Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Escrituras que se demoran

Preocupan a los operadores los atrasos en la emisión de los certificados necesarios para cerrar las operaciones en el ámbito bonaerense
 

El atraso con el que se entregan los certificados y se responden oficios en el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires causa preocupación entre escribanos y operadores inmobiliarios, que se quejan de la imposibilidad de realizar operaciones de compraventa y alquileres en los tiempos previstos.
La semana pasada, el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires había pedido la rápida normalización del organismo en una solicitada publicada en LA NACION.
Unos días después, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Carlos Sotelo, calculó que había unos 45.000 trámites paralizados. "No todas son escrituras, porque también se incluyen embargos, donaciones y todos los informes que son imprescindibles para las operaciones de compra-venta y alquiler."
El miércoles último, el gobernador Daniel Scioli se presentó en la sede del organismo durante una gestión en la que, finalmente, los empleados aceptaron liberar unas 17.000 certificaciones, especialmente las relacionados con créditos.
Operadores señalaban hasta ayer que todavía se mantenían considerables atrasos, aunque la circunstancia de que se atraviese una época del año en la que merma el número de operaciones hizo que se sintiera menos el impacto. Algunos usuarios refirieron que estaban a la espera de esos certificados para poder mudarse.
Jorge Toselli, de JT Inmobiliaria, asegura que el mercad o de locaciones se perjudica. "Nosotros trabajamos con clientes del interior, gente de Campana, Pehuajó o el conurbano bonaerense, por lo que aceptamos garantías con propiedades de provincia y ahora no se pueden hacer los contratos porque no se entregan los certificados de dominio. Como operadores, necesitamos la comprobación fehaciente de que el inmueble no está embargado ni pesan inhibiciones."
Agrega Toselli que tiene varias operaciones en curso, que no se pueden concluir. En una de ellas debió devolver la reserva. "El tema causa gran preocupación en las dos partes que intervienen en la operación".
Carlos Manés, de la firma homónima, agrega que hay propietarios que vendieron su departamento en la Capital para comprar una casa en la provincia, y de esta última propiedad no se puede hacer todavía la escritura.
"Lo que se complicó con estos atrasos es la etapa final de la escrituración, en la que el escribano pide los certificados y bloquea la matrícula. Pero si los oficios no salen, la operación no se puede realizar."
Manés advirtió que esta situación podría dar lugar a futuras demandas contra el estado provincial.
Jorge Krohn, de D Aria SA, refirió que hubo gente que aprovechando la cercanía del verano vino del exterior a hacer operaciones y regresaron a su país sin haberlas concretado. Jorge Pedrosa, martillero de Morón, coincide: "Tengo cuatro escrituras que no terminan de salir, y dos o tres más para ingresar y no se puede dar fecha cierta de nada".
Asegura Pedrosa que es un caso inédito. "Si alguien, como ocurre, vendió en la Capital y no puede ingresar en su nueva casa en la provincia, se queda sin vivienda en ese lapso. Las tramitaciones ya venían con demoras desde el 10 de noviembre; esos certificados todavía no salieron. Que recuerde, sólo una vez estuvo el Registro de la Propiedad tres días detenido."
Explica que hay gente que pidió créditos. "Si no hacen a tiempo la operación, tendrán que volver a presentar al banco todos los papeles."

R. G., 5 de enero de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades