Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Mercado premium
De lujo, los más caros de Buenos Aires


Edificios de altísima calidad, señoriales o modernos, diseñados por prestigiosos arquitectos son parte del patrimonio de la ciudad; sus valores superan los 5000 dólares el metro cuadrado  


El mercado premium en Buenos Aires está representado por edificios antiguos y señoriales, o por modernos y muy sofisticados. En todos los casos, con altísimas cotizaciones que superan por lejos el promedio del mercado. Una característica que los define es que están en algunos de los barrios más cotizados. Como Barrio Parque, Belgrano, Palermo, Núñez, Recoleta o Barrio Norte. Entre los de más alta categoría figuran, entre otros, el Estrugamou, el Kavanagh, la Torre Le Parc de Palermo, Libertador 4444, Grand Bourg, el Palacio Devoto, el edificio Atucha.
La gente los elige por varias razones: sus vistas, las amplias dimensiones, la ubicación única, y además porque fueron construidos por reconocidos arquitectos de la talla, por ejemplo, de Alejandro Bustillo, Mario Roberto Alvarez, Rafael Viñoly y Santiago Sánchez Elía. También porque allí vivieron personajes de la historia, la literatura o las artes.
La mayoría son edificios antiguos; sólo algunos pocos nuevos se destacan, como el del arquitecto Rafael Viñoly, en Gelly y Casares; el desarrollo de Eduardo Costantini, en Figueroa Alcorta y Tagle. No es posible determinar un precio, pero hay que calcular que en cualquiera de estas zonas algunas de las propiedades pueden alcanzar y hasta superar los 5000 dólares.
"Se trata del segmento premium y por lo tanto las operaciones se realizan resguardando la privacidad de los clientes. Los compradores recurren a los operadores que conocen este mercado tan particular y solicitan una búsqueda dentro de esa oferta de primer nivel, de acuerdo con su perfil", explica Gladys Romero Areco, de la firma Kantai. Luego completa: "En edificios señoriales se buscan ubicaciones privilegiadas, además de increíbles vistas hacia espacios verdes. Entre las preferencias figuran plaza Francia o Carlos Pellegrini, donde se destaca el Palacio Atucha. Ya fuera de estos circuitos y sin vistas, un edificio solicitado es el Estrugamou, en Esmeralda y Juncal, en medio de un paisaje bien urbano. Allí hay plantas que superan los 400 m2; recientemente se vendió uno por arriba del millón de dólares".
Están también los que optan por los emprendimientos modernos, con amenities y servicios sofisticados, a pasos de la General Paz, como el Chateau Libertador o el proyecto que en pocos meses será parte del paisaje urbano como Le Parc Figueroa Alcorta, a pasos del shopping.

Grand Bourg, sobre F. Alcorta



Sobre este último edificio, Nicolás Arana Parera, titular de la firma homónima, subraya que es uno de los elegidos del target ABC1. "Allí, un piso 22, de 200 m2, se vende a casi 6000 dólares el m2 en la torre que mira al río. Las cocheras se cotizan en 35.000 dólares. Hay dos estilos de personas que compran unidades premium: los mediáticos prefieren Le Parc Palermo, donde un piso alto alcanza el millón y medio de dólares, con 400 m2 y tres cocheras. En el emprendimiento Grand Bourg se vendió todo y lo que está para reventa cotiza a no menos de 5500 dólares. En realidad existe muy poca rotación, porque sus propietarios están muy conformes con la vivienda elegida. Sin ninguna duda existen edificios que son iconos en la ciudad. Están en Barrio Norte, Recoleta y Plaza San Martín -dice Jaime Llauró, de Llauró Propiedades-. Son muy buscados por compradores exigentes. Los más reconocidos son el Kavanagh y el Estrugamou, ambas estructuras únicas con diseños muy diferenciados y gran categoría; hoy son irreemplazables por sus ubicaciones y calidad de construcción, sumado además que tienen gran reconocimiento para el público extranjero. Aunque observamos en forma más acentuada la compra de estas unidades por parte de clientes locales, conocedores de los beneficios que tienen estas inversiones por encima de otras unidades a estrenar bien modernas en otros barrios de la ciudad. En algunos de esos edificios las superficies parten de 130 m2, con dos dormitorios y dependencia de servicio como mínimo, hasta pisos de 600 m2, de 6 dormitorios. El barrio de Belgrano es otro de los preferidos de la gente. Con destacada arquitectura, la elegante zona de Barrancas presenta un panorama acorde para vivir de cara al verde."
Mariano Oppel, de la firma Oppel Propiedades, afirma: "El segmento ABC1 prefiere habitar en construcciones con infraestructura. En esta zona hay muchos proyectos del arquitecto Roberto Aisenson. El de O Higgins y Virrey del Pino está entre los más buscados, tiene poca rotación y en cuanto se ofrece alguna unidad, se vende enseguida. Ocupan dos torres con unidades de 250 y 300 m2, con valores de 800.000 dólares en adelante. Otro es el de Echeverría y 11 de Septiembre, sobre la barranca, y es de los más cotizados, con pisos de 425 m2 a 4000 dólares el m2. Sucede algo similar con la llamada Torre Verde, sobre Arcos al 2000, un edificio en el que existe lista de espera para comprar unidades, que no se llegan a publicar, con plantas perfectas, de 112 m2, con 3 dormitorios, dependencias, balcón aterrazado y cochera. Es único y el promedio es de 2500 dólares el m2, se trata de un edificio de 30 años".
Hay una demanda que sueña con vivir en un piso alto, desde donde pueda ver el río, con vista a la plaza Alemania, por ejemplo, o frente a plaza Francia, en el reducto exclusivo de La Isla, que conforma un microclima especial, a sólo metros de la Avenida del Libertador.
Tomás Montoreano, de FAM, opina: "Lo primero que busca el comprador es el barrio y luego el edificio. Aunque en las zonas más cotizadas figuran las construcciones consideradas emblemáticas. El Estrugamou es muy buscado, con una calidad de arquitectura de primera línea, con materiales procedentes de Francia. Es un concepto de lo clásico, los valores son relativos y dependen del estado del departamento, la altura y la vista. En precios rondan los 3000 dólares el m2, en adelante. En La Isla la gente tiene preferencia entre dos opciones: el Edificio Campomar, en Gelly Obes, y otro a metros de la embajada de Gran Bretaña. Allí, los valores rondan los 6000 dólares el metro cuadrado.
Otro edificio, en Austria y Libertador, es muy solicitado, con un concepto moderno y unidades de 300 metros cuadrados y valores de entre 3500 y 4000 dólares el m2".

Edificio Estrugamou

De gran categoría e irreemplazables

Construido en 1929, según un diseño de los arquitectos Sauze y Huguier, el Estrugamou en Esmeralda y Juncal, es una propiedad horizontal que refleja el esquema del palacio, ya que el subsuelo reúne locales de cocheras y depósito; luego cuatro cuerpos con un departamento de entre 500 y 600 m2 por piso; la mansarda reúne las dependencias de servicio de cada departamento. Aunque simula distintas fachadas por tres calles, es un mismo edificio y una sola estructura. Todos sus materiales fueron traídos desde Francia.
El Edificio Kavanagh es una torre de departamentos al 1065 de la calle Florida, frente a la plaza San Martín, en el barrio de Retiro. Inaugurado el 3 de enero de 1936, con sus 120 metros fue en su momento el edificio de hormigón armado más alto de América latina, y el primer edificio para viviendas de Buenos Aires que contó con equipo de aire acondicionado. Su construcción escalonada dio lugar a terrazas jardín. Posee una forma similar a la proa de un barco, y por la orientación del edificio apunta hacia el Río de la Plata. Desde 1999 es Monumento Histórico Nacional. El arquitecto René Sergent proyectó el Palacio Atucha, en 1924, en la calle Arroyo y Cerrito, por encargo de Jorge Atucha. Es un ejemplo de valor arquitectónico y urbano que da marco a la plazoleta Carlos Pellegrini. Este arquitecto, si bien no estuvo nunca en nuestro país, hizo escuela, ya que sus obras son ejemplos brillantes de vigoroso clasicismo. La residencia posee planta baja, dos pisos y buhardilla con mansarda como remate. Cada nivel tiene tratamiento diferenciado sólo unificado por el movimiento del muro que jerarquiza la esquina y conforma terrazas en el primer nivel. En la década del 40, el palacio fue subdividido en propiedad horizontal y se vendió a particulares.

Juan Fernández Mugica, 26 de julio de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades