Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Costantini: "Los precios no subirán"


El empresario dice que el mercado inmobiliario argentino no es inmune a la crisis global  

 

A tono con los pronósticos menos pesimistas, Eduardo Costantini predijo que la economía argentina vivirá una fuerte desaceleración, aunque minimizó las posibilidades de que el país enfrente un proceso recesivo en 2009. "Para que esta desaceleración en nuestro país se transforme en una recesión, la crisis se tendría que profundizar mucho", aseguró el ex banquero y actual desarrollador inmobiliario.
Costantini además aconsejó a los pequeños inversores extremar la cautela y mantenerse líquidos y apostar al dólar, aunque descartó que el sistema financiero argentino corra peligro. "Lo que estamos viendo es un proceso inédito de pérdida de riqueza, que inevitablemente llevará a una contracción de todas las economías. Se trata de una situación novedosa que es comparable sólo con la de 1929. La gran diferencia es que hoy tenemos instituciones como los bancos centrales que están intentando frenar la estampida", explicó el empresario, que ayer participó del lanzamiento de una ampliación del shopping center que funciona dentro de su complejo Nordelta (ver página 8).

-¿El sistema financiero argentino está en peligro? , preguntó LA NACION

-No. Acá los bancos no peligran, porque, a diferencia de lo que sucedió en los Estados Unidos, en la Argentina no hubo préstamos mal dados.

-¿Y cómo puede afectar la crisis el consumo?

-Es indudable que se va a resentir, aunque no es fácil hacer una predicción porque la marcha de la economía depende más que nada de la conducta de la gente, que es muy impredecible. Lo que está claro es que la desaceleración del consumo es un cambio que llegó para quedarse, pero no es un problema exclusivo de la Argentina, sino de todas las economías del mundo. En los países centrales directamente vamos hacia un escenario de recesión, mientras que en los mercados emergentes como China, India o la Argentina esperamos una desaceleración fuerte de la economía. Para que esta desaceleración aquí se transforme en una recesión, la crisis se tendría que profundizar mucho.

-¿Qué le recomendaría hacer a un pequeño inversor?

-Le aconsejaría que tuviera liquidez y que esperara dos o tres meses para ver la evolución de la crisis.

-¿Mandaría a comprar dólares?

-Sí.

-¿Lo preocupa la suba del dólar?

-Más que el dólar, lo que me preocupa es la devaluación del real.

-¿Qué puede pasar con el precio de las propiedades?

-Creo que se van a mantener en los actuales niveles en dólares y no van subir. Los costos pueden seguir aumentando, pero estas subas las van a tener que absorber los desarrolladores con menores márgenes de ganancia. Por otra parte, la desaceleración de la economía tendría que llevar a una baja en los precios, aunque creo que esta tendencia se tendría que ver compensada por la incertidumbre, que hace que la gente se vuelque a comprar propiedades como una forma de proteger sus ahorros.

-Se dice que la zona de Puerto Madero podría ser la más afectada por la desaparición de la demanda de extranjeros.

-En términos generales, no veo una debacle en el mercado inmobiliario, aunque el negocio se puede volver más selectivo. Lo que ocurra con los precios va a depender básicamente de la importancia que tenga cada proyecto.

Alfredo Sainz,8 de octubre de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades