Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

El mercado inmobiliario en un año positivo

El balance del 2004 en este ámbito, pudo haber sido mejor, pero, para la gente el pasado esta aún muy fresco. Un aliado, el crédito, que se hace cada vez mas difícil de obtener.


Casi al cierre de este año 2004 se puede decir que en general el balance para el mercado inmobiliario ha sido positivo, pero....... Y ese "pero" es un signo de interrogación ante la duda en saber cómo continua un mercado que ha estado marcado por situaciones tan particulares.
Hace exactamente un año hablábamos de esperanzas para este 2004 y apuntábamos al crédito para iniciar el camino de la recuperación. ¿Y hoy? Somos más positivos, seguimos pujando por el crédito accesible y el mercado ya siente otro perfil de comprador.
Hemos dicho en otras oportunidades que ante las pocas variables financieras e incertidumbres cotidianas los tradicionales ahorristas se volcaron al ladrillo en busca de refugio y seguridad. Eso es cierto y sigue siendo así.


De principio a fin
  
Los fantasmas del pasado reciente están muy frescos todavía y la gente busca resguardo. Esto provocó un continuo movimiento que duró hasta pasado el primer semestre del año con valores en paulatino ascenso debido a la sostenida demanda, de manera tal que llevó las propiedades a precios muy similares a los de la convertibilidad.
A partir de ese momento comenzó a aquietarse la demanda y se sintió el cambio del perfil del comprador. Por un lado se trató con el comprador selectivo, que compra o invierte en lugares exclusivos muy puntualmente. Por otro lado, y aquí comienza otro tema, surgió el comprador que necesita financiar el saldo de precio a través de un crédito. Sin embargo éste se encuentra con varias dificultades para poder calificar la obtención de un crédito. Por cuestiones de plazo, justificación de ingresos, o simplemente porque la relación cuota-ingreso no le cierra. Aquí se comienza a generar un verdadero cuello de botella de complicada resolución y los tiempos, mientras se busca una solución, comienzan a estirarse.
Proliferan las famosas operaciones encadenadas de dos, tres y hasta cuatro operaciones, en las cuales al complicarse simplemente una de ellas comienzan a tambalear las demás y consecuentemente llegan a fracasar después de muchos días de gestión.
En este marco de situación se estiran como dije, los tiempos y la brecha de negociación se amplia, cerrándose los precios por debajo de lo solicitado.
Tenemos entonces un segundo semestre menos prolífico en ventas y con un mercado de alquileres con muy poca oferta. Debemos aclarar que la poca oferta existente se debe exclusivamente a la sobre demanda producida como consecuencia de lo manifestado más arriba con respecto a los créditos. Es decir, quien no pudo comprar por diferentes motivos, se volcó masivamente a los alquileres esperando un momento más propicio para poder concretar, y esto produjo una toma masiva del stock de alquileres en oferta del mercado (N. de R: eso también llevó a subir los alquileres entre un 10 a un 30% en determinados barrios, especialmente en los de mayor demanda).
Como corolario se puede hablar del 2005 con expectativas positivas, teniendo en cuenta principalmente las posibilidades ciertas en materia crediticia. Esto fundamentado en que, en la medida que se cumplan las metas trazadas por el Gobierno en materia de la deuda, y los bancos reacondicionen sus problemas, inexorablemente tendremos una muy buena línea de créditos y auguro en este supuesto un 2005 más que promisorio.

Hugo Mennella, Presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, 11 de diciembre de 2004
Publicado en Clarín

 

Indice de Novedades