Como ser parte de TOP INMOBILIARIO ¡Publicación GRATUITA!
blog top

Nuevos pasos para recuperar un área patrimonial del Sur

El gobierno porteño impulsa cambios edilicios y mejora los espacios públicos

Una imagen que revela cómo quedará la zona cuando los trabajos concluyan

Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires trabajan en diversos proyectos para impulsar el desarrollo de la zona sur, y dentro de un conjunto de programas que se realizarán en distintos barrios, la restauración de los Arcos de Yrigoyen y la transformación del viejo edificio del ex Mercado del Pescado, emplazados en un área de interés patrimonial, son dos de las propuestas que tienen como sede una zona de Barracas, cerca del Riachuelo.

"Decidimos que estas obras se realicen en el Sur para valorizar la zona, ya que con el surgimiento de nuevas actividades se pueden crear fuentes de trabajo y ayudar a reactivar el sector económico", argumenta el arquitecto Enrique García Espil, titular de la Secretaría de Planeamiento Urbano.

Uno de los proyectos de recuperación a su cargo son los Arcos de Yrigoyen, emplazados bajo el viaducto de la estación del ex ferrocarril Roca, entre el pasaje Darquier y Bardi, sobre la calle Villarino. La obra se inició con el mejoramiento de la cáscara externa, mediante la colocación de nuevas carpinterías y rejas de cierre en los arcos. Posteriormente, se ejecutará el reciclado del interior del viaducto.

"La idea es que en un sector funcione la actividad comercial, con variedad de locales gastronómicos y, del otro lado, es decir hacia el Riachuelo, se promoverán espectáculos vinculados con la cultura, como el cine, la pintura y el teatro -explica García Espil-. Además, los arcos están cerca de otros lugares que hoy tienen atracción para el turismo, sobre la calle Vieytes, como bares de tango y algunos cafés donde se realizan exposiciones."

En cuanto a la semejanza del proyecto con los Arcos de la Infanta, en Palermo, el funcionario distingue las características que existen entre ambos. "La superficie por desarrollar en Barracas es más chica -cerca de 150 metros de largo por 40, que corresponden al ancho de las vías-. Pero la arquitectura de los Arcos de Yrigoyen es más antigua y mucho más sofisticada." La inversión prevista, en tanto, alcanza un presupuesto estimado de 71.300 pesos.

Del pescado al diseño

Muy cerca de aquí, la moda y el diseño tendrán su sede en un edificio reciclado, un proyecto que dirige la Secretaría de Desarrollo Económico, a cargo de Eduardo Hecker. Se trata del ex Mercado del Pescado, que ocupa la manzana delimitada por Villarino, Algarrobo, Osvaldo Cruz y Santa María del Buen Aire, que dejó de funcionar en 1976, y desde entonces quedó abandonado.

El viejo inmueble será remodelado para que allí funcione el Centro Metropolitano del Diseño. Las obras de recuperación planificadas a mediano y largo plazo siguen su curso, aunque a un ritmo más lento del que se esperaba.

"La gestión comenzó en agosto de 2000, con un proyecto que involucraba una gran inversión inicial junto con el concurso de un másterplan. Pero debido a las dificultades económicas por las que atraviesa el país, optamos por no desestimar el proyecto y continuar por otro camino -explica Adrián Lebendiker, coordinador del Centro-. Hoy estamos realizando intervenciones puntuales, de menor presupuesto, pero sostenidas, con el objeto de generar señales de reactivación inmediatas en la zona."

Hace un mes se inauguró el primer tramo, un sector que ocupa 800 metros cuadrados en una de las esquinas, donde trabaja un equipo de gestión pública de promoción y desarrollo de la industria.

"Esta primera etapa se realizó con recursos propios, y en la misma fecha hicimos un convenio con la Sociedad Central de Arquitectos, para llamar a un concurso de recuperación de toda la manzana -cuenta Lebendiker-. A fines de febrero se abrirán los sobres y se conocerá al ganador del proyecto". Mientras tanto, las obras de refacción del espacio público continúan, y para el operador es un punto importante porque influye directamente en el entorno.

Anterior al Centro Metropolitano de Diseño se presentaron otras propuestas que sugerían diversos destinos, como construir un museo del fútbol y otro del tango. "Finalmente no se concretó ninguna, y nosotros tomamos la decisión de comenzar con este programa", confirma el coordinador del centro.

La inversión para recuperar el lugar se acerca a los dos millones de pesos, en un período que finalizará a fines de este año.

Soledad Vallejos, 14 de enero de 2002

Publicado en La Nación

Indice de Novedades