Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Encuentro internacional en Madrid
Vidriera global

Se realizó con éxito en la capital española la octava edición del Salón Inmobiliario. Con un enfoque más globalizado, asistieron miles de profesionales y público en general
 

MADRID.- La octava edición del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), realizado en la semana del 4 al 8 de este mes en esta capital europea, convocó a más de 130.000 personas que recorrieron de punta a punta los cinco pabellones, con una superficie de casi 80.000 metros cuadrados. Obviamente, la vivienda fue el tema central de la feria, con variantes significativas que el negocio genera para los diferentes targets del mercado.
Fernando Urias, director de Comunicación Corporativa del Grupo Planner, su organizador, analiza la evolución del Salón. "Creció entre un 40 y un 45% respecto de 2005; la competencia está a la vista no sólo por la cantidad de expositores (700), sino por lo que se ha invertido en cada stand, que en algunos casos ronda el millón y medio de dólares". Seguramente, en un momento de ebullición como el que transita este mercado ya desde hace varios años, la imagen vale mucho. Y se nota. Desde luego, todos los stands así como las gigantescas maquetas -la de Lisboa ha sido realmente impactante- se han preparado exclusivamente para el encuentro.
El nivel de competencia de los stands ha dado lugar a que los organizadores incluso piensen en otorgar premios para compensar el esfuerzo y la inversión que realizan las empresas para participar de este encuentro, donde cada vez más se afianza el acento internacional.
Las cifras de lo que sucede en España son elocuentes: durante 2004 se construyeron alrededor de 700.000 viviendas, mientras que en 2005 la cifra orilló los 800.000. El directivo confirma: "En ningún otro país europeo existe un nivel de construcción como aquí. Aunque hay que admitir que se advierte una leve desaceleración". Y para graficarlo, sintetiza: "Se vende, pero ya no se despacha".
De todos modos, la estabilidad económica, la coyuntura local y los buenos márgenes que aporta el Real Estate son ingredientes para nada desdeñables a lo que hay que sumar tasas muy atractivas que rondan algo más del 3 por ciento y plazos que ahora se extienden por 50 años o más. ¿Será posible? "Y sí, porque la gente paga en cuotas, pero de este modo puede adquirir su vivienda. La garantía del techo propio es en definitiva un tema cultural, que se refleja en la conducta de los deudores, con un nivel de morosidad casi nulo."
 

Uno de los días de mayor concurrencia de público y de profesionales, en el SIMA


El furor por construir se observa ni bien se abandona el aeropuerto de Barajas, pero la concentración de viviendas no sólo se observa en Madrid. Existe una demanda con alto poder adquisitivo que vuelca su dinero en la segunda (o tercera) vivienda. Del otro lado, los inversores dejan fluir los capitales para la realización de los desarrollos turísticos (el porcentaje de la demanda que adquiere en este segmento está entre el 30 y el 35%). Los anuncios son muy tentadores y los posibles compradores, habituados a las ferias, no dudan en tomar decisiones de compra, donde se ofrecen propuestas ideales para las vacaciones, confortables y con tecnología moderna. Compran españoles, pero también europeos que van en busca de sol, playa y también golf, un ingrediente excluyente en estos tiempos.
Esta persistente euforia ha dado lugar que a los precios se mantengan en los 8000 euros por m2 para viviendas nuevas en buenos lugares, y por encima de los 12.000 en áreas más exclusivas. Justamente se promocionó en un stand un proyecto de primerísimo nivel a pasos de la Castellana, una de las avenidas más cotizadas de Madrid. Algunos de esos pisos se venden (con jardín y piscina propios) en alrededor de 7 millones de euros. La explicación es sencilla: la tierra cotiza por las nubes porque escasea y las opciones para adquirir una propiedad está cada vez más lejos de los sitios céntricos. Cuando, como en este caso, se construye un proyecto en un área privilegiada en el núcleo de la ciudad, los valores superan cualquier cálculo.
Fernando Urias explica que en estos últimos meses se ha producido una leve desaceleración del ritmo de construcción, a la vez que se busca alcanzar un punto de equilibrio entre la oferta y la demanda. Los valores tan altos de pisos a estrenar excluyen a una parte de la demanda que sólo puede acceder con gran esfuerzo a la compra de su primera unidad a través del programa de vivienda protegida. Este escenario contempla no sólo la demanda potencial integrada por españoles, sino por los inmigrantes legales, que se calcula en 4 millones de personas.

Argentinos, en el stand que organizó LA NACION


LA NACION, en Madrid
  
Con un enfoque más globalizado que en las anteriores ediciones, países como Brasil, Estados Unidos, Panamá, Portugal, entre otros, estuvieron en el SIMA. La Argentina también dio el presente, representada por empresarios con espacios en la muestra: el proyecto Renoir, de Puerto Madero y LA NACION, que en su stand presentó su marca, el Salón del Mercado Inmobiliario 2006. Este ámbito se convirtió en punto de encuentro para la mayoría de los brokers y developers argentinos referentes del sector que fueron agasajados con un cóctel organizado por LA NACION. Estuvieron, entre otros, Fernando Barenboim, Mario Gómez, Luis María Ugarte, Alejandra Covello, Diego Mazer, Issel Kiperszmith, Martín Rodríguez Echeto, Jaime Garbarsky, Luis Martínez, Miguel Pato, Raquel e Ismael Baigún, Daniel Obetko, Hernán Julio Vela, Alejandro Ginevra, Diego Donelly, Andrés Kalwill, Miguel Barbagallo, Alberto Fernández Prieto, Ricardo Fernández, Claudio Grasso, Ruben Frattini, Gervasio De Copegui, Guillermo González. Asimismo, participaron empresarios de Uruguay y Estados Unidos. Como siempre, en forma paralela a SIMA, se organizó un ciclo de conferencias para analizar aspectos del mercado.
En el panel de América latina se destacaron por la Argentina Jaime Garbarsky, presidente de Ecipsa, y Luis Martínez, director de CB Richard Ellis.
Por su parte, el gerente de Clasificados de LA NACION, Martín Schvartzman, ofreció una charla para presentar el Salón del Mercado Inmobiliario 2006, que se realizará en Buenos Aires entre el 4 y el 7 de octubre próximo. Destacó la importancia de encarar este proyecto encuadrado en un contexto de crecimiento económico del país y con una respuesta favorable en los negocios inmobiliarios y la construcción.

Adriana B. Anzillotti, Enviada Especial, 15 de abril de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Novedades