Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

OPINION
Un colegio inmobiliario en la Capital

Los operadores coinciden en que dejarán de subir por el ingreso en el mercado de más departamentos; otro factor que consideran son los acotados salarios de los inquilinos
 

Hugo Mennella, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina


Después de muchos años de lucha, el sector inmobiliario en pleno celebra la sanción de la ley 2175, por la que se crea el Colegio Unico de Corredores Inmobiliarios.
Grande fue el esfuerzo para que los legisladores porteños entendieran el beneficio que esto significa para la actividad inmobiliaria. Mucha incomprensión por una parte y desconocimiento de la situación de irregularidad en la que nos encontrábamos los inmobiliarios, por la otra, llevó al aletargamiento y a las posiciones distantes sin fundamento.
Finalmente, hace apenas ocho días los inmobiliarios vimos plasmado el esfuerzo de tantos años de insistencia mediante del proyecto de ley presentado por la Cámara Inmobiliaria Argentina e impulsado por la Legislatura de la Ciudad Autónoma.
De esta manera, una vez reglamentada la norma y formalizada su creación, contaremos con un organismo que nos represente legalmente y que controle las matrículas profesionales.
Siempre quisimos jerarquizar la actividad, más aún después de sancionada la ley 25.028 (modificatoria de la 20.226 y de la 23.282 ), que determina la obligatoriedad de cursar una carrera universitaria para obtener el título de corredor inmobiliario o martillero público.
Deseo que se interprete fielmente el significado de esta nueva instancia que se abre: para los inmobiliarios significará la posibilidad de desplazar del mercado a quienes trabajan informalmente y que en muchos casos desprestigian a los verdaderos profesionales. Los particulares se verán beneficiados pues tratarán con quienes estén debidamente establecidos, acreditados y controlados, lo que garantizará una transacción inmobiliaria sin riesgos patrimoniales, a sabiendas de que los profesionales intervinientes actuarán dentro de un marco regulatorio, además de idoneidad, corrección y verdadero conocimiento de la materia.
Una vez más la Cámara Inmobiliaria Argentina está al frente de los acontecimientos, procurando permanentemente beneficiar a los operadores inmobiliarios para que estos puedan así brindar un servicio más profesional bajo el estricto cumplimiento de las obligaciones, y dentro del marco de la ética y la ley. Esto es motivo más que suficiente de celebración para toda la comunidad inmobiliaria, y muy especialmente para los que trabajamos desde siempre con seriedad y honestidad.

Hugo Mennella, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, 2 de diciembre de 2006
Publicado en La Nación

Indice de Novedades