Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Viviendas premium
Lo más cotizado, un refugio confiable


Como resguardo de inversión, los inmuebles de mayor calidad mantienen su valor, aun en momentos críticos. Las empresas extranjeras instaladas en la Argentina consideran que el mercado local es atractivo; las operaciones más frecuentes, hasta 150.000 dólares en departamentos y 600.000 en casas

Las unidades de calidad, siempre un refugio

No siempre utilizan la palabra crisis para reflejar el momento actual, pero admiten que el clima de incertidumbre no ayuda al sector. Se trata de cuatro empresas del exterior especialistas en Real Estate que operan en el mercado inmobiliario argentino, que mantienen cierto optimismo y coinciden en que el tembladeral financiero mundial se sentirá menos en nuestro país y dejan en claro que los valores aún no han bajado pese a que podrían reacomodarse.
Sebastián Sosa, director de RE/MAX Argentina, dice: "Nuestra empresa está lejos de registrar, por lo menos en octubre, cifras críticas. Mirando hacia adelante y tomando en cuenta el contexto del mundo considero que en nuestro país no se sentirá tanto el coletazo por la estrategia política que tuvimos. A la larga, todos saben que los ladrillos son una buena inversión y que nuestro negocio es el más confiable. Creo que caerá la oferta y la demanda en igual forma, porque los márgenes de abundancia no son los de antes. A diferencia de Estados Unidos o España que es un pasivo, en la Argentina, la propiedad es un activo".
Según el directivo, "también disminuirá la cantidad de operaciones que se realicen y tal vez los precios se reajusten algo. No podemos tomar decisiones mirando las noticias, debemos pensar con la cabeza. En diversos países han cerrado muchas inmobiliarias; también esta situación es difícil para las empresas chicas. Por ende, el mercado podría achicarse. Considero que tendrán prioridad los proyectos chicos, de 50 a 70 m2 en valores hasta 150.000 dólares; principalmente se venderá lo que esté mejor ubicado".
En lo que respecta al target de propiedades premium, la situación se presenta en forma similar. Diego del Carril, director de Christie´s / DyD Bienes Raíces expresa su opinión con un dejo de preocupación aunque deja un mensaje optimista.
"Debido a la crisis que existe hoy en el mundo y que roza a la Argentina en un momento donde el país no está bien plantado para superarla, nosotros tenemos la firme opinión de que el management es la base fundamental para las inversiones extranjeras. Podemos asegurar que el segmento de propiedades de primer nivel no ha bajado los valores debido a que los propietarios no saben qué hacer con el dinero de las ventas. Aunque la demanda para estas propiedades es constante y los extranjeros vienen en busca de oportunidades que finalmente no se concretan por distintos factores".
El broker destaca que en la firma se produjo un achicamiento en los gastos de infraestructura como medida para acondicionarse al momento actual. "Es difícil dar una opinión sobre el futuro con la incertidumbre existente, aunque me animo a decir que hoy el inversor debe comprar, desarrollar, invertir en propiedades que aun asumiendo una pérdida puede volver a la liquidez y luego afrontar las etapas que vienen. En cuanto a los inmuebles productivos, como los campos, los valores se reacomodan a los de la producción. Las operaciones en inmuebles premium, por encima del millón de dólares, han disminuido desde hace tres meses. Los ladrillos o terrenos son un buen refugio, ya que rondan entre 70 y 250.000 dólares. Consideramos que debe haber un rumbo con reglas claras y de largo plazo, con eso demostraríamos la coherencia de la que carecemos".
Adriana Massa, Sales Manager de Sotheby´s Argentina Internacional Realty, considera: "Si bien la crisis se profundizó en los últimos meses, las propiedades de valores intermedios de los 250 a los 600.000 dólares siguieron su ritmo. "Hemos cerrado varias operaciones y siempre ajustándose a la expectativa de los vendedores, hablamos de zonas privilegiadas y también en lugares como San Telmo. Tenemos muchas consultas por Internet, somos una red global de 540 oficinas. Países de Europa del Este miran con expectativa lugares como la Argentina o Uruguay. Es que la gente sigue confiando en el valor inmobiliario como inversión y lo considera la mejor forma de generar riqueza. En nuestra firma consideramos la propiedad premium a partir de su ubicación y condiciones. Sin duda que la calidad está dada en la locación del inmueble".
En cuanto a los valores, Massa responde: "Como percepción compartida con nuestras oficinas del exterior entendemos que habrá un ajuste de precios, aunque hoy se sostienen por la ausencia de crédito. El extranjero busca alternativas y oportunidades, pero se le dificulta. Es que siempre en ladrillos el capital está protegido".
Otra de las firmas que opera desde esta año en la Argentina es Engel & Völkers. Facundo Sosa, gerente de Marketing de la sucursal Martínez, que trabaja con inmuebles residenciales de alto nivel, es positivo frente a la situación actual. "Nosotros empezamos en marzo; somos la primera unidad residencial que apunta a un segmento ABC1. Estamos atravesando una situación extraña, hoy tenemos 60 propiedades en cartera, muchas se publican y otras no. Trabajamos con el mercado alemán, holandés, belga. Es ciencia ficción predecir qué es lo que ocurrirá, aunque esperamos un reacomodamiento de los precios que aún no comenzó. En esta zona el metro cuadrado de tierra se cotiza en alrededor de los 550 dólares y el construido, entre los 800 y 1000. Esta semana cerramos una operación en los 600 dólares el m2 de tierra".
El directivo de la firma con sede en Hamburgo. sostiene: "Se han postergado algunas definiciones y se aquietaron las ventas, aunque les aumentó el canal de entrada de propiedades. Antes teníamos cuatro operaciones por mes, hoy tenemos dos. Mi visión es que si lugares como Miami, Madrid, Hamburgo bajaron, la Argentina no puede ser la excepción a la regla. La baja en la demanda producirá que los valores disminuyan. Aunque el perfil de vendedores premium sostendrá su valor ya que no tiene necesidad de venta. En los días posteriores a la crisis tuvimos muchos llamadas del exterior para invertir en ladrillos, pero luego del anuncio de la estatización de las AFJP volvimos a fojas cero".

Juan Fernández Mugica, 6 de diciembre de 2008
Publicado en La Nación

Indice de Novedades