Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

La primera vivienda

El 25 por ciento de los que hoy solicitan créditos son parejas jóvenes que inician un proyecto de vida. En general, cuentan con ahorros cercanos al 20 o30 por ciento del valor total de la unidad, usada o a estrenar
 

La gran mayoría de los jóvenes que están de novios o por casarse quieren independencia y sueñan con adquirir su primer departamento o casa. Y si bien es cierto que no todos pueden conseguirlo, no faltan oportunidades para que el objetivo se haga realidad. Los créditos hipotecarios que ofrecen los bancos vuelven a resultar una opción válida para los que están en esa búsqueda, aunque obviamente hay que cumplir con ciertos requisitos para obtenerlo.
Con los alquileres por las nubes, la ecuación es simple: hoy lo que se paga por rentar un departamento equivale a la cuota del crédito hipotecario que se paga a largo plazo. Por eso, los jóvenes que juntan entre un 20 y un 30 por ciento del valor de una unidad están en condiciones de acceder a un préstamo para la vivienda.
"El 42 por ciento de los créditos hipotecarios que ofrece el Banco Río están destinados a quienes buscan acceder a su primera vivienda. El préstamo promedio que otorgamos es de 70.000 pesos, a 20 años con tasas combinadas, y una cuota de 700 pesos mensuales. El 10 por ciento es para viviendas a estrenar y el 90 para usadas, y casi el 50 por ciento de nuestros clientes tienen ingresos de entre 1200 y 3000 pesos. Hoy, el principal problema que existe es la poca oferta de propiedades para el segmento que puede acceder a un crédito. En general, se construye para los que tienen más recursos", informa Gustavo Massaro, gerente de producto de créditos e inversiones del Banco Río.
Según los datos que provee la entidad, el 70 por ciento de los que solicitan préstamos está casado. "El año último el banco desarrolló líneas nuevas como el Plan Novios, en el que tomamos los ingresos de ambos y representó el 7% de los créditos otorgados; el Plan Padres e Hijos o Universitarios, en el que los padres avalan la operación y colocan la propiedad a nombre de sus hijos. Un 25 por ciento de los que piden un crédito hipotecario tiene menos de 30 años y un 40 por ciento entre 30 y 40 años, siendo los 38 la edad promedio", completa Massaro.
Por su parte, Sergio Saraniti, gerente de Desarrollo de Producto del Banco Hipotecario afirma: "El crédito promedio que otorgamos en Capital es de 70.000 pesos; es mayor en Buenos Aires, La Plata y el sur del país. El promedio de edad es de 38 años; financian hoy el 50 por ciento del valor de la vivienda. El 98 por ciento es a tasa fija a 15 o 20 años, con un 60% destinado a comprar vivienda, y entre un 30 y 40 por ciento para adquirir su primera unidad. En 2004, los ingresos de la pareja promedio eran de 4500 pesos; actualmente ronda los 3500 pesos. Las mujeres toman más créditos que antes: representaban un 26 por ciento en 2004 y hoy, un 31 por ciento".


Lo que se cotiza
  
"En Villa Urquiza, las unidades de dos ambientes en edificios o PH se comercializan entre 45.000 y 50.000 dólares y están dirigidas a una demanda que busca unidades de menor antigüedad. Las parejas jóvenes que compran prefieren ubicaciones accesibles, cerca de una estación de subte o de tren. Además, eligen espacios amplios, luminosidad y bajas expensas. Las unidades tipo casa están dentro de las preferencias, así suman algún espacio abierto como patio, jardín o una terraza, a la vez que evitan las expensas", comenta Carlos Puente, de Puente Propiedades.
En la compra de la primera vivienda de los jóvenes, los padres aportan su granito de arena. "Con frecuencia los padres de los novios acuerdan pagar la unidad en partes iguales o les regalan el dinero para que puedan adquirirla. Buscan unidades de dos o tres ambientes, con una división, para cuando lleguen los hijos. Si tienen buen nivel económico eligen una unidad a estrenar. En Palermo, los dos ambientes tipo usado se cotizan entre 45.000 y 50.000 dólares, y los de 3, alrededor de 70.000. Los jóvenes vienen a la inmobiliaria muy bien asesorados", comenta Claudio Bolotinsky, de Empresse.
Barrio Norte es siempre muy buscado, pese a que la oferta ya no es tan variada y los precios son más altos (el m2 se cotiza entre 1500 y 2200 dólares), pero el valor de reventa de la unidad en el futuro ayuda a tomar la decisión. Leonor Achával, de Achával-Cornejo, comenta: "Hoy las edades son distintas, muchos se casan después de los 30, son profesionales y tienen mayor solvencia económica. Pero no resulta tan sencillo acceder a los créditos, por eso muchos dan los primeros pasos alquilando. En general, buscan los de dos o tres ambientes, pero también PH o lofts con bajos costos mensuales".
En Caballito, los valores del m2 son más accesibles. Así lo confirma Pablo Conforti, de la firma homónima: "El valor promedio del usado aquí ronda los 850 dólares, y a estrenar, los 1200. Las parejas que consiguen un crédito son las que buscan unidades de dos y tres ambientes".
En materia de cotizaciones, Belgrano se asemeja a Palermo: "El rango de valores en usados en esta zona empieza en los 1100 dólares en adelante y a estrenar, desde los 1250. Las parejas jóvenes aquí compran como primer departamento uno de tres ambientes, si es posible a estrenar, o de dos ambientes en edificios de pocos años; buscan en general Las Cañitas o La Imprenta", resume Alejandro Silberman, de Lacroze Propiedades.


Otra opción: Financiación más accesible
  
"En el Banco Ciudad, del total de los 300 préstamos hipotecarios que ofrecemos en el mes, 200 son para los que compran su primera vivienda; la mitad de los que solicitan préstamos tienen entre 25 y 35 años, y el grupo familiar gana entre 1500 y 3000 pesos. El promedio del préstamo es de 72.000 pesos. La línea de crédito que más demanda tiene es la de 20 años, a tasa variable del 8 por ciento. Cada 10.000 pesos se pagan 102 pesos por mes", comenta Maximiliano Coll, subgerente de Estudios Financieros del Banco Ciudad.

Juan Fernández Mugica, 6 de mayo de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Novedades