Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

MERCADO
Nuevas obras, la AFIP, los operadores y sus desvelos

Destacan el poder dinamizador de la actividad y la necesidad de agilizar los trámites tributarios
 

La propiedad, en el tapete


A pocos días de que concluya la veda para la construcción de edificios en altura en seis barrios de la Capital, se conocieron nuevos amparos, hecho que provocó inquietud en el sector inmobiliario. Los operadores aprovecharon esta circunstancia para explayarse, además, sobre las nuevas medidas tributarias.
Carlos Puente, de la empresa homónima, tiene la sensación de que, en ambos temas, todo volverá finalmente a su cauce normal. "No se puede detener el impulso de esta industria. Pienso que la decisión final girará en torno de la modernización de la infraestructura de servicios y en asegurar que los proyectos estén correctamente aprobados."
Asegura que la construcción no se detendrá, en parte porque "el dos ambientes para renta, producto del ahorro del trabajo, reemplazó al plazo fijo".
Sobre los trámites impositivos que se deben realizar durante las operaciones, Puente estima que son engorrosos porque no toda la población tiene la misma facilidad de acceder a Internet, "aunque finalmente todos se terminarán adaptando a una operatoria que debería agilizarse".
En relación con los valores de venta, calcula que retrocedieron entre el 5 y el 10 por ciento desde noviembre, y se mantendrán en el nivel actual.


No subir la alícuota

Roberto Ledo, director de Bullrich, comenta que frente a todas estas novedades los operadores se mantienen cautos. "Hay un desfase entre los valores reales y las tasaciones fiscales, y creo que la valuación fiscal debería incrementarse, pero no la alícuota. Es decir, subir los valores, pero no los impuestos."
Asegura que ésta sería una manera de blanquear sin perjudicar a la gente. "Creo que los trámites deberían ser más rápidos y pienso que al principio impactarán en la gente."
Jorge Toselli pone el acento en las medidas cautelares para frenar la construcción en Palermo y Caballito. "El denominado corralito inmobiliario se sigue expandiendo", resume. Asegura que la actividad es la mayor generadora de empleos en el país. "Se necesitan viviendas, sobre todo para ofrecerlas en locación."
Considera que esta situación llevará a una desacelaración de la actividad, con la consecuente suba del índice de desempleo.
"Son las empresas proveedoras del servicio las que deben responder por la mayor demanda", opina.
Roberto Tizado cree que blanquear las operaciones les conviene a todos, "aunque en la realidad las operaciones inmobiliarias hace tiempo que se asientan con claridad, y que figuran todos los datos de los vendedores y compradores".
Agrega que las mayores dificultades son para los compradores cuando tienen que justificar el origen de los fondos.
"Creo que debería haber un proceso de transición, que permita en forma gradual que la gente que tiene sus ahorros pueda blanquearlos sin alterar la dinámica del mercado." Explica que hay que tener claro que el mercado creció en estos últimos años gracias a inversores que se animaron y colocaron el dinero en obras.
"Con tantas construcciones se logró reconstruir el valor de la propiedad después de la crisis de 2001. Respecto de las obras, destaca que "la construcción emplea a mucha gente que está excluida de algún modo y sin posibilidad de competir en otros puestos. En esta actividad, al menos tienen un ingreso mensual y una obra social".
Finalmente, Guillermo Vinelli considera que estas medidas de la AFIP podrían llegar a complicar algunas operaciones.
"Creo que con los otros players tendremos que dar señales claras para llegar a una decisión acordada y lograr seguridad jurídica y reglas que no cambien todo el tiempo, sino que ayuden al sector. Es importante tener un mercado transparente sin que se desalienten las inversiones", concluye.

10 de febrero de 2007
Publicado en La Nación

Indice de Novedades