Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

CONSORCIOS
Expensas, la suba tan temida

El incremento salarial de los encargados, el costo de la seguridad y los gastos de mantenimiento de los edificios generan especial inquietud en los propietarios e inquilinos, cuyos ingresos se mantienen estables
 

Cuando en la vida económica aparece la inflación, la tranquilidad de los habitantes de cualquier edificio no es la misma. Mes a mes, el corazón empieza a palpitar con más fuerza ante el temor de un posible aumento de las expensas.
Aunque la calle rebosa de quejas al respecto, no es fácil establecer con precisión cuáles son en este rubro los valores medios, ya que la situación varía incluso en edificios de construcción idéntica y con la misma cantidad de unidades, servicios y personal.
Sin embargo, los administradores coinciden en que la suba de los costos de mantenimiento se está convirtiendo en una verdadera espada de Damocles para los consorcistas, de los cuales muchos son asalariados con haberes mínimos, jubilados, pensionados, trabajadores informales e inquilinos.
El incremento salarial de los encargados es la causa por la que los inquilinos y propietarios deben desembolsar un monto más alto para el mantenimiento del edificio. En opinión de Gaspar Demirjian, de la firma Marolda Inmuebles, los valores de las expensas de los últimos 12 meses se incrementaron, según los gastos realizados en los edificios, entre un 15 y un 30 por ciento.
Por su parte, Néstor Pirosanto, de la Cámara de Propiedad Horizontal, dice que las expensas se están incrementando también porque los rubros que la componen están sufriendo variaciones. Eso sucede con los valores de los materiales de construcción, abonos de mantenimiento que están actualizando sus costos, los salarios del personal que se han incrementado y los servicios de vigilancia de los edificios que los poseen.
Como las expensas son estacionales en aquellos edificios que cuentan con servicios centrales de agua caliente y calefacción, se ha dado un aumento por el mayor consumo de combustible ya que este invierno fue muy atípico, de temperaturas variables y más frías que el anterior, y se inició antes de otras temporadas.


Parámetros distintos


Para determinar si las expensas de un edificio en propiedad horizontal son proporcionadas o excesivas, se toman como referencia parámetros distintos: el precio de los inmuebles, por un lado, o los salarios de los propietarios, por el otro. Osvaldo Loisi, presidente de la Liga del Consorcista, opina que desde el primer punto de vista, las expensas resultarían "relativamente razonables, dada la considerable valorización operada en los precios de los inmuebles en los últimos tiempos. Si, en cambio, tomamos como óptica los salarios -agrega-, las expensas resultan sumamente onerosas, porque siempre los incrementos salariales resultan muy por debajo de los continuos aumentos de expensas".
Según comenta Marcelo Nadal, de la administradora homónima, las expensas subieron a la par de la inseguridad: "Se trata de un servicio que incide de manera considerable, tanto si la vigilancia es electrónica como si es ejercida por personal especial".
También incide la cantidad de unidades. Por lo general, los edificios integrados por un número mayor pagan menos, porque el gasto, naturalmente, se divide entre todos. Pero éstas son sólo apreciaciones aproximadas, pues el valor de las expensas, a diferencia de los impuestos o los servicios, está sometido a muchísimos factores de difícil ponderación.
Nadal se muestra, por otra parte, conforme con la disposición recientemente aprobada que establece para los edificios por construir que deben contar con vivienda destinada a portería, con la obligación de destinarle 40 m2, medida que no se aplica a los edificios construidos.
Demirjián apoya también esta medida, que para los porteros, parte integral de la problemática de las expensas, significaría un gran cambio: "Podrán disponer de un estar y dormitorios, previendo la posibilidad de tener hijos, algo que para mí es muy justo".

Bartolomé Vedia Olivera, 8 de septiembre de 2007
Publicado en La Nación

Indice de Novedades