Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Mercados
Alquileres: escasa oferta y valores en alza

Casi no hay disponibilidad de unidades chicas y las de mayor superficie tienen menos demanda; cada vez más inversores adquieren propiedades para renta. Alquilar, un dilema cotidiano
 

Todavía, poco para elegir


Aunque resulte paradójico, quien camine estos días muy atento por las calles de Retiro, Recoleta o Barrio Norte podrá comprobar la existencia de un fenómeno impensable un par de meses atrás: aquí o allá, los frentes de los edificios están salpicados por llamativos carteles que ofrecen departamentos en alquiler. Claro que esto tiene su explicación, porque todavía la demanda supera por lejos a la oferta de unidades. Pero un creciente número de propiedades ha comenzado a volcarse al mercado de locaciones, atraídas por la suba que experimentaron los precios de los alquileres en los últimos seis meses, que oscila entre el 40 y el 50 por ciento en relación con los que regían en 2001.
Esta dinamización del mercado tiene que ver con el mejoramiento de la economía y, según los operadores, con la irrupción de inversores que buscan en la plaza inmobiliaria una rentabilidad que no encuentran en otras áreas.
"Hoy se vende a inversores que compran para alquilar", afirma Mario Gómez, director de Toribio Achával SA. "Las rentas se hicieron atractivas -agrega-. Cuando apareció la pesificación, era del 4 por ciento anual; hoy, un 6 por ciento anual es interesante para los que invierten. Además, el que compra se da cuenta de que su plata queda protegida, no la tiene en la caja fuerte, ni en plazo fijo ni en su casa."
Coincide Maite Chavarri, de A & M Propiedades: "La gente que tiene dinero lo está invirtiendo en departamentos, compra para renta. Un departamento de dos o tres ambientes, si es atractivo y está bien ubicado, se vende al primer aviso y a veces antes de que se publique, ya que para ese tipo de propiedades hay lista de espera". Muchos de los que compran son argentinos que viven en el exterior o extranjeros casados con argentinas", explica María Fernanda de Avalle, gerente de alquileres de Exa Propiedades, quien a la hora de definir el tipo de unidades preferidas, concuerda con Chavarri en que los más buscados son los departamentos de dos dormitorios, con dos baños, reciclados a nuevo y con cocheras.
Eso no significa que el mercado de alquileres haya recuperado su rentabilidad histórica. Todavía está lejos del tradicional 10 o 12 por ciento anual de las buenas épocas. Pero el 6 o 7 por ciento por año que hoy rinde una propiedad se presenta como buena alternativa.
"Los valores de los alquileres de departamento se incrementaron en el último semestre a medida que vencían los contratos firmados a partir de 2003, pero no han recuperado sus niveles de antes", precisa Santiago A. Mamberto, de Mamberto Propiedades, que trabaja principalmente la zona de Retiro y Barrio Norte. Y añade: "Tenemos para alquilar un piso de 92 m2 en Arenales y Carlos Pellegrini, con living/comedor, 2 dormitorios, 2 baños, cocina, lavadero, dependencia de servicio y palier privado. Su valor es del orden de los 300.000 pesos. Por tal motivo, debería dar una renta de 2500 pesos mensuales o 30.000 pesos anuales, equivalente al 10 por ciento. Se está ofreciendo a 1500 pesos mensuales, equivalente al 6 por ciento anual".

Sobrevaluadas
  
También es cierto que no pocos entendidos consideran que muchas propiedades que se ofrecen en venta están sobrevaluadas. En este sentido, Avalle es terminante: "En el sector de departamentos de lujo hay mucha oferta y poca demanda. Los propietarios deben saber que no pueden pedir más que el 40 por ciento, que aumentó desde 2001, si es que el departamento está reciclado. En las zonas más caras de Buenos Aires se alcanzan valores semejantes a los que se piden en algunas calles de París o Londres. Creo que la gente tendrá que recapacitar".
Otro de los comentarios que se repite es la presunta avalancha de turistas extranjeros dispuestos a pagar cifras disparatadas por un departamento amoblado. "En ese sector hay mucha oferta y está saturado -asegura Maite Chavarri-. Mucha gente empezó a tentarse con alquilar a extranjeros, pero ellos buscan lugares exclusivos como Recoleta o el Centro."
No obstante, si la unidad reúne los requisitos de calidad y buena ubicación, el alquiler temporario es una buena alternativa. "En Recoleta, un dormitorio, amoblado, de 70 m2, reciclado, en un edificio de lujo, se alquila en 1200 dólares", estima Avalle. Otro, estándar de un dormitorio y 50 m2, en la misma zona, se ofrece en 1000 pesos.
Exa también tiene en cartera un departamento en Guido al 1500, por 1400 dólares; y otro en avenida Alvear, de 150 m2, dos dormitorios, dos baños y totalmente reciclado, en 1800 dólares por mes. Son precios acordes con el tipo de oferta en algunos de los mejores lugares porteños.
Toribio Achával, por ejemplo, tiene en cartera un piso de 150 m2 sobre Santa Fe al 1600, de living-comedor, 3 dormitorios, dependencias y cocheras, por 2500 pesos mensuales. Por último, en Rodríguez Peña al 1800, ofrece un departamento de casi 100 m2: living-comedor, 2 dormitorios, un baño y habitación de servicio, en 1800 pesos mensuales. A su vez, Maite Chavarri detalla: "Alquilé dos ambientes chicos en Juncal y Anchorena, en 600 pesos".
Según los operadores , todo parece indicar que los precios llegaron a un techo. "Es que la gente no podrá pagar más caro", sostienen.

 
Casos que se repiten
  
Soledad Quijit está buscando desde hace dos meses un alquiler de un ambiente. Es del interior y está estudiando Medicina. Temporariamente está parando en la casa de una amiga. "Siempre llego tarde. No sé qué hacer, está muy difícil. En principio buscaba en la zona cercana a la Universidad y con un presupuesto que rondaba los 300 pesos. Ahora no tengo pretensiones de barrio y estoy dispuesta a pagar hasta 500 pesos."Juan Letrado y Alejandra Pacheco también están buscando una vivienda por Congreso o Almagro. Ellos viven actualmente en un departamento de Barrio Norte, pero su contrato vence en un par de meses y no pueden pagar lo que pide el propietario. "Lamentablemente, tenemos que renunciar a la zona para volver a alquilar."

María de Vedia, 6 de agosto de 2005
Publicado en La Nación

Indice de Novedades