Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

SE AMPLIA LA OFERTA
Más créditos: para la compra de vivienda

Ahora, más flexibles. Las entidades bancarias suman propuestas para tentar a un público que se acerca de a poco a la financiación después de años de estancamiento
 

Impulsados por un escenario macroeconómico que se presenta a primera vista con cierta tendencia a la estabilidad y al crecimiento gradual, los créditos hipotecarios vuelven a recuperar protagonismo en el mercado inmobiliario, especialmente entre el segmento de la población que busca acceder a la primera vivienda.
Según los especialistas, las razones de esta reactivación pueden encontrarse en varios aspectos: por un lado, el costo financiero de las operaciones está en los niveles históricos más bajos y son similares o incluso menores que los que se pagaban en plena convertibilidad; por otro, los plazos de financiación que se extendieron hasta 20 años (lo que hace que la relación ingreso-cuota se haya reducido), y también el aumento en la oferta, ya que nuevas entidades bancarias comenzaron a lanzar líneas de préstamos y varias otras sumaron productos más acordes con la situación actual. Todo eso se suma a la seguridad y rentabilidad que da hoy la inversión en propiedades.
Como muestras de esta reactivación puede decirse que sólo durante diciembre último se otorgaron créditos por 230 millones de pesos, cifra que la mayor parte de los operadores consideran como récord en el último lustro.
"Afortunadamente, podemos decir que luego del derrumbe económico que se produjo en diciembre de 2001, en los últimos meses el sistema alcanzó su piso histórico de la época de la convertibilidad", expresó Ernesto Cúccaro, gerente de productos activos de la banca minorista del Banco Francés.
Esto queda confirmado en un informe del Banco Central que indica que la evolución de los créditos hipotecarios en lo que va del año registra un gradual pero sostenido dinamismo respecto de 2005. En efecto, la tasa de crecimiento del stock en estos casi tres meses es del 1,55%, lo que estaría dando un progreso anual cercano al 8%, muy encima del escaso 0,25% que se registró en 2005.
"En lo que respecta a la colocación, la medición interanual entre febrero de 2005 y enero de 2006 da un promedio de colocación mensual del orden de los 215,3 millones de pesos, contra 118,2 millones que se registró en igual período del año anterior", expresó Daniel García, gerente de finanzas del Banco Ciudad.
Otro de los detalles salientes del nuevo panorama es que también ascendieron los montos solicitados, ya que en junio de 2005 el promedio era de 65.000 pesos mientras que en los últimos meses las operaciones que se registran no descienden de los 70.000 pesos, con valores que en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires se ubican entre 80.000 y 90.000 pesos.
Lo mismo ocurre con el límite que se otorga, ya que actualmente los principales bancos están ofreciendo préstamos que llegan, en algunos casos, hasta los 500.000 y 700.000 pesos (es el caso del Galicia), mientras que el promedio está entre 200.000 y 300.000 pesos. Idéntica situación se da con el porcentaje de financiación, ya que si bien hasta hace unos meses el promedio estaba en el 40% del valor de la propiedad, actualmente los tomadores aplican créditos en porcentajes que tienen como base el 70% y que llegan, en algunos casos, hasta el 85% (el Provincia y el Nación son de los que más dan).
En cuanto a las tasas, las variaciones respecto del año último no fueron demasiado significativas y van del 8% al 11% para las fijas, y del 8% al 13,7% para las variables y combinadas.

Buen panorama
  
Respecto del futuro, los datos son alentadores y coincidentes: según Javier Varani, del Banco Hipotecario, "la demanda observada en lo que va de 2006 indica que esta tendencia, lejos de estancarse, irá creciendo gradualmente, debido a las especiales condiciones que se están dando en la economía argentina, que muestra un incremento gradual y progresivo de los ingresos de los solicitantes (que, al mismo tiempo, impulsa el crecimiento de los montos promedio de los créditos), la mayor confianza de los tomadores, la estabilidad a la que llegaron los valores de las propiedades y la mayor flexibilidad en la política crediticia por parte de las instituciones bancarias".
En ese sentido, Alejandro Magariños, gerente de comunicaciones y servicios de marketing de BankBoston, coincidió y expresó: "Hay mucha expectativa respecto de la recuperación progresiva de los ingresos, que está dada por la estabilidad de los principales indicadores macroeconómicos y pronósticos de crecimiento de la economía para el binomio 2006-2007, lo cual indica que si se mantienen o reducen los niveles actuales de inflación puede preverse una mayor demanda de créditos".
Este optimismo se palpa en todos los colocadores (desde el Banco Galicia, por ejemplo, expresaron que esperan cerrar el año con una cartera de 220 millones de pesos sólo en préstamos hipotecarios), que gradualmente redoblan esfuerzos para mejorar y ampliar sus líneas crediticias e intentar mantener tasas en niveles de competitividad que sean atractivas para el público.


Datos para tener en cuenta
  

  • Todas las entidades bancarias ofrecen líneas de créditos hipotecarios en pesos.
  • Las tasas que se aplican dependen del tiempo de financiación. Por lo general, los préstamos tomados a 3, 7 o 10 años se ajustan con tasas fijas, mientras que si se hacen a 10, 12, 15 o 20 años, las tasas son variables o mixtas (una combinación de las dos primeras).
  • El interés anual va del 8% al 11% para tasas fijas, y entre el 8% y el 13,7% para las variables y combinadas.
  • Dependiendo de la entidad bancaria, el sistema de amortización que se utiliza es el francés (el porcentaje de capital que se amortiza en las primeras cuotas es bajo, pero estas se mantienen constantes) o alemán (amortización de capital constante y cuota decreciente).
  • El máximo que se puede solicitar está entre 200.000 y 500.000 pesos.
  • Se puede financiar entre el 70 y el 85% del valor de la propiedad.
  • El ingreso mensual mínimo requerido para solicitar un préstamo parte de los 1000 pesos para las personas solteras y de 1500 para grupo familiar.
  • La relación cuota-ingreso establece como máximo el 30% del sueldo del solicitante.
  • En cuanto al costo financiero total (gastos administrativos, seguros y demás) se ubica entre el 10 y el 16% anual; este promedio desciende si se toma dinero con tasas variables o combinadas.

Diego Cúneo, 25 de marzo de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Novedades