Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top
MERCADO INMOBILIARIO: DATOS DEL COLEGIO DE ESCRIBANOS PORTEÑO

Se mantuvo la venta de casas, pero a precios un 24% más caros

Entre enero y noviembre de 2004 hubo 53.708 escrituras, casi lo mismo que en 2003. Sin embargo, se movió más dinero por una suba de precios. La gente busca, sobre todo, departamentos chicos y PH.


La actividad inmobiliaria en la Capital Federal parece haber salido definitivamente de lo peor de la crisis. Luego de los momentos de desaliento e incertidumbre en los precios, la compraventa de propiedades en Buenos Aires se está consolidando y apunta a seguir creciendo. De hecho, aunque entre 2003 y 2004 se vendió casi la misma cantidad de viviendas, en el último año las operaciones movieron un 24% más de plata. Esto, según los especialistas, se produjo, sobre todo, por aumento de precios.
La precisión llega por los datos que maneja el Colegio de Escribanos porteño. Entre enero y noviembre de 2004 se realizaron 53.708 escrituras, apenas un 0,76% menos que en igual período de 2003. Pero en las operaciones del año pasado se invirtieron 5.890.932.123 pesos, contra los 4.744.269.807 pesos del año anterior.
Néstor Santillán, secretario de Medios de la Cámara Inmobiliaria Argentina, no dudó: "El aumento en la cantidad de dinero operada no se debió a que hayan salido a la venta unidades más caras sino a que en general hubo un alza en los precios del 20%, aproximadamente".Otros colegas coincidieron. Eduardo Enríquez, gerente de la inmobiliaria Fecred, comentó que "entre enero y octubre pasados hubo una suba de valores de un 25% a 30%, pero luego se estabilizó. Hoy, un departamento de dos o tres ambientes en Barrio Norte o Palermo ronda los 1.200 dólares por metro cuadrado".
Por otra parte, Silvio Katz, presidente de Brick, agregó: "Es cierto que hubo un incremento del 25% al 30% en los valores. Pero el monto global de las operaciones del año pasado también aumentó porque, gracias a la reactivación económica, se retomaron construcciones que habían sido paradas por la crisis, por lo que comenzaron a salir a la venta departamentos a estrenar que, lógicamente, son más caros que los usados".
Uno de los cambios que se vivió durante el año pasado en el rubro inmobiliario fue que el tipo de comprador ya no es el mismo. Para Jorge Toselli, de Toselli & Fuentes, "hasta la mitad de 2004 la mayoría de los inversores eran personas que tenían el dinero guardado en el colchón o lo recuperaron del corralito por amparos judiciales. Pero luego empezaron a aparecer los compradores que, en gran parte, podían adquirir una propiedad porque estaban mejor económicamente". Con esta postura coincidió Gerardo Carballo, de la inmobiliaria Aprais. "Antes la gente compraba por kilo, preguntaba qué podían conseguir por el dinero que tenían ahorrado. Pero ya pasó ese efecto, y lo que tenemos es un comprador genuino, que también busca propiedades de más calidad", analizó.

Infografía

Los inmobiliarios también coincidieron en que se mantuvieron las preferencias habituales. La mayoría de la gente busca PH y departamentos chicos, de dos o tres ambientes, en los barrios "clásicos", como Barrio Norte, Palermo, Caballito, Recoleta y Belgrano.
El empuje en el sector también se verifica en la construcción. Según un informe del Gobierno de la Ciudad, durante 2004 hubo un 13% más de permisos de construcción otorgados. Sin embargo, esos permisos eran para edificar un 6% menos de metros cuadrados, por lo que se desprende que las futuras edificaciones serían de departamentos más chicos.
Aquí también hay barrios preferidos. Los diez más elegidos para construir fueron, por orden, Palermo, Villa Urquiza, Caballito, Belgrano, Almagro, Núñez, Recoleta, Saavedra, Flores y Parque Chacabuco. Una de las sorpresas fue Villa Urquiza, que sumó permisos para edificar 856 viviendas por 90.872 metros cuadrados. Para los brokers de la zona, se trata de una "revelación".
Villa Urquiza aparece como atractivo porque, entre otras cosas, conserva la fisonomía original que otras zonas perdieron y porque en 2007 el subte de la línea B llegará al centro del barrio, lo que mejorará el transporte. En cambio, el Sur y Centro de Buenos Aires siguen en desventaja en cuanto al Oeste y el Norte, ya que sólo sumaron el 7% de los pedidos de construcción de la Capital.
El panorama de la construcción no residencial fue distinto al de las viviendas. Según la Ciudad, el único rubro económico dentro de este grupo por el cual se otorgaron más permisos de edificación que en 2003 fue el comercial. Los permisos para instalar industrias cayeron fuerte, un 45%, así como también hubo menos interés para construir bancos, oficinas y otros rubros.

Pablo Novillo, 12 de enero de 2005
Publicado en Clarín

 

Indice de Novedades