Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Momento actual
Con pocos ahorros, en qué invertir

Existen hoy en el mercado algunas opciones para los que cuentan con 20.000 hasta 70.000 dólares, y están decididos a apostar al ladrillo. Entre las más sencillas, colocar dinero en algún fideicomiso o adquirir una unidad chica, que además se puede ofrecer en alquiler
 

Los ladrillos se ofrecen siempre como un destino seguro para el resguardo de los ahorros. Los plazos fijos parecen poco rentables y con los bonos inestables, las unidades chicas, las cocheras y otras opciones interesan a pequeños inversores.
En estos días ahorrar es un privilegio que pocos pueden acceder. Si alguien cuenta con 20.000 y hasta 70. 000 dólares, ¿en qué puede invertir si sólo está decidido a colocar dinero en ladrillos? En este rango se advierten algunas opciones de inversión interesantes dentro del mercado inmobiliario que generan buena rentabilidad entre los 18 y 24 meses.
Pese a la inestabilidad política y económica que existe en la Argentina, el clima del negocio del Real Estate se mantiene auspicioso. Y se reafirma el concepto recurrente de que el ladrillo es una inversión segura, que no se volatiliza.


Con 20.000 dólares

"Tenemos 53 edificios en venta; el 40% son monoambientes y unidades de un dormitorio. El promedio de las unidades ronda los 40.000 dólares. Recientemente comercializamos en Vera al 1000 un proyecto con monoambientes de 30 a 37 m2 y se vendieron todos; son unidades estándar. Los compra gente que tiene entre 15 y 20.000 dólares para el boleto, luego abona cuotas de 1000 dólares en 24 meses y el resto, lo paga en el momento de la posesión. Hay muchas opciones en barrios como Villa Crespo, Almagro, Parque Centenario, principalmente en edificios entre las avenidas Corrientes y Córdoba. Muchas veces el inversor compra dos o tres unidades para alquilar en 1500 pesos", apunta Diego Migliorisi, titular de Migliorisi Propiedades.
El broker explica: "La competencia entre el nuevo y el usado es cada vez mayor dado que hay muy poca diferencia de precio entre uno y otro". Y a la vez destaca que muchos compradores son del interior y porteños que tienen un ahorro y que si la inversión se realiza desde el pozo pueden alcanzar un 15% de rentabilidad.
Por su parte, Carlos Puente, titular de la inmobiliaria homónima, explica: "La tendencia concreta que ratificaron las crisis económicas de 2001 y 2008 es que a la hora de resguardar sus ahorros, la constante del inversor sigue demostrando que en el ladrillo encuentra la seguridad y la tranquilidad buscadas. Cuando el cliente pregunta qué puede adquirir con una base de 20 a 60.000 dólares normalmente la sugerencia es la adquisición de una o dos cocheras, o bien un departamento o tipo casa PH sin expensas, de uno o dos ambientes, aunque en este último caso se trate de una unidad antigua o para reciclar. "No obstante -confirma-, en este segmento de precios la ausencia de oferta es cada mes más notoria y hay que destacar que frente a la compra de una unidad chica, la renta locativa anual varía entre el 5% y el 6% mensual. Siempre bajo esa vieja definición de que el mercado inmobiliario no es una línea recta encontramos, entre los más jóvenes, la tendencia de ingresar en un fideicomiso con una capacidad de ahorro para afrontar el pago de cuotas mensuales y así acceder a una unidad nueva a estrenar."
Según Francisco Balsano, a cargo de Balsano Propiedades y especialista en fideicomisos destinados a estudiantes de la Facultad, informa: El que tiene 20.000 dólares ingresa en un fideicomiso al costo que recién empieza y debe tener capacidad de ahorro. El m2 se vende a 1600 dólares y se revende en 24 a 30 meses a 2000."


Con 40.000 dólares o más

Migliorisi agrega: "En el caso de los departamentos que tienen algunos amenities alcanzan los 60.000 dólares. Por otra parte, existen unidades de un dormitorio en proyectos que recién comienzan a valores promocionales de entre 40 y 42 m2 donde hay que abonar el 60% en el boleto."
Entre el target de público que puede reunir estos valores están aquellos inversores que por una cuestión de diversificación de los riesgos tratan de dividir las inversiones y prefieren hacer cuatro de 50.000 dólares y no una de 200.000. Por otro lado están los que reunieron sus primeros ahorros y quieren canalizarlos hacia la inversión inmobiliaria. Y finalmente están los usuarios, que compran para tener su propia vivienda.
Mario Gómez, director de Toribio Achával, comenta: "En los últimos años, casi todos los proyectos inmobiliarios estuvieron dirigidos al segmento ABC1, que es el que suele recuperarse más rápido de las turbulencias recurrentes a que nos tienen acostumbrados los ciclos económicos. No obstante, apuntamos a otro tipo de segmento, aquellos que quieren acceder a su primer inmueble".
"Por otro lado -apunta Gómez-, a los clientes que poseen un ahorro de hasta 60.000 dólares podemos ofrecerles departamentos a estrenar localizados en zonas de la ciudad que están en franco crecimiento, como Boedo, San Cristóbal o Parque Patricios, a menos de 55.000 dólares. Son unidades aptas tanto para inversores como para usuarios finales.
"Se advierte que más de dos tercios del mercado está activamente buscando alternativas de inversión y se orienta hacia inmuebles pequeños, con un precio menor a 60.000 dólares. Esto no ha resultado indiferente a la oferta. Por lo tanto, los desarrolladores inmobiliarios que observan este fenómeno se han volcado a generar unidades orientadas a satisfacer esta demanda."
Las rentabilidades dependen de si se trata de un proyecto urbano o suburbano, y de si la inversión es al costo o a precio fijo. En definitiva, la lógica que se sigue es el principio de que a mayor riesgo asumido, mayor rentabilidad esperada. En un proyecto suburbano al costo, la rentabilidad punta a punta esperada se ubica en torno del 100%. Es decir, la expectativa es que luego de tres años se duplique la inversión. En un proyecto a precio fijo, urbano, se espera entre un 10 y 15% anual", finaliza Gómez.
El titular de RE/MAX Best Seller, Ariel Champanier, explica que con 60.000 dólares de ahorro se pueden realizar inversiones en unidades nuevas en Palermo, Almagro o Villa Crespo. También apunta que en enero vendió un 100% más que en el mismo mes de 2009.
"Hablamos de monoambientes con amenities, como pileta, gym o solárium, de alrededor de 45 m2 divisibles que obtienen rentabilidades del 25 al 30%. Es el caso de una obra en la calle Pringles al 1000, con unidades de 46 m2 a 58.000 dólares y un probable alquiler de 1600 pesos. Otra en Lavalleja al 100, monoambientes de 39 m2 a 55.000 dólares. En general, los busca gente que tiene un dinero extra. Sucede que estas propuestas de unidades chicas son las que más rápido se venden y en dos años pueden alcanzar los 73.000 dólares", dice Champanier.
En tanto, Balsano, agrega: "Hoy, en buenas ubicaciones no se consiguen unidades chicas por menos de 60.000 dólares. Ofrecemos a la venta unidades en el Edificio Facultad VI en Roca al 700; son monoambientes para vivienda u oficinas de 40 m2 que se cotizan a 64 .000 dólares con todos los servicios. Es para un público de inversión que en su mayoría los alquila".
Facultad VI cuenta con 153 unidades con gimnasio, pileta, servicio de mucama opcional, laundry y parrilla, que se calcula estarán en marzo a la venta. Está a pasos de universidades como la UADE, la UAI, cerca del subte y de la avenida Belgrano.

 

Según los barrios

Leandro Soldati, titular de Soldati Propiedades, sostiene que hay algunos emprendimientos que buscan satisfacer a un público con perfil inversor y otros que intentan cubrir las necesidades de la primera vivienda.
"Es el caso del edificio Inside en Balbín al 2500, Belgrano, cerca de la General Paz, del tren y otros medios de transporte. Son unidades monoambientes desde 33 metros cuadrados a 47.000 dólares, con parrillas, solárium, hidromasaje y SUM. Es una oportunidad de inversión a precio fijo en dólares. Otro ejemplo es el de Nicaragua 6062 en pleno Palermo, también monoambientes de 37 a 44 m2 con pileta, SUM, parrillas y solárium, entre 62.000 y 70.000 dólares, es decir 1500 dólares el metro cuadrado y cerca de la avenida Santa Fe, del subte D y de la estación Carranza".
En tanto, Martha Esplugas, gerente de la División Residencial de Baigún, destaca que no son muchos los edificios con unidades inferiores a 60.000 dólares. "Comercializamos uno en Pueyrredón al 600 con amenities como la plaza seca de 90 metros cuadrados y plaza verde de 370 metros cuadrados, con espejos de agua y sectores de descanso desde 47.900 dólares. Otro llamado Solar de Abasto en Corrientes al 3300. Son dos torres con amenities, como piscina y juegos para niños, a partir de 59.000 dólares. En todos los casos son unidades monoambientes. En los fideicomisos al costo, por ejemplo, Urquiza Chico en Donado y Rosetti, con unidades desde 54.000 dólares, a 1441 dólares el m2, se ingresa con 35.000 y luego se abonan 11 cuotas ajustables de 6516 pesos."

Juan Fernández Mugica, 20 de febrero de 2010
Publicado en La Nación

Indice de Novedades