Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Para tener en cuenta
Importancia de la prevención

Normas sobre incendios, que son obligatorias, y algunos consejos para aplicar en los consorcios y hacer más segura la vida en los edificios
 

La primera tarea es la prevención


Lograr mayor seguridad en los inmuebles constituye hoy una necesidad excluyente. No existen áreas invulnerables, pero sí medidas de prevención. Desde junio de 2004 está vigente la ley 1346, que crea un plan de evacuación y simulacro en caso de incendio, explosión o advertencia de daño, obligatorio en oficinas, escuelas, hospitales y edificios de atención al público, y de aplicación voluntaria en los edificios de viviendas. Según la norma, estos simulacros deben ser realizados al menos dos veces al año.
Silvia Oddone, de la Fundación Rumbos, informa: "Hay que tener en cuenta a las personas con impedimentos físicos. En caso de evacuación, se debe planificar anticipadamente, llevar un registro actualizado de ellas y prever el auxilio".
Luis Sinagra, de Estudio Albornoz & Asoc., empresa que se dedica a la administración de consorcios, destaca un detalle importante: "Los planos de evacuación se deben encontrar en cada piso y en un lugar visible, al igual que la ubicación de los puntos de reunión. Además, es primordial capacitar al personal del edificio en relación con el uso de matafuegos, la verificación de cargas y los sistemas de alarmas. Los hidrantes y los detectores de humo deben ser revisados periódicamente". En general, las medidas de prevención para la evacuación son bastante deficientes. Debe admitirse que las nuevas estructuras edilicias consideran una mejor vía de escape.
Bruno Balboni, productor de seguros de Federación Patronal, comenta: "La ley 13.512 es reiterativa respecto de la obligación de asegurar el edificio contra incendio. Algunas pólizas incluyen los gastos que podría pagar el asegurado después de un incendio (alquileres y hoteles) y la remoción de escombros. El seguro sirve al solo hecho de una recuperación económica".
Néstor Loguzzo, integrante de la Cámara Argentina de Seguridad, entidad que agrupa empresas que se dedican a la fabricación de matafuegos, productos ignífugos y elementos de protección, expresa: "Además del control trimestral y el mantenimiento o recarga anual de los extintores, es obligatorio encarar un trabajo técnico y confeccionar un diagnóstico en el que se indique el tipo, la cantidad y la ubicación de los matafuegos que debe tener cada edificio. Se deben consultar los planos o reglamentos de propiedad, para realizar los cálculos de superficies necesarios".
Agrega que el posible incumplimiento de las normas por parte del administrador es punible penalmente con castigos, hasta con cárcel si hubiera víctimas mortales.
Alejandro Rodrigues, titular de Ascensores Vertirod, explica: "No se deben usar los ascensores durante un incendio; lo que corresponde es cortar la llave trifásica para dejarlos inactivos. El fuego se propaga por el hueco del ascensor y en la cabina se acumulan los gases".
Una disposición del Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) de 1996 obliga a todos los inmuebles construidos desde ese año a tener instalaciones seguras.
El subcomisario de Bomberos Roberto Corsaro dice que de acuerdo con una estadística sobre las causas, sobre un total de 5300 intervenciones, el 28 por ciento correspondió a accidentes eléctricos; el 24, a colillas de cigarrillos; el 9, a radiación calórica; el 8, a vapores de hidrocarburos; 7, a llamas de gas; 6, a exposición de alimentos; 4, a chispas; 3, a velas; 2, a grasa de conducto, y uno, a pirotecnia.
El buen mantenimiento de las mangueras asegura un correcto funcionamiento a la hora de ponerlas en uso y garantiza la ausencia de deterioro. Cada cinco años deben ser sometidas a una presión de prueba.
Por su parte, Daniel Osvaldo Russo, titular de Defensa Civil, manifiesta: "Los servicios esenciales son asegurar el orden público; efectuar tareas de salvamento y rescate; evacuar, y llevar a los heridos y enfermos a centros asistenciales para su atención. Brindar apoyo moral, espiritual y material a las personas afectadas, además de despejar calles de acceso a la zona de emergencia".

El director de la Guardia de Auxilio y Emergencias del gobierno porteño, Claudio Pascali, explica: "Nuestros especialistas realizan informes y tareas de apuntaamiento para evitar el derrumbe, después el propietario debe realizar la reparación".
La organizadora de las conferencias sobre propiedad horizontal en la UTN, María Rosa Farcy, explica: "Durante 2007 organizamos 40 conferencias relacionadas con la prevención. Aproximadamente 2000 profesionales asistieron, pero consideramos que no es suficiente. Es importante instruir a los consorcistas para que tomen conciencia de los peligros que cada día pueden enfrentar".

22 de marzo de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades