Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Expectativa en la plaza local

Podría beneficiarse de la crisis española por la diferencia de precios y si se promueven normas previsibles para la inversión
 

La turbulencia mundial que generó la crisis de las hipotecas en Estados Unidos y su preocupante rebote en España, donde se realizó esta semana una nueva edición del Salón del Mercado Inmobiliario de Madrid, genera inquietudes en el sentido de si las dificultades españolas afectarán al mercado argentino.
La opinión de desarrolladores y operadores es coincidente en que se notará cierta prudencia en la toma de decisiones, especialmente en la preparación de proyectos de gran volumen. Pero donde en general ponen el acento es en que la situación interna -entiéndase el Código de Transferencia de Inmuebles (COTI), la inflación y la crisis con el campo- tendrá en nuestro ámbito mayor influencia que los cataclismos económicos mundiales.
Un factor diferencial entre nosotros es el exiguo nivel de hipotecas. Un dato: se inscribieron en el año último 8566 y se cancelaron 18.208. Lo atípico de la plaza local es que es un mercado de contado.
Fernando Burone, consultor y desarrollista, explica que en España "todo el mercado está hipotecado, subieron las tasas, merman las obras y el trabajo, y se complica pagar la cuota del crédito. Aquí ocurre todo lo contrario, los desarrollistas tienen la plata para hacer las obras y todavía hay muchos ahorros para volcar a la construcción".
Admite que algunos temas se complicaron. "Uno de mis clientes compraba un terreno aquí para hacer un desarrollo importante con el crédito de un banco español. No le dieron la plata, así que el proyecto se postergó."
Agrega que hay muchos españoles que tienen ahorros y ven a la Argentina como un mercado que vale 10 veces menos y no se mueve apalancado en créditos. "De esta manera empezamos a competir con Panamá y México. Además hay que considerar que algunos emprendimientos se encaran bien y otros, mal, aquí y en España. Los primeros son los que sortean todas las coyunturas desfavorables."


Desaceleración

Para Hernán Moyano hay una desaceleración económica mundial, que comienza en Estados Unidos y tiene un efecto multiplicador en el resto del planeta. "Es un momento especial donde pueden ganar aquellos que sepan jugar en medio de las vicisitudes. Tenemos mucha vinculación comercial e inmobiliaria con España. Hay grandes compañías aquí de origen español y eso puede producir cierta calma, aunque lo más lógico es que en esta crisis los capitales se vuelquen a nuestro Real Estate porque hacer ahora negocios inmobiliarios en Estados Unidos generará cierta inquietud."
Concluye Moyano en que para que esta situación nos beneficie, "el país debería acompañar, porque tenemos el problema de una alta inflación en dólares".
Para Miguel Altgelt, en la Argentina se dan muy buenas condiciones para tentar a los españoles que no sepan qué hacer con sus ahorros y que quieran invertir en una segunda residencia. "El euro, con respecto al dólar, que es nuestra moneda de transacción en inmuebles, está en una interesante brecha por la diferencia en favor de nosotros en el valor del metro cuadrado."
Explica que el mercado local no está afectado por esta crisis. "La Argentina seguirá creciendo a pesar de todo lo que hacemos para que esto no ocurra: el COTI, la crisis con el campo, el descreimiento de los inversores. Los argentinos a quienes les va bien en España reinvertirán aquí sus ganancias en el Real Estate. Todo esto hace que el mercado siga creciendo."
También Héctor D Odorico se manifiesta optimista. "No creo que la crisis española nos afecte porque nuestro mercado está consolidado. Aquí los deudores hipotecarios no llegan al 50% de lo que vale una propiedad, aunque estas situaciones siempre generan incertidumbre y la gente toma alguna distancia hasta que aclare."
Indica que lo que más afecta son los cimbronazos de índole económico en el mercado interno.
"Aquí han desembarcado muchos españoles en busca de la segunda vivienda y con el salón que se hizo en Madrid en estos días, donde desarrolladores locales exhibieron sus proyectos, los españoles podrán acceder a este mercado, que es mucho más seguro y redituable, con una renta anual en el orden del 6 al 7 por ciento."

Rafael Giménez, 12 de abril de 2008.
Publicado en La Nación

Indice de Novedades