Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Créditos hipotecarios
El techo propio, difícil de alcanzar

Algunas entidades ofrecen líneas de diversos montos, con porcentajes y tasas fijas o variables
 

El acceso a la vivienda es una asignatura pendiente para muchas familias. Y ni hablar de los más jóvenes, que buscan irse a vivir solos o compartir el hogar en pareja y con hijos. El escenario económico no es el mejor para que la demanda pueda acceder al techo propio. Aun así, algunas entidades bancarias se animan a dar batalla en este tema esencial y ofrecen líneas de créditos hipotecarios.
Según la información reunida, el monto máximo que se otorga es hasta 500.000 pesos con un plazo de hasta 20 años. El sueldo mínimo solicitado, según la institución, es de 1200 pesos, y la relación cuota-ingreso se calcula entre el 30 y el 40 por ciento. Hay tasas fijas y variables desde el 10 hasta casi el 20 por ciento. El perfil del tomador más frecuente corresponde a una persona casada (el 52%) , de entre 26 y 35 años.
Entre las entidades, el Banco Ciudad es el que hoy propone más variedad de líneas. Víctor Bescos, gerente de Productos y Planificación Comercial de ese banco, expresa: "Relanzamos la línea Casa Ahorro, donde se demuestra la capacidad de ahorro durante 15 meses por un valor equivalente a la cuota que tendrá que pagar. La cifra mínima es de $ 2100 y la máxima, de $ 3500. Así, se podrá acceder a un préstamo de 197.500 pesos a tasa variable".
Otra línea es Préstamos Hipotecarios Ciudad Vivienda, a 20 años, con tasa fija sin ingresos mínimos. "Son créditos que se otorgan con un trámite ágil, y quienes cumplan con el pago en término de las cuotas no abonarán los últimos tres años del préstamo", agrega Bescos.
La nueva alternativa es Ciudad Vivienda, hasta 20 años, con tasa combinada; los dos primeros años, fija, y el resto, variable. "La retracción de la demanda por la crisis económica impulsó a la entidad a crear esta nueva línea con mejores condiciones. En todos los casos, el banco bajó el valor de las cuotas más de un 2 por ciento y aumentó el porcentaje por financiar del 65 al 75%", sostiene Bescos.
Sobre la evolución de los créditos en el futuro comenta: "Está condicionado por la estabilidad de los mercados; hay mucha demanda contenida que espera alcanzar un crédito". 

Unidad nueva o usada

Financiado con fondos provenientes de la Anses, el Banco Hipotecario tiene vigente el programa El crédito para tu casa, destinado a la construcción, ampliación, terminación y adquisición de vivienda nueva y usada.
"El monto promedio solicitado es de 165.000 pesos y el ingreso familiar, que incluye al titular, cónyuge, novio, padre o hijo, es de 6500 pesos. Desde su lanzamiento tuvo gran aceptación entre los sectores medios de la población. Actualmente se han firmado más de 4000 escrituras, por más de 650 millones de pesos, y hay miles de solicitudes en proceso de escrituración", explica Diego Gatto, gerente de Banca Hipotecaria del Banco Hipotecario.
Agrega: "Desde junio último, a través de este programa originamos el 60% de los créditos hipotecarios del mercado. Además, para atender la demanda de préstamos para la compra de vivienda usada se diseñó una nueva línea con fondo propio a una tasa fija de 19,25% y un plazo de 15 años, que no prevé límites para la superficie de los inmuebles". En los próximos días, el Hipotecario lanzará una nueva alternativa para la adquisición de unidades usadas, con tasa fija del 15% a 20 años, sin límite de m2 y por un monto máximo de 300.000 pesos.
El Banco Francés dispone de una financiación de hasta el 60% del valor del inmueble en el caso de adquisición de la primera vivienda, con un monto máximo de 500.000 pesos. Mientras tanto, para la construcción de la primera vivienda se financia hasta el 50%, por un monto máximo de 300.000 pesos. Otra alternativa es para la refacción y ampliación de la primera vivienda, con financiación del 30% del valor, con un monto máximo de 150.000 pesos a un plazo de 96 meses.

Poco ahorro

Por su parte, el gerente de Productos y Segmentos del Banco Santander Río, Narciso Ocampo, analiza: "Todavía hay mucho por crecer. Actualmente, el mercado de hipotecas representa el 1,6% del PBI de nuestro país. Sabemos que existe una demanda insatisfecha con necesidades de financiación para la vivienda, y a partir de esta situación analizamos alternativas y variables que nos permitan contar con nuevas propuestas".
En el contexto actual, donde existe una baja capacidad de ahorro del salario y un incremento de precios en dólares del valor de los inmuebles, "se promueve que los clientes de rentas medias altas y altas tomen créditos hipotecarios", expresa Ocampo.
El Santander Río cuenta con una línea de crédito, Súper Hipoteca Línea General, para la compra de vivienda permanente, refacción o ampliación de vivienda permanente.
"La inversión inmobiliaria este año captará fondos que otros activos financieros pierden por falta de atractivo. La estabilidad de tasas en el sistema financiero colabora para bajar la incertidumbre en los créditos de largo plazo. Como la gente tiene necesidades de vivienda y está atenta a estas señales, esperamos buen nivel de operaciones para este año", comenta Liliana Pascale, jefa del Departamento Inmobiliario y Fiducias del Banco Credicoop Cooperativo Limitado.

Los brokers

Mario Gómez, profesor del Instituto de la Cámara Inmobiliaria Argentina comenta: "Actualmente tomar un crédito hipotecario es complicado, aunque los bancos han flexibilizado. Es más fácil cuando se cuenta con la ayuda de un familiar, generalmente del padre. Con este aporte se puede acceder a una cifra superior". Jorge Toselli, presidente de JT inmobiliaria, explica: "Lo que piden los bancos privados hoy es que el grupo familiar gane $8000, con dicho importe de sueldo, se puede alcanzar hasta un plazo de 180 meses y $120.000 de crédito hipotecario. Lo interesante es que los ingresos no tienen que recaer en una sola persona, sino que se puede sumar al grupo familiar. Por otra parte, lo que requiere el banco, es que la relación cuota ingreso no supere el 25% de la cuota a abonar (con $8000 se puede pagar una cuota de $2000), y se suma que la cantidad de productos bancarios en total que tenga el cliente, no puede ser superior al 45% de sus ingresos, por lo que si tiene préstamos personales en otra entidad o acuerdos de descubierto, estos le restan capacidad crediticia total con respecto a la cantidad a pedir. Aún así la oferta crediticia acutal no satisface la demanda; la mayoría de la gente no puede acceder a estos créditos y por ende a su primera vivienda, salvo con la ayuda de los padres o de otros familiares".

 

Javier Reyes. 6 de marzo de 2010
Publicado en La Nación

Indice de Novedades