Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Abasto se renueva con proyectos al compás del 2x4

Los departamentos se multiplican en la zona
El shopping ha dado lugar a un cambio que no se detiene

En la esquina de Anchorena y Carlos Gardel, El Zorzal sonríe desde su monumento. Tiene motivos: el Abasto, su barrio, está por experimentar una transformación que marcará un antes y un después.
El cambio irá de la mano de emprendimientos inmobiliarios y de la inauguración de un corredor turístico dentro del proyecto Barrio Cultura Abasto. La inversión privada y el fomento estatal confluyen para revitalizar este clásico rincón porteño, hasta ahora algo rezagado, y convertirlo en un polo de atracción.
Vicente Palazzo Caputo, fundador de la firma y con cinco décadas de trayectoria en la zona, recuerda cuando los boletos de compraventa se firmaban sobre los cajones de madera del viejo mercado.
Asegura que el momento que vive el barrio no tiene comparación con los años anteriores: "Ahora, los inversores no sólo compran la tierra, sino que ponen en marcha el proyecto de construcción. Otros, sin embargo, esperan para construir porque estudian la posibilidad de comprar terrenos linderos con la idea de edificar proyectos de mayor magnitud". 
Los precios de incidencia de los lotes fluctúan desde 80 a 130 dólares el metro cuadrado, con superficies de 8,66 por 30, en el caso de los más chicos. Por esa razón, algunos inversores tratan de comprar dos o tres juntos para hacer un emprendimiento de mayor importancia.
En los últimos meses se han comercializado 16 lotes para proyectos edilicios, 9 en Guardia Vieja; 5 en Lavalle, y 2 en Humahuaca. La mayoría de los compradores está construyendo y sumarán una variedad importante a la oferta.
En los lotes que tienen un buen FOT se realizarán torres de viviendas, con departamentos medianos y chicos, entre monoambiente y uno y dos dormitorios, que es uno de los déficit del Abasto en la actualidad.
La llegada del turismo, explotado por el fenómeno del tango y Gardel, también impulsa este renovado movimiento inmobiliario. Muchos propietarios no quieren vender y prefieren lograr una renta con sus casas. Para eso, están pensando en convertir sus propiedades en apart hoteles y utilizarlos como albergues turísticos. Así, se verá satisfecha una demanda que no encuentra oferta en el barrio.
También hay emprendimientos más chicos en terrenos con FOT bajos, donde no se puede construir en altura y en los que se harán PH, oficinas o locales comerciales.
Una de las características de este movimiento es que todos los restaurantes o salas comerciales tienen un matiz temático. "Aprovechan la identidad que tiene el Abasto con la música ciudadana y lo trasladan a sus actividades", dice Gabriel Silberstein, de Gama Propiedades.
Consigan que " se han alquilado locales destinados a abrir escuelas de tango y danza, así como también restaurantes de cocina vernácula. Hace un año se comenzaron a dictar postgrados para los estudiantes de economía y psicología en una sede de la calle Tucumán. Esto provocó un acercamiento de interesados más jóvenes".

Con furuto
  
Otra particularidad de este fenómeno inmobiliario es que los inversores son generalmente de la zona que dan sus primeros pasos en la actividad constructiva.
Se puede encontrar contadores, abogados, médicos y comerciantes. Como la experiencia es positiva, siguen invirtiendo en la construcción, pero siempre en Abasto, ya que consideran que el lugar tiene mucho potencial.
Todo lo comercializado sobre Guardia Vieja es para hacer edificios con un máximo de 9 pisos, excepto frente a las Torres del Abasto, donde se vendieron 4 predios y se construirá otra torre. Una situación similar se produce en Humahuaca. Sobre Lavalle, los lotes son de bajo FOT y podrán construirse tres plantas como máximo.
Como bien explica Palazzo Caputo, que conoce la zona al dedillo, "las futuras unidades cotizarán alrededor de 900 dólares el metro cuadrado".
Pero el operador admite que mucho dependerá de la decisión de la demanda. "En esto será vital el impulso crediticio. Se calcula que la mayoría de las unidades estará lista para estrenar a comienzos del año próximo."
Este resurgir inmobiliario del Abasto no se realizará en soledad por inversores privados. El gobierno porteño ha decidido intercambiar ideas con los vecinos, comerciantes y empresas ubicadas en el barrio.
El resultado de este trabajo conjunto es el proyecto Barrio Cultura Abasto. Entre los participantes están el grupo IRSA, la Fundación Konex, Hoyts Cinemas, el Abasto Plaza Hotel, Chanta Cuatro, bares, restaurantes, 21 salas de teatro, organizaciones vecinales, no gubernamentales e inmobiliarias.

Esquinas que esperan obras


Un mundo propio
  
Barrio Cultura Abasto está delimitado pos las vías de trenes de la ex línea Sarmiento, la calle Bulnes, y las avenidas Córdoba y Pueyrredón.
La Secretaría de Infraestructura y Planeamiento del Gobierno de la Ciudad será la encargada de ejecutar las obras de un nuevo corredor turístico, que comprenderá en una primera etapa diez manzanas, entre el pasaje Zelaya (que será peatonal), Agüero, Perón y Jean Jaurés. Se realizarán trabajos de bacheo, pavimentación, señalización e iluminación en las aceras y calzadas.
Si esta actividad tiene éxito, se extenderán las tareas en 20 manzanas más durante la segunda etapa.
Por su parte, la directora del Centro de Gestión y Participación Nº 2 Sur, María Suárez, contó que "la idea es desarrollar cultural y turísticamente la identidad que tiene el barrio".
Mencionó como ejemplo que la iluminación se hará mediante los tradicionales farolitos y todo el circuito estará señalizado con el logo de Barrio Cultura Abasto. "Además, a principios de octubre, realizaremos un festival cultural."

Muy cerca del Centro. Es una zona con rápidos accesos que se perfila atractiva para el turismo

El turismo, como base
  
Los participantes de este nuevo proyecto están entusiasmadísimos, ya que consideran que el éxito turístico está asegurado.
Toman la antigua casa de Carlos Gardel, en Jean Jeaures 735, como eje temático del nuevo recorrido. A su alrededor se han instalado tanguerías, restaurantes y locales comerciales.
Hoy, muchos visitantes se alojan en el Abasto Plaza Hotel, un establecimiento 5 estrellas en Corrientes y Anchorena.
Su lema es The Tango Experience y está considerado el primer hotel temático de América latina, ya que entre sus servicios incluye clases para los turistas que deseen aprender a bailar durante su estada. Además, la apertura de hostels en la zona contribuirá a diversificar la oferta.
El Abasto tuvo en su historia distintos momentos que fueron fundamentales para su desarrollo. Todos ellos, determinados por lo que ocurría en el predio actualmente ocupado por el shopping, en Corrientes, entre Agüero y Anchorena.
Es el centro comercial más grande de Buenos Aires. Tiene unos 120.000 metros cuadrados y se divide en 4 niveles, 186 locales, un patio de comidas con capacidad para 1500 personas, 1200 cocheras y 12 salas de cine.
Los operadores consideran que el nuevo proceso inmobiliario que se está viviendo es singular y totalmente diferente de los casos anteriores, ya que no se centra en el predio del viejo mercado, sino que esta vez abarca los alrederodes.

Juan Pablo Martinelli, 21 de agosto de 2004
Publicado en La Nación

 

Indice de Novedades