Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

ENTREVISTA
Josefina Cano, medio siglo a pura actividad

Es una de las inmobiliarias más reconocidas del medio; fundadora de la CIA y el SOM, dice que lo que más disfruta es el contacto con el cliente
 

Josefina Cano


Tiene una vitalidad que contagia y una energía envidiable. Tanta que es difícil creer que Josefina Cano haya cumplido hace algunos meses nada menos que 80 años.
Pero eso no es todo, ya que la firma que preside lleva más de medio siglo en acción (fue fundada por su hermana en 1948 y ella se incorporó en 1952), y a su intensa e ininterrumpida actividad en el ámbito privado suma en su currículum una larga trayectoria en el nivel institucional, ya que, entre otras cosas, tiene el privilegio de haber sido una de las fundadoras de la Cámara Inmobiliaria Argentina, primero, y del Servicio de Ofertas Múltiples (SOM), después.
"Si bien el trabajo institucional es muy gratificante, porque permite tomar decisiones en el nivel macro, también es muy demandante. Por eso, después de muchos años de estar en las comisiones directivas, hace algún tiempo me retiré de esos cargos -cuenta-. Es que de este trabajo a mí lo que más me gusta es estar con el cliente, convencerlo y concretar la operación Es un trabajo que me gusta, lo quiero Hay mucha gente que me dice: "Por qué no te jubilás". Y yo siempre digo y me digo lo mismo: qué haría yo sin el escritorio..."
Prueba de eso lo marca su agenda: "Llego a la oficina a las 10 y no me voy nunca antes de las 20. Es que además de la parte inmobiliaria tenemos la administración de 150 departamentos. Nunca pude ni puedo ni sé delegar a medias. O delego completamente o no delego nada. Por eso me gusta estar metida en el negocio y llevar personalmente las operaciones".
De ahí que este tiempo al frente de la empresa le haya dejado abundantes anécdotas. "Me acuerdo que hace unos años vino un médico al que no conocía a pedirme que le tasara su consultorio. Le dije que no había problemas y él me entregó las llaves en el momento. Entonces, le dije ¡Qué confianza! Entregarme las llaves así... , porque me estaba dando las llaves de un consultorio de más de 150 m2 lleno de artefactos carísimos Y él me contestó: Hace 35 años usted le vendió unas oficinas a mi padre. Y entonces él me dijo: si alguna vez tenés que hacer un negocio, andá con Josefina Cano . Esas son las cosas que a una la reconfortan, porque es una gran satisfacción que la gente confíe y valore su nombre". Lo dice Josefina, a quien los años parecen avalarlo.

D. C., 8 de julio de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Novedades