Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top


Un semestre que tuvo signos de recuperación

Los valores están en un nivel de oportunidad

Edificios nuevos o reciclados, pero con espacios modernos y menos costos

 

Al concluir el primer semestre los operadores coinciden en que lo peor de la crisis parece haber pasado. Se percibe mayor actividad en la búsqueda de oficinas, que durante estos meses promedió los 300 metros cuadrados. No hay dudas que el nivel de oportunidad de los precios impulsa los deseos de dejar espacios que van quedando desactualizados para instalarse en otros con un buen nivel de prestaciones y virtualmente al mismo costo.
Los segmentos en que se puede clasificar la oferta en alquiler son por demás elocuentes: En clase A se estima una variación entre 10 y 12 dólares el metro cuadrado; en clase B, unos 6/7 dólares; y en clase C, 3 dólares. Por este motivo se espera que el segundo semestre se caracterice por relocalizaciones, especialmente de empresas relacionadas con software, el agro, el Mercosur o dedicadas a la sustitución de importaciones.
"Este primer semestre mostró mayor actividad que el 2002 por la mejora en el sector de las Pyme y debido a que algunas compañías aprovecharon el nivel de valores en alquiler para mudar las oficinas. En estos casos se prefirieron muy buenos edificios", describió Javier Lobo van Gelderen, de Santiago Beccar Varela.

Luminosidad e infraestructura de servicios, muy buscados

Agregó que la tendencia se fortalece hacia avenidas, muy buenos accesos y entornos abiertos. "Departamentos, barrios cerrados y locales tuvieron una mejora, con una recuperación de los valores. En oficinas, en cambio, los precios seguirán bajos mientras no cambie la tendencia de la vacancia."
Dijo que en el tema de las ventas se hicieron pocas operaciones y muy puntuales como para establecer algún rango de valores. "En general se trata de obtener mejores prestaciones, en superficies que promediaron 250/300 metros cuadrados. Las corporaciones esperan un panorama favorable más concreto."
Hernán Moyano mostró un optimismo moderado. "El mercado tiene tendencia a entonarse, con averiguaciones de valores y mayor reacción a las ofertas, algo que antes no existía."
Revela que se cerró trato con un banco internacional y una financiera por los pisos 27 y 28 de la estratégica torre Bouchard. "Estamos también negociando algunos espacios en Puerto Madero y en el Alem Plaza. No me animo a hablar todavía de inversores extranjeros, pero hay algunas incipientes exploraciones en el mercado". En este tema explica que no se podrá lograr la rentabilidad de antes, en el orden del 12/14 por ciento anual, pero la actual, que ronda el 7 por ciento, "es muy atractiva a nivel internacional, frente a productos financieros muy volátiles".

También en Colliers International se puso el acento en el fin de la crisis. "Tras la rotura de todos los contratos en 2002, se dieron meses de negociaciones entre locadores y locatarios, pero se fue reduciendo la incertidumbre. Hoy se pactan acuerdos relacionados con la actividad del cliente, pero cada caso es diferente. Hay que considerar que es un mercado ofertado", destacaron Carlos Avellaneda y Juan Pablo Gutiérrez.
Explicaron que en este tramo del año tomaron posiciones compañías que facturan en dólares y tienen gastos en pesos. "Empresas de exportación y petroleras decidieron su mudanza con montos de contratos que difícilmente se repitan. Estos cambios se dieron en el marco de bajar costos y pasar con precios de oportundiad a algo de mejor calidad".
Comentan que las compañías ya terminaron de manejar los desórdenes causados por la devaluación. "Esto les da margen ahora para sondear la posibilidad de una mudanza. Es lo que se espera para el segundo semetre".

Rafael Giménez, 23 de junio de 2003

Publicado en La Nación

 

Indice de Novedades