Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Tendencias
Oficinas sustentables

Estos proyectos, incipientes en nuestro país, elevan el valor del costo final, pero mejoran la productividad
 

Recursos no renovables, medio ambiente, ecología, sustentabilidad, son palabras que hasta no hace mucho tiempo parecían no formar parte ni del vocabulario ni de las preocupaciones de la gente, pero que en los últimos años parecieron ponerse de moda de la noche a la mañana.
La idea de la finitud de los recursos y el progresivo y veloz daño que el ser humano le ocasiona al planeta propicia no sólo una toma de conciencia sino también cambios en las costumbres. Y el mundo del Real Estate también se hizo eco de esta realidad. Según los expertos, los edificios son grandes consumidores de energía: en el nivel mundial, utilizan aproximadamente el 65,2% de la energía eléctrica en iluminación, aire acondicionado y agua caliente. Pero éste no es el único inconveniente que impulsa a un cambio; las estadísticas aportadas por el World Green Building Council (WGBC), entidad que nuclea a este tipo de edificios, indican que las construcciones son responsables del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Es por todo esto que cada vez ganan más terreno los green buildings o edificios verdes, una tendencia arquitectónica que tiene como objetivo dar respuesta a esta problemática.
Nació con gran fuerza a fines de la década del noventa, y hoy encuentra en países como Estados Unidos y Alemania la mayor cantidad de adeptos. "Según los expertos, existen dos tipos de desarrollos verdes: los que tienen algunos aspectos sustentables y los que respetan íntegramente los estándares ecológicos. A su vez, éstos pueden ser certificados o no por las normas LEED (que significa, por sus siglas en inglés, Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental; ver aparte)", explica Andrés Schwarz, coordinador de proyectos sustentables de Bovis Lend Lease Argentina, que realiza gerenciamiento de proyectos.
En la Argentina, el nuevo edificio corporativo de Sancor Seguros (en Sunchales, Santa Fe), Madero Office, Madero Harbour y Metro Office I (en Núñez) se cuentan entre los proyectos que podrían denominarse sustentables.
Para Eduardo Serrate, de GNV Group Desarrollos Urbanos SA, desarrolladora de Madero Harbour, uno de los proyectos de Puerto Madero que tendrán características de este tipo, las obras se conceptualizan y diseñan para minimizar el impacto futuro en todos los ámbitos posibles. "La definición europea de sustentabilidad pasa por hacer algo hoy que no perjudique mañana. La idea es no utilizar elementos y productos contaminantes, tanto en la construcción del inmueble, como en el uso cotidiano del inmueble", explica Serrate.
Además de estos puntos que aporta Serrate para construir edificios amigables también es importante la adecuada selección del sitio en el cual se emplazará el inmueble, la racionalización del agua potable (sólo para lo esencial), la reducción del consumo de energía y el mejoramiento de la calidad del ambiente interior. Otros dos factores por tener en cuenta son la preservación del aire y del agua por acción de la construcción, y finalmente utilizar responsablemente los recursos naturales.

Madero Harbour defiende ideas ecológicas en su diseño



Pero no solamente en el diseño exterior del inmueble se observa el cuidado del medio ambiente; la arquitectura de interiores también aporta su cuota al tema. "Para ello, plantea consideraciones tales como la utilización de materiales autóctonos y maderas que provengan de la forestación, reducción del consumo de agua y energía, mediante la automatización de los sanitarios e instalación eléctrica, selección de materiales que no provoquen efecto negativo en la atmósfera -refrigerantes, pegamentos, pinturas, selladores-, de baja emisividad, así como la reducción de la polución lumínica mediante artefactos de iluminación adecuados y su correcta orientación", comenta Víctor Feingold, presidente de Contract, empresa especializada en servicios de arquitectura corporativa, encargada de Metro Office I.
"Cuando hablamos de selección de materiales podemos mencionar por ejemplo, las alfombras que son producidas con materiales reciclados colocadas con fijadores no tóxicos, logrando de esta manera, mejorar la acústica; los cielorrasos, con alta reflectancia lumínica, logran un aprovechamiento de la luz solar entre el 10 y 15%", sostiene Ani Rubinat, titular de Rubinat Arquitectura, firma que en la actualidad están desarrollando casi 40.000 m2.
Y agrega: "Las pinturas deben ser de base acuosa ya que sus materias primas son atóxicas e inodoras. El equipamiento (mobiliario) debe ser de madera y deben contar con certificación FSC, es decir que no cuenten con revestimientos y adhesivos tóxicos. Los diseños deben realizarse según normas ergonómicas y prever la utilización de tapizados con telas sin fibras sintéticas".
El costo de la obra de arquitectura de interiores ronda entre los 300 y los 350 dólares el m2 más el mobiliario. Mientras que el costo final del proyecto se eleva entre el 5 y 6% que otro tipo de edificio. "En la Argentina, el 85% de los proyectos registrados como sustentables son oficinas y, actualmente totalizan más de 250.000 m2", dice Schwarz.
Para Juan Pablo Gutiérrez, gerente de negocios corporativos de Colliers Internacional, la experiencia green building en la Argentina está apenas en pañales. "Tanto comercialmente como arquitectónicamente estamos dando los primeros pasos. Aquí, recién en 2011 o 2012 se terminarán los primeros edificios verdes", dice Gutiérrez.
Según la experiencia de los brokers, quienes suelen buscar estos lugares son compañías multinacionales o extranjeras que ya ocupan edificios ecológicos en otros países.
El valor de alquiler de este tipo de oficinas es un poco más elevado. "El m2 de este tipo de proyectos ronda en zonas premium los 35 dólares, mientras que las oficinas triple A se comercializan entre los 28 y los 32 dólares", sostiene Gutiérrez. "El recupero de este tipo de obras tiene un plazo estimado que varía entre los 4 y los 7 años", concluye Schwarz.

Metro Office I, para cuidar el medioambiente



La certificación LEED

Esta distingue proyectos de construcción que mostraron compromiso con la sustentabilidad. De acuerdo con el índice existen cuatro niveles de rendimiento: Platino (+80 puntos), Oro (entre 60 y 79), Plata (entre 50 y 59) y Certificado (entre 40 y 49)


Ventajas de la sustentabilidad

  • Edificios más atractivos para inversores y ocupantes.
  • Mejora en la productividad de los ocupantes.
  • Incremento en la rentabilidad de los alquileres.
  • Aumento en la tasa de ocupación.
  • Disminución de la necesidad de remodelaciones y reciclajes. Mayor eficiencia en la utilización de recursos.
  • Estudios realizados en edificios con certificación LEED muestran de un 2% a un 16% de mayor productividad en los empleados y estudiantes.
  • Espacio con un ambiente de trabajo más saludable y agradable para los ocupantes.

Fuente: www.argentinagbc.org.ar

Leandro Murciego, 1 de febrero de 2010
Publicado en La Nación

Indice de Novedades