Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Departamento de soltero

Con limitaciones, las entidades oficiales y algunas privadas acercan opciones de créditos hipotecarios para los que dejan la casa familiar y se van a vivir solos. La mayoría son profesionales con sueldos altos, necesarios para hacer frente a las cuotas mensuales
 

El sueño de muchos jóvenes hoy es dejar la casa de sus padres y comenzar una nueva etapa. Esa independencia significa contar con techo propio, lo que implica tener que alquilar un departamento o bien, la mejor opción, convertirse en propietario.
Hoy no existe una gran variedad de créditos hipotecarios, pero aun así hay opciones. Contar con la ayuda de los padres suma si además se piensa en tomar un crédito que resulte ventajoso para el bolsillo. Por eso, pese a que no es el mejor momento para los bancos en relación con el otorgamiento de créditos y a que no muchos pueden calificar para acceder al dinero solicitado, surgen alternativas interesantes que provienen de entidades oficiales como el Banco Ciudad o Hipotecario, además de algunos privados.


Préstamos necesarios

Para Carlos Puente, titular en Villa Urquiza, de la firma homónima, "es lamentable que después del impacto que generó la actividad inmobiliaria en el período 2004/2007 hoy no se cuente con importantes alternativas crediticias, acorde con el crecimiento de la oferta existente". Según Puente, "los constructores y operadores inmobiliarios entendieron entonces que el mercado necesitaba cubrir la fuerte demanda que llegaba de parte de los jóvenes que deseaban independizarse y adquirir su primera propiedad; en general, monoambientes y unidades de un dormitorio constituían el segmento más requerido". Continúa: "Hoy, la realidad nos indica que el crédito que el mercado necesita es muy escaso frente a tanta demanda insatisfecha, que además no califica". Dentro de este contexto, el Banco Ciudad ofrece actualmente una de las mejores propuestas en pesos. "Se trata de un crédito hipotecario ágil, accesible para la juventud que prefiere, aunque sea a largo plazo, comprar antes que alquilar, con trámites menos burocráticos y más rápidos como ocurrió en la década pasada. Esto puede impulsar la concreción de operaciones y habría una transferencia de actuales inquilinos a nuevos propietarios. También destrabaría un problema social como el de los alquileres y se produciría a partir de esta situación una baja en el precio de las locaciones", dice el empresario. El Banco Ciudad ofrece créditos hipotecarios a 20 años a una tasa variable del 9% y un costo financiero total de 11,49%, lo que lo ubica entre los más accesibles del mercado. Este banco realiza cerca de 400 operaciones hipotecarias por mes, con lo que supera los 40 millones de pesos de colocación mensual promedio.
"El monto promedio financiado en 2007 fue de 33.000 dólares y el valor de los inmuebles hipotecados, de 63.000 dólares, con lo que el porcentaje promedio financiado de cada vivienda llega al 52% del valor de la propiedad. El plazo de los créditos llegó a los 191 meses, casi 16 años. El 40% de los demandantes de créditos hipotecarios del Banco Ciudad son personas solteras. Dos de cada tres tomadores accedieron a su primera vivienda. El 60% de los titulares son hombres y el 40% mujeres", cuenta Martín Cascante, de la Subgerencia de Estudios Financieros de la entidad.
"Más del 50% de los solicitantes -completa Cascante- tiene entre 26 y 35 años. La edad promedio alcanza los 37 años. El 85% de los demandantes trabaja en relación de dependencia, y a su vez, el 60% de ellos tiene más de 6 años de antigüedad en el empleo."
Según la opinión de Héctor D Odorico, a cargo de Héctor D Odorico Negocios Inmobiliarios, "hoy el crédito se otorga con cuentagotas, salvo los que son oficiales. El resto de las entidades por ahora no están dispuestas a financiar a 10 o 15 años. Pese a todo, hay mucho movimiento y estamos cerrando varias operaciones con los créditos de primera vivienda. El perfil es de 25 a 35 años, solteros con buenos ingresos que financian entre el 30 y el 50 por ciento. En Caballito buscan unidades nuevas, dos ambientes a estrenar, y los valores de las unidades, de entre 45 y 50 m2, oscilan entre 60.000 y 70.000 dólares. Los de dos dormitorios, de 70 m2, llegan a los 100.000".
Para otros operadores, el mercado de las unidades chicas es el más apetecible para el segmento integrado por jóvenes solteros. En la cartera de algunas inmobiliarias significa entre el 5 y el 20 por ciento de las operaciones que realizan.
Jorge Toselli, titular de JT Inmobiliaria, comenta: "Se reactivó el tema del crédito en su empresa, sobre todo de los Bancos Ciudad y Nación. Recientemente, le vendimos a una joven una unidad de un ambiente por 40.000 dólares, el 25 por ciento fue efectivo y el 15 restante con préstamo. Tenemos varios casos similares en el interior, en jóvenes de entre 26 y 30 años, que se mudan solos a unidades chicas. Un ambiente en Barrio Norte o Recoleta de 27 a 32 m2 supera los 40.000 dólares, y los padres actúan como garantes. En el último trimestre vendimos el 23 por ciento con esta operatoria, la mitad de ellos eran solteros".
Otros operadores, sin embargo, están disconformes por la falta de crédito. Mariano Oppel, de la firma Oppel Propiedades, objeta: "El crédito es una cuenta pendiente que brilla por su ausencia; en la mayoría de los casos los bancos prestan a los que no lo necesitan. No son muchos los casos de jóvenes que se independizan, porque no les alcanza para comprar una propiedad. Esto sería fundamental para dinamizar los ciclos de la vida. Los jóvenes profesionales que tienen un ingreso muy importante, de entre 6000 y 10.000 pesos, y que pueden ahorrar representan entre un 5 y un 10 por ciento de nuestras operaciones. Buscan propiedades modernas en buenas zonas, y en edificios con infraestructura, lofts, y unidades de dos dormitorios; tienen un buen poder adquisitivo".
Javier Varani, gerente de Relaciones Institucionales del Banco Hipotecario, afirma: "En 2007 más del 33 por ciento de los créditos tiene titulares de hasta 35 años. Un tercio de los tomadores de crédito ha accedido para la compra de su vivienda. Los jóvenes propietarios tienen un alto grado de profesionalización, pero su ingreso familiar promedio está por debajo de los 3500 pesos; el 30 por ciento de ellos cuenta con ingresos inferiores a 2500 pesos, lo cual demuestra que el crédito fue más accesible para los sectores medios". Y agrega: "En el segundo semestre del año último, se generó un aumento en el costo del dinero, lo que afectó la oferta en el mercado de crédito hipotecario. Las líneas a tasa fija y en pesos son una opción atractiva para el cliente, que en el Banco Hipotecario llegan hasta diez años de plazo".


Otros datos

Según un informe de la Gerencia de Inversiones y Créditos del Banco Santander Rio, en 2007 se otorgaron alrededor de 8000 créditos para la compra y construcción de vivienda en todo el país. La edad promedio es de 38 años, y los tomadores más jóvenes son los de Mendoza y del oeste y sur de la provincia de Buenos Aires, con edades que promedian los 36 años. El 73% de los tomadores de Súper Hipoteca son de sexo masculino, en tanto el 77,2% corresponde a empleados en relación de dependencia. En promedio, el 8,7% son profesionales, y el monto por financiar es el 50% del valor de la propiedad.
Federico L. tiene 23 años, trabaja en una empresa exportadora y compró un monoambiente en Anchorena y Beruti de 30 m2 por 49.000 dólares. "Obtuve un crédito de 30.000 dólares a tasa fija, a 10 años, por el que pago una cuota de 2000 pesos. Elegí esta opción porque no llegaba a juntar todo el dinero y quería irme a vivir solo; la unidad es para refaccionar." El caso de Ana M., profesional de 30 años, es similar: "Me otorgaron un crédito en el Banco Ciudad de 68.000 pesos a 5 años y pago una cuota de 1500 pesos. Quería independizarme y lo logré".

Juan Fernández Mugica, 1 de marzo de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades