto respecto de la madera como de las telas empleadas.

Sin embargo, actualmente alcanza con realizar un pequeño recorrido por los negocios del ramo para comprobar que la infinitud bien pudo haberse transformado en sillas. El motivo que impulsó tal profusión de estos enseres es simple: el diseño ha fijado sus ojos en ellas y las ha convertido en sus niñas mimadas. Así, se utilizan para confeccionarlas gran cantidad de materiales impensables en otra época; las figuras y formas que poseen son de lo más variadas, y todos los colores pueden aparecer. "Dentro de la amplia gama que existe en el mercado -afirma el arquitecto Gustavo Peláez-, considero que se pueden distinguir tres líneas de diseño. Una de las tendencias se inclina hacia lo pop, utiliza materiales como acero y plástico, además de apostar a los diseños ergonométricos. Por supuesto, continúa la vigencia de los modelos tradicionales, que prefieren la madera y el cuero como pilares de su trabajo.

En caoba natural (Urano)
En madera de lenga y asiento en cuero (G. Dimensión)


Por último, "las versiones de autor, confeccionadas por reconocidos arquitectos y diseñadores, se convierten en piezas casi de colección, debido a lo artesanal de su elaboración. Por lo general, son modelos modernos, pero de líneas clásicas." Frente a tanta variedad, sólo cabe entonces tener presente algunos factores a la hora de elegir la versión más adecuada. .Por empezar, la función que cumplirá es esencial. No es lo mismo una silla para la computadora que para el living o el jardín. En el primer caso, las alternativas se centran en el tipo de regulación y en el respaldo. Los que son de contacto permanente son los más adecuados si se debe pasar horas sentado frente a un monitor. Para ambientes pequeños, nada mejor que sillas apilables o plegables.

Novedades

Entre las versiones más difundidas, se encuentran las que poseen respaldo y asiento confeccionados en una sola pieza. Por lo general, son elaboradas en maderas de pocas pulgadas de grosor y con tratamiento de laqueado. ¿Las formas? Bien diversas. Asientos redondos con respaldos bajos, rectos y cuadrados, por ejemplo, o totalmente rectangulares. Las estructuras, metalizadas. Para ambientaciones de líneas netas, nada mejor que sillas que sean visualmente livianas, es decir, con formas simples, monocromáticas y materiales puros. Resultan ideales las variantes realizadas en aluminio, con respaldos altos y patas finas. También se ven combinaciones sumamente originales como estructuras de metal (acero o aluminio) y cuero, cuyos tapizados son casi imperceptibles.

Recuerdos de la década del 60 en este modelo de acrílico (Gropius)
De aluminio (Linea Internacional)

Los modelos más tradicionales son los que están confeccionados en los materiales que, desde siempre, son típicamente empleados en estos muebles: madera y cuero. Dentro de estas líneas, se sigue apostando a estructuras de madera y tapizados (en respaldos y asientos) de cuero. La monocromía también se afianza en este estilo. Es posible encontrar sillas con patas traseras curvas y delanteras rectas, respaldos altos y anchos y sólidos asientos, absolutamente todo en negro. O si no, versiones en madera que combinan dos tonalidades: asientos más oscuros y estructuras más claras.

Elegir una versión pop también resulta sencillo, porque es una de las tendencias que cuenta con más variedades. Muchos modelos son ergonométricos y combinan plástico con acero. Las patas son divertidas: finas varillas que se proyectan formando gran cantidad de cruces o redondas barras delgadas son sólo algunas de ellas. Las ambientaciones rústicas se verán de maravillas con las variantes elaboradas en fibras naturales como rattan, mimbre, madera y cuero. Existen versiones exclusivas realizadas en maderas oscuras, con respaldo formado por el entrecruzamiento de largas tiras de cuero que llegan hasta las patas traseras. También se lucen los trabajados con finas varas de caña cruzadas.

Estructura metálica y cuero (R. Bobois)

Las sillas confeccionadas en hierro son tradicionalmente empleadas en exteriores, aunque también hay quienes apuestan a disponerlas en el interior del hogar. Vienen pintadas en los más diversos colores, especialmente en tonos fuertes: azul eléctrico y verde son los favoritos. Por supuesto, los clásicos negro y blanco también están presentes. La practicidad que siempre se requiere para el jardín o la terraza está representada en su principal ventaja: muchos modelos son plegables. Por su parte, varios especialistas recomiendan que, más allá de las líneas preferidas y la función a la que esté destinada, la comodidad sea una de las premisas a la hora de elegir el modelo. Para eso, el respaldo no debe ser demasiado bajo ni angosto. Si posee apoyabrazos, mcuho mejor. En caso de optar por versiones que no incluyan tapizados, entonces habrá que tener en cuenta los almohadones. De esa manera, se conseguirá la belleza y el confort que todo usuario exige a este imprescindible mueble hogareño.

Roxana García, 13 de marzo de 2003

Publicado en La Nación


 

Indice de Novedades